Tipos de cuerpos en los arcos de poleas


Nos podemos encontrar tres tipos de cuerpos de arcos de poleas, atendiendo a la forma de los mismos y son: Deflexo, Recto o Neutro y Reflexo.

Deflexo

Neutro o Recto

Reflexo


DEFLEXO:También llamado cóncavo. Se trata de un cuerpo cuyo punto de apoyo de la mano se encuentra por delante del eje que une las bases de las cunas donde las palas, conocidas como "mortajas", se unen al cuerpo.

Cuentan con características en su favor, las de ser los arcos más fiables, precisos y silenciosos al mismo tiempo. Siendo además los más idóneos para aquellos tiradores que usan los dedos para realizar los disparos.

Y en su detrimento, los de ser los que menor cantidad de energía transmiten a la flecha, ojo!, que no queremos decir que transmitan poca energía a la flecha, sino que comparados con los otros dos son los que menos transmiten.

La distancia entre la cuerda y el punto de perno debe estar comprendida entre las 9 y 11 pulgadas.


RECTO o NEUTRO:En este tipo de arco el eje que une las bases de las palas pasa justo o aproximadamente por el punto donde se apoya la mano en el grip o empuñadura del arco. Las características son intermedias entre los otros dos tipos.

La distancia entre la cuerda y el punto de perno debe estar entre las 8 y 9 pulgadas.


REFLEXO:También llamado convexo. En esta ocasión la posición de la mano en el cuerpo del arco está por detrás del eje que une los encastres, esto es, los puntos donde se insertan los tornillos de las palas.

Cuentan con la posibilidad de enviar mayor cantidad de energía a la flecha que los otros dos diseños de cuerpo, pero se necesita mucha experiencia en tiro para hacerse con ellos puesto que suelen ser muy inestables, a cualquier movimiento extraño en la suelta le corresponde una descompensación en la salida de la flecha, y tienen tendencia a ser algo ruidosos.

La distancia entre la cuerda y el punto de perno debe estar entre las 7 y 8 pulgadas.


Regresar