Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Sábado, 3 de Marzo de 2007

Querido diario.

Escuchando... "Amarantine" de Enya.

Dicen que el que la persigue la consigue. Esta mañana en la segunda tirada social de este año he superado la mítica barrera de los 250 puntos, 257 es mi nueva marca en el recorrido del club, y por segunda vez consecutiva a falta de dos dianas, he clamado a los cuatro vientos lo cerca que estaba de conseguirlo, lo cual demuestra que algunos no tenemos cura, damos mil consejos y luego no nos los aplicamos. ¡Y es que soy tonto el haba! pero por suerte sabe más el diablo por viejo que por diablo y con mi experiencia he sabido recuperar la serenidad dirigiendo mis flechas hacia esas últimas dos dianas con eficacia. Ahora el nuevo reto será repetirlo, y porque no... mejorar la marca.

Dejemos aparte las paranoias de un arquero y