Tema:

La prueba del papel

Autor:

Enrique Llopis

Vamos a ver si nos centramos en el dichoso papel y la pruebecita de marras.

Ya dije en una ocasión, en este foro de arqueros, que yo denomino a la prueba del papel: "La mejor forma de volverse gilipollas con un arco en la mano". Pensaba que me iban a apedrear virtualmente, pero no fue así, sino que alguno está de acuerdo conmigo.

Un poco de historia:

No me acuerdo bien, pero se podría averiguar si alguien está interesado, a algún arquero inquieto por investigar, se le ocurrió hace muuuuuucho tiempo, que como no disponía de cámaras de alta velocidad, para averiguar que demonios hacían las flechas por el aire, pues cavilando se inventó un curioso sistema: puso una diana a no sé cuantos metros, creo que bastantes, lleno el trayecto a la misma de papelitos colgando, y disparó. Y observando las rasgaduras de cada papelito, se hizo una idea, bastante aproximada, del vuelo de la flechita. Luego, siguió pensando y pensando(era tan inquieto como maese Durall) y probando y probando (era tan coñazo como tío Llopis) apretando y aflojando tornillos, reposaflechas y botones de presión, y pudo comprobar que cuanto antes se estabilizaba el vuelo de la flecha, luego el vuelo era más estable y los agrupamientos eran mejores.

Nota: no consta la de flechas, plumas y papelillos, que se cargó en el invento.

Había nacido: ¡LA PRUEBA DEL PAPEL!

Por cierto, los inventores, eran de recurvo. Se puso de moda, y hasta hoy.

Como anécdota, a no me acuerdo que campeón del mundo mundial, pero lo puedo averiguar, una vez ganado el cetro le dijeron (inocentes criaturas del Señor) ¡anda!, haz la prueba del papel ¡La flecha entró de lado! Lo que demuestra que es mejor una buena técnica, que una buena puesta a punto.

Aviso a navegantes solitarios: No hay que dejar la puesta a punto de lado. Razón de peso: dos arqueros con la misma técnica en cantidad y calidad, gana el que mejor tiene el arco a punto, seguro, que no quiere decir que tenga el mejor arco. Y si vas a la elite, necesitas el mejor arco puesto apunto y tirar con la mejor técnica y además, estar aconsejado por la RED DE ARQUEROS, o no te comes un torrao, traduzco: una rosca, ¡Vamos, que no ganas!

La prueba del papel consiste en disparar una flecha a muy poca distancia (la longitud del estabilizador y poco más) a través de un papel (con un parapeto detrás, claro, de forma que al clavar la flecha en este, ya se haya rebasado el papel, parece obvio, pero no) cuya dureza y posición no se define, se supone que vertical y el papel se rompe. Ver croquis siguiente:


Interpretación de resultados: (adjunto gráfico roturas)



Si cuando disparas la rotura del papel es tal que como el dibu. Nº 8

¡Quietos paraos!, Está todo bien, ¡Felicidades! No toquéis nada, no la volváis a hacer, a menos que las flechas salgan p´a tras.

Si rompe como el Nº 7, bueno, subís un pelín el reposaflechas, o se baja el nock. Pero no se me vuelvan locos, está para batir récords.

Pero si rompe como los otros..........

¡La cagaron compañeros! Y si tienes arco de poleas y las roturas, como el 5 y 6, pásate a recurvado...

Es una broma, pero en este caso, a parte de otras patologías, el arco, casi seguro, que gira en la mano, por un defecto de colocación de la empuñadura o por un defecto de suelta, calibre inadecuado, que la flecha golpee la ventana del arco, o ¡todo a la vez!

Se debe suponer que el calibre de las flechas es el correcto, para el tipo de arco, potencia y apertura, es el supuesto de partida. A partir de ahí hay que ir tocando el nock,(también vale la altura del reposaflechas en arco compuesto) hacia arriba o hacia abajo, hasta conseguir, primero que la flecha rompa el papel horizontal. Después, corregir posición del reposaflechas o dureza del botón (arco compuesto o recurvo, según), para conseguir la rotura centrada. Hay quien empieza al revés.

No se debe intentar corregir todo a la vez, nunca. Esto parece simple, pero en la rotura del papel influye mucho la suelta, cualquier defecto de esta o de apoyo del arco en la mano izquierda, provoca una salida de la flecha lateral, "cabezona", empinada, que desvirtúa la prueba. Se supone que el arquero ya sabe soltar y luego, todo lo demás. Yo cuando empecé con poleas, me daba la rotura 5 ó 6 no recuerdo, en cambio cogía el arco el monitor y, pese a tener menos apertura que yo, la rotura era perfecta. Como casi siempre la culpa del arquero, no del material.

Una última cuestión: con los estabilizadores emplumados que usamos en sala, sobre todo los poleas, olvidaros de una rotura correcta, es poco menos que imposible. Más vale que la flecha peque un poco a flexible, lo que supone no cortar tubos o poner peso en la punta.

De todas maneras, no se me desanimen. Al final, sale, pero primero, TECNICA, TECNICA Y ENTRENAR, ENTRENAR, ENTRENAR.

¡Ale! Todos a papelear, es el momento adecuado, entre las dos temporadas.