Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Domingo, 6 de Febrero del 2000

Querido diario.

Pues no pudo ser. No pude participar en la segunda tirada de liga, esta vez una 3D en Llívia. Lo que parecía una tontería se complicó ya que los médicos me insinuaron que tenía una fisura en una costilla.

La próxima semana se celebrará la tercera tirada de liga, una 2D en Reus, no me atrae mucho esta 2D, seguramente aplazaré el regreso a la liga para el mes de Marzo. No voy a desesperarme, hay tantas ligas como años y lo que realmente me interesa es participar en los campeonatos Regionales y de España. Imagino el día que pueda empezar a soltar flechas de nuevo, me va a dar un "orgasmo" arquero imposible de relatar en estas páginas querido diario.

Acabo de recibir un email de Blai, este sábado recuperado de una gripe y después de 15 días de abstinencia ha subido a nuestro club, afortunadamente estaba José nuestro maduro y entrañable arquero quien le ha acompañado en su primer recorrido de bosque completo. Me cuenta que ha disfrutado, que solo ha perdido una flecha, 5 puntas se han quedado incrustadas en las dianas (un problema de pegamentos que hemos de resolver con Blai) y que ha sumado 185 puntos.

Querido diario, tengo un acusado síndrome de abstinencia, esto de no poder abrir un arco ni en casa me tiene frito. Quiero estar recuperado lo más pronto posible, quiero sentir una vez más el crujir de la madera de mi arco, el suave vuelo de mis flechas, el característico sonido producido por las flechas cuando se clavan en las dianas, quiero reencontrarme con Blai, con José y con mi adorado Bosque.

Robin

Domingo, 27 de Febrero del 2000

Querido diario.

Pocas cosas he de contarte viejo amigo, esta semana me encuentro totalmente recuperado, mañana iniciaré un calentamiento lanzando unas flechas en casa para habituar y despertar todo aquello que interviene en el disparo de una flecha, no quiero forzar mi retorno a los campos de tiro, y el próximo sábado será mi primer recorrido de entrenamiento en el TEM mi club, espero encontrar a José y a Blai, este último me ha contado en sus mensajes como va haciéndose un lugar entre las piquetas y las dianas, si no pierde el entusiasmo llegará lejos, tengo buen olfato.

Durante estas vacaciones arqueras forzosas, he tenido la oportunidad de reencontrarme con mis múltiples aficiones que nada tienen que ver con el tiro con arco. Una de ellas es sin duda la lectura, aprovechando que estoy reclasificando mi pequeña colección de monedas imperiales romanas, he reciclado y aumentado mis conocimientos sobre la historia de Roma y sus emperadores. Es sencillamente alucinante ese largo período de la historia y posiblemente uno de los que más ha aportado a nuestra propia cultura.

Ayer por la tarde tomé uno de mis libros y me dirigí a un bosque donde acostumbro a pasear, caminando arropado por unos pinos enormes me dirigí a un claro donde unas grandes losas de piedra invitan al descanso. Me acurruqué bajo un árbol y empecé mi viaje al pasado sumergiéndome en mi libro, al cabo de una media hora me sentí observado, miré alrededor y no vi a nadie, seguí mi lectura .. "Domiciano enviaba a Trajano a Hispania para hacerle regresar al poco tiempo para controlar las revueltas surgidas en Germania" ... ¿Pero, quien me estaba observando? y entonces me di cuenta, los enormes pinos me rodeaban y parecía como si se agacharan movidos por el viento, no estaba solo, un arquero sin arco, todo un imperio romano desplegado en mi cabeza y los enormes señores del bosque que debían estar preguntándose que demonios hacía allí un arquero al que le habían privado de una de sus extremidades, su arco. Cerré los ojos y dirigí mi mente a esos ancianos moradores del bosque, les conté todo lo que me había sucedido últimamente y reviví para ellos las últimas 20 páginas de mi libro. De pronto un estallido de quietud se apoderó de todo el lugar, fue uno de esos instantes que suelen ocurrir en el bosque de forma inesperada, cuando los pájaros callan y las hojas dejan de mecerse en las ramas. Regresé a mi lectura y acompañe durante una hora a Trajano en mi viaje a través de la historia sintiendo cierto orgullo al saber que el primer emperador al que concedieron el título de Optimo Príncipe había nacido en Itálica (Hispania) un 18 de Septiembre del año 52 d.c.

Marcus Ulpius Trajan (Aureo)Marcus Ulpius Trajan (Sextercio)Marcus Ulpius Trajan (Aureo)

Cerré mi libro y emprendí el camino de regreso a casa, al rato volví la cabeza dirigiendo la mirada al bosque que acaba de abandonar, a lo lejos pude ver las copas de unos pinos que majestuosamente se mecían bajo el Sol, el mismo Sol que ha iluminado el transcurrir de nuestra historia, a él cada mañana muestro mi gratitud por hacer posible el don más preciado que poseo: la vida.

Por la noche un batallón de plumas fueron minuciosamente encoladas a unos ástiles de aluminio, finalmente la pintura armonizó esa unión convirtiendola en un grupo de hermosas flechas. Una de ellas voló silenciosamente en busca de una diana, se escucharon tres sonidos: el crujir de un arco, el impacto de una flecha y el alarido de un arquero que había regresado del destierro.

Robin



Enero 2000

Febrero 2000

Marzo 2000

Calendario (diario de Robin)