Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Domingo 12 de Enero de 2014

Querido diario.

Modificando que es gerundio......



(Escuchando: " The Voice (Celtic Women)")

Iniciamos un nuevo año, y aprovechando este arranque voy a actualizar mi página web que necesita un buen repaso. Internet ofrece hoy en día muchos más recursos que hace una decada y creo necesario que mi página apunte hacia nuevas dianas, seguirá el formato de toda la vida en el que la sencillez es total, texto, imágenes y a partir de ahora videos darán cuerpo a arcobosque.com, seguirá mi particular estética pues es en definitiva una página personal libre de sponsors y publicidad, sigo gozando de absoluta libertad, escribo yo mismo el código fuente de la web, no utilizo ningún programa para editar páginas, tan solo un editor de html avanzado que me evita los siempre malditos errores de sintaxis que hacen que las cosas no se vean cómo has visualizado en tu mente infectada de lenguaje html.

Al revisar la página me doy cuenta que en el apartado de recorrido de bosque estoy hablando de recorridos bajo normativas ya obsoletas, digo obsoletas porque se han modificado, no porque se hayan mejorado con las actuales, la evolución de la normativa no es santo de mi devoción, es más, es una transformación sutil del recorrido de bosque para acercarlo cada vez más al tiro de campo, una modalidad por cierto que no ha triunfado en nuestro país, algo no hacemos bien. Pero con el rollo de normalizar y homogeneizar se va perdiendo mucha de la frescura del recorrido de bosque, nuestro recorrido de bosque, afortunadamente hace años que me aparté de la competición, así que hago mis recorridos bajo mi propia normativa, en realidad tiro como me da la gana, respetando todas las medidas de seguridad, pero como me da la gana.

El apartado de álbum de fotos va a cambiar, voy a incorporar enlaces a los álbumes que tengo en facebook, son cientos y cientos de fotos ordenadas en muchos álbumes que creo vale la pena tengan acceso desde fuera de facebook.

Veo necesario revisar enlaces y otros contenidos quizá poco relevantes, y daré prioridad y vida a este diario donde voy a aplicar todo mi esfuerzo, por esa razón es accesible ya desde la página de arranque de arcobosque.com



Sin prisas pero sin pausas arcobosque.com irá actualizándose.

Y como no, este viejo y corroído diario va a ser el verdadero protagonista de arcobosque.com, he de estudiar la forma de incorporar un traductor en el propio diario, las traducciones en la red son algo imperfectas pero pueden abrir puertas que el idioma cierra a otros arqueros alrededor del mundo.

Y con esta declaración de intenciones arranco el año, un año en el que haré volar miles de flechas y con ellas miles de sueños.

Hasta pronto amigos.

Robin

Miércoles 29 de Enero de 2014

Querido diario.

El poder de los objetos.



(Escuchando: " Tears In Heaven (Eric Clapton)")

Muchos objetos que conservamos funcionan como llaves precisas de nuestra memoria y, por tanto, forman el archivo de nuestro poder personal. Conscientes o no del discurso, secreto o no, que alberga cada una de las cosas que poseemos, nuestras cosas son como los miembros olvidados de ese segundo cuerpo en el que se convierte nuestra casa. Nos sentimos obligados a protegerlos, a nutrirlos incluso, para que sigan preservando nuestra identidad a pesar de las circunstancias cambiantes de nuestro devenir.

Obviamente nuestros objetos tienen una historia propia que los hace en cierta forma autónomos respecto a nosotros. Pero la razón última que nos lleva a reconocer que existe una cierta dependencia para con ellos es su capacidad de reactivarnos determinadas situaciones vitales propias en las que nos reconocemos y que forman el discurso de nuestra existencia.



Acariciar la empuñadura de mi arco me transporta y me hace revivir momentos mágicos en el bosque. Dar cuerda cada día al viejo reloj de bolsillo de mi abuelo abre una ventana al pasado a través de la cual puedo verle extrayéndolo de su bolsillo para comprobar la hora y darle un cuarto de vuelta de cuerda. Mojar la plumilla en mi viejo tintero blanco de porcelana me transporta aún más lejos, a mi infancia, sentado en el pupitre de la escuela escuchando al viejo profesor dando sus lecciones. Los objetos tienen poder, mucho más del que algunos piensan. También lo tiene la música y los olores, y no hablemos de las fotos porque son absolutamente mágicas, como lo son algunos viejos escritos.

Conservo algunos textos antiguos de lo más variado, desde cartas de amor de mis padres, a viejas escrituras de hace siglo y medio escritas con perfecta caligrafía, otros objetos no personales los he adquirido durante los años para conectarme a sucesos importantes, cheques bancarios usados posteriores a la guerra civil americana, billetes de banco confederados unos y de la unión otros fechados y emitidos en plena contienda, alguna moneda del rey inglés Jorge del estado de Virginia acuñada poco antes de la guerra de independencia, siempre que repaso la historia de los Estados Unidos procuro tener alguno de estos objetos cerca, me conectan a esa época.




No voy a extenderme con una lista de objetos de recuerdo, porque sería interminable, pero hay otros que sin historia a cuestas son objetos que seducen por sí mismos, como es el caso de una libreta que hace poco adquirí en la librería Papirvm de Barcelona, un lugar de ensueño que me vuelve absolutamente loco… libretas, plumas, tinteros, y una infinidad de artículos de escritura de una belleza embriagadora, pues bien, como os he dicho adquirí una hermosa libreta forrada en piel que encabeza esta entrada en el diario. Hablando recientemente con mi amiga Pepa que escribe unas historias maravillosas para niños y porque no… para mayores con cierta sensibilidad, pensé en la cara que pondría si recibiera una libreta como la mía, así que de la forma más directa le dije a mi amiga que me diera su dirección postal para hacerle el envío.



A esta hermosa y singular libreta la bauticé con el nombre de "Bella". Creo firmemente en el poder de los objetos y me gusta regalarlos porque estoy convencido que cuando regalas algo por la vía de la convicción profunda, por razones no razonables sino anímicas, entonces en realidad no regalas cosas, sino que más bien entregas al homenajeado el placer y la responsabilidad de cuidar del objeto, y de extraerle sus utilidades, sí, pero bajo la manta cálida de la amistad, del reconocimiento, del -y lamento la cursilería, pero es cierto- criterio de amor que causa la memoria. La bendita memoria que a veces creemos que tenemos nosotros.... cuando en realidad la tienen ellas, las cosas, los sitios, las melodías, los aromas.... las cosas hermosas que proceden de gente hermosa.

Bella, además de preciosísima, tiene el tamaño, la textura, incluso el olor, todito lo tiene. Tiene hermanas menores, menos vistosas pero igualmente entregadas a esa divina misión que es preservar los pensamientos, las historias, incluso… nuestros más íntimos sentimientos.

A partir de ahora Bella no sólo custodiará algunos escritos de mi buena amiga, sino que además añadirá belleza a cada una de las palabras que en ella deposite, aunque es difícil que sus relatos puedan ser más hermosos y cristalinos.

Hasta pronto amigos.

Robin



Diciembre 2013

Enero 2014

Febrero 2014

Calendario (diario de Robin)