Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Domingo, 5 de Marzo de 2006

Querido diario.

Es primera hora, poco antes de las 8:30 de la mañana, el día se ha levantado nublado amenazando lluvia. A esta hora los comerciantes llegan al mercado numismático de la Plaza Real y empiezan a colocar sus bandejas de monedas en las mesas que les habilitan para hacer su parada nupcial. Mientras tanto el servicio de limpieza del ayuntamiento le lava la cara a la plaza... botellas, latas, todo tipo de desperdicios aderezados con un olor a orines característico del barrio antiguo de la ciudad. Después de unos buenos manguerazos el agua devuelve algo de salubridad al barrio gótico.



Doy una primera vuelta de prospección para saludar a viejos conocidos, me acerco a un comerciante poco entendido en moneda antigua quien con cara de misterio me dice: "un señor mayor me vendió un lote de monedas de plata, una de ellas igual te interesa"... le pregunto de que moneda se trata y me dice... "es un denario griego".

¿Denario griego? umhh... será una dracma griega... y me dice que si que será una dracma griega pequeñita.

¿Una dracma griega pequeñita? será una hemidracma o algún óbolo (fracciones de dracma) pienso en silencio. Le pido al comerciante que me muestre la misteriosa moneda, es evidente que no tiene ni idea de monedas antiguas, porque aunque pequeñita, la moneda en su reverso pone claramente "Roma" debajo de unos dioscuros, iconos muy representados durante la república de Roma.

Empieza la negociación, el comerciante no sabrá jugar la partida porque no sabe que cartas tiene en la mano. Le advierto de que no es una moneda griega por la evidencia de la inscripción que reza... "Roma" y le pregunto que es lo que quiere por esa moneda.

Me doy perfectamente cuenta de que no sabe que pedir.... y le ofrezco una pequeña cantidad para testear si con ella cubre su coste, por lo visto el que se la vendió tampoco tenía idea de lo que guardaba en casa.

Finalizada la transacción, contemplo en mi mano un Sestercio Republicano de plata, una moneda menuda, una moneda que en el futuro Imperio Romano sería sustituida por los archiconocidos sestercios de bronce, unas monedas considerablemente más grandes.

La visita a un mercado numismático puede deparar alguna sorpresa, en este caso no es por el valor de la pieza, sino por lo difícil que es encontrar una pieza tan menuda de la Roma republicana, unos 208 años antes de Cristo, nada más ni nada menos que 2.214 años de antigüedad, y tan solo 1,10 gramos de peso, la foto es el doble de su tamaño real...


Sestercio Republicano (208 a.C.)


Robin

Sábado, 11 de Marzo de 2006

Querido diario.

Tenía que suceder algún día, y ese día ya ha llegado. He excluido de mi lista de relacionables a Gollums y especimenes similares, así que buen viento le den al gollum. Esta mañana sin la infumable compañía del gollum engreído, hemos podido recuperar el buen rollo en la patrulla que hemos formado: Miqui, Robert, Carmen y un servidor para concursar en la tirada social 3D de nuestro club, y no se si ha sido una coincidencia pero hemos tenido un tiempo precioso.

Los cuatro a nuestra bola hemos querido arrancar de los primeros en el recorrido, razón por la cual hemos calentado muy poco, yo apenas tres flechas, y eso lo hemos acusado en las primeras dianas del circuito, los cuatro nos sentíamos algo fríos y poco metidos en materia. Por suerte a medida que nos íbamos cepillando dianas hemos entrado en calor, apareciendo los primeros disparos con intención y alevosía. El enano ha sufrido un bache a mitad de recorrido logrando solo 3 puntos en tres dianas por culpa de no anclar bien la cuerda, mal asunto porque estos baches condicionan mucho al chaval, le oyes decir: que si ya no tira bien, que si no hará lo del otro día etc. precisamente lo que más hay que evitar, las comparaciones que condicionan, que no es otra cosa que prepararse mentalmente para fallar el próximo tiro. Por suerte la pájara ha sido transitoria y unas buenas flechas le han propulsado hacia arriba cumpliendo parcialmente sus espectativas y evitando lo que podía haber sido una caída en barrena, al final ha sumado un total de 112 puntos.

Robert ha superado de nuevo la barrera de los 200 plantándose en 206 puntos, Carmen que arrancó muy mal con una serie de bicicletas seguidas ha firmado una tarjeta de 154 puntos, y yo he fallado la última de mis flechas plantándome en unos 237 puntos, no hay forma de pillar los 250, otra vez será, hay más días que longanizas.


Son ahora las 14:00 horas, mientras estoy escribiendo estas líneas suena el teléfono, es Xuri que me da una triste noticia. Jevi ha encontrado los restos de "Blanca" la perra del club que desapareció en Enero, la ha encontrado a pocos metros de una diana del recorrido 3D. Sin saberlo hemos estado pasando estas semanas muy cerca de ella, mejor dicho de lo que queda de ella, porque nuestra incondicional compañera de recorridos murió en el bosque, en su bosque, en nuestro bosque... me jode escribir esto porque me emociona, pero ahora al menos tengo la certeza de que blanca se ha ido. Blanca ha pasado a formar parte de ese bosque que tanto quiero, sé que su espíritu me acompañará siempre, diana a diana, por el interior del bosque de nuestro club.

Adiós Blanca, adiós fiel compañera, te echaré mucho de menos...




Anochece, desde la terraza de mi casa diviso el bosque que lo tengo a tiro de una piedra, destacan a lo lejos algunas copas de grandes árboles que se balancean lentamente, el manto de la noche cubre casi por completo este día hermoso y triste de Marzo.

Cierro los ojos y puedo sentir de nuevo el crujir del bosque bajo mis pies, no veo nada... pero percibo perfectamente como los árboles guían mis pasos, también percibo como otros pasos, más menudos, pero no, no son pasos es como un pequeño trote que va y viene hacia mi, abro los ojos en mi sueño y frente a mis pies veo una hermosa piedra que antes no estaba, no hay nadie más, al menos eso parece, recojo la piedra y con una lagrima en los ojos la lanzo hacia la espesura del bosque, de repente escucho de nuevo un trote alegre, es con seguridad una vieja amiga que ha ido a buscar la piedra para depositarla de nuevo a mis pies. Blanca sigue en el bosque, pero ya no puedo verla salvo si lo hago a través de mi corazón.

Mañana domingo regresaré al bosque, hay flechas que disparar y amigos que recordar.

Buenas noches.

Robin

Domingo, 12 de Marzo de 2006

Querido diario.

Camarero... una de 2D por favor.

Pues efectivamente, hoy después de muchas semanas, por no decir meses, he disparado un recorrido 2D con José, Juan Carlos y un chaval nuevo llamado Albert.

Empiezo el recorrido y esa extraña sensación de que en lugar de dianas han clavado cromos en los soportes 2D, anda que algunas no eran pequeñas las muy jodidas.

De nuevo... distancias largas, siluetas que se pierden en un papel no como en 3D, líneas que aparecen donde no deben justo cuando vas a puntuar, y eso de tirar cada flecha desde una piqueta distinta. La cuestión es que se entrena mucho más en un recorrido 2D que en uno de volumétricas, y al principio he acusado el largo intervalo de tiempo sin resolver este tipo de dianas.

Con un poco de concentración he ido recuperando confianza en mis tiros, hasta alcanzar un nivel de acierto más que satisfactorio...



Le he dado algún consejo a Juan Carlos ya que hace poco tiempo que se ha iniciado en el tiro con arco, con José nos hemos reído de casi todo, hacía tiempo que no habíamos tirado en la misma patrulla, y el chaval que empezaba... pues que no me he atrevido a decirle nada de nada, es necesario atenderle en el campo de entrenamiento partiendo de cero, le falta absolutamente todo lo básico para disparar decentemente una flecha, pero por suerte me ha parecido que es de los que saben escuchar.

Al finalizar me he despedido de mis amigos, del bosque, y de Blanca cuya esencia perdura en todos los rincones de este bosque al que José y Yo deseamos regresar cuando nos conviertan en cenizas.

Hasta muy pronto.

Robin

Sábado, 25 de Marzo de 2006

Querido diario.

Persia, el imperio olvidado...

El arco y las flechas han quedado esta mañana sustituidos por una buena dosis de cultura, hoy he podido disfrutar de una nueva y única exposición sobre el Imperio Persa.

La muestra, que se expone en CaixaForum de Barcelona hasta el 11 de Junio, está comisariada por John Curtis, jefe del Departamento del Antiguo Oriente Medio del British Museum, y Nigell Tallis, conservador de este mismo departamento, y reúne hasta quinientos objetos aproximadamente entre esculturas, vasos de oro, joyas, armas, monedas, murales...



Ritón de oro


El objetivo de la exposición es aportar una visión excepcional sobre la prosperidad y el esplendor persas: los fastuosos palacios, la exquisita artesanía y el sofisticado sistema de enseñanza. Se exhiben restos procedentes de las capitales reales de Susa y Persépolis, agrupados por temas en torno al contexto palatino. Asimismo, se incluyen apartados sobre la expansión del imperio persa, la guerra, el comercio, la escritura, objetos de lujo (vajillas y joyería) y objetos litúrgicos y funerarios.



Placa fundacional de Persépolis de Dario I


Los objetos seleccionados pretenden "reconstruir" la historia del imperio Aqueménida (550-330 a.C.) desde su fundación por parte de Ciro el Grande hasta su desaparición con la conquista de Alejandro Magno, que en el momento de mayor fuerza llegó a ocupar un territorio que abarcaba desde el río Indo al norte de África, y desde el mar de Aral al Golfo Pérsico.

En el espacio de la exposición, te ves sumergido en un despliegue de maravillas: relieves de leones, capiteles en forma de toro, vasos zoomorfos resplandecientes de oro y plata, joyas, tablillas sobre las que parece correr como un soplo leve de historia la impronta afilada de la escritura cuneiforme. Esculturas y relieves con los rostros evanescentes de los varios Daríos, Jerjes y Artajerjes y la presencia inmutable, sempiterna, de los Inmortales, la guardia personal de los Grandes Reyes.



Relieve en piedra de figuras persas



El famoso cilindro de Ciro
encontrado en los cimientos de la muralla de Babilonia
donde fue depositado tras la captura de la ciudad por Ciro


En la muestra se exponen también cinco reproducciones, realizadas a finales del siglo XIX, de algunos de los relieves monumentales de Persépolis, así como sendos paneles de ladrillos vidriados polícromos, procedentes de Susa, piezas de una moldura de oro de una puerta o la cabeza de lapislázuli de una estatua.



Cabeza de lapislázuli de una estatua


El imperio Aqueménida floreció entre los años 550 y 331 a.C., durante el reinado de Ciro el Grande (559-530 a.C). Los aqueménidas relacionaron las primeras culturas del llamado Oriente Medio con el mundo clásico mediterráneo, en especial con Grecia, donde ejercieron una profunda influencia política, militar, económica y cultural. El propio Alejandro Magno sucumbió a su poder y a la belleza de su cultura.

¿Que puedo decir?... que he salido de la exposición alucinando en colores, es sencillamente impresionante poder ver reunidas 500 obras de arte persas procedentes del Museo Británico, del Louvre y del Museo Nacional de Irán que por primera vez después de la revolución islámica de 1979 empieza a mostrar sus fondos. He comprado un catálogo sobre la exposición donde se muestran todas las piezas exhibidas con fotos en color de gran calidad...



Y es que curiosamente esta exposición me ha venido como anillo al dedo, ya que desde hace poco más de un mes he decidido especializarme en el estudio de la moneda oriental antígua, Imperios Persa, Parto, Bactriano, Sasánida, Indo-Escita, etc.

Después de la conquista del Imperio Persa por Alejandro Magno, otro gran Rey Persa, Ardashir levantó el Imperio Sasánida (228 d.C), un nuevo Imperio Persa que perduraría hasta la aparición del Islam en la región, fin del Imperio Sasánida (651 d.C). De esta segunda época dorada recientemente he leído una novela de la escritora Olalla García.

Olalla García es Historiadora especializada en la Persia de los siglos III al VII, esta es su primera novela y os aseguro que engancha mucho. Además ha cuidado mucho el rigor histórico y se ha documentado hasta la saciedad, con esto quiero decir que después de leer la novela más de uno descubrirá un Imperio Persa alucinante.



Respecto a la posibilidad de aprender, esta novela nos acerca al último periodo de esplendor de la civilización pérsica antigua, antes de la aparición del Islam en la región. Generalmente, de los persas se conoce la época aqueménida, la que coincidió con la Grecia clásica y fue arrollada por Alejandro. En este libro, no obstante, dado que el protagonista pertenece a la clase sacerdotal y diplomática, la maestría de la autora nos desvela el fascinante mundo de los usos culturales de los persas, desde la intimidad de sus hogares con costumbres tan curiosas como el matrimonio entre familiares muy próximos, hasta el esplendor capitalino de las grandes familias o de la corte de Ctesifonte, dentro de ese universo que era el imperio persa, con sus numerosas satrapías, etc.. Podrían haberse cargado las tintas del exotismo, pero es precisamente el cariño de la autora a este periodo y su mucho saber lo que hacen que la novela enganche con la curiosidad del lector de la primera a la última página. Un detalle muy curioso son los rituales y las oraciones que la autora usa, hermosas y con el sabor de lo realmente genuino.

Por último, si se trata de entretener, el libro nos sitúa ante el magnetismo de las grandes figuras de la historia. Ardashir, hijo del rey de una de las satrapías, encabezó una conspiración urdida como un encaje de bolillos. Las evoluciones de este gran señor son relatadas por uno de sus fieles, subyugado como el lector por el gran personaje. Desde su región hasta el trono imperial para restaurar la gloria perdida de Persia e incluso plantar cara a los romanos, cosa que haría su hijo Shapur.

Es un viaje en el que el más mínimo error o la falta de apoyos significan la muerte, y una muerte atroz. Todo esto se combina con la peripecia vital de un hombre especial, Abursam, que vive grandes pasiones amorosas y la aventura constante de este gran proyecto vital.

En suma, altamente recomendable. Ojalá esta editorial se centre en este tipo de novela histórica de calidad. Habrá que estar atentos.

Robin



Febrero 2006

Marzo 2006

Abril 2006

Calendario (diario de Robin)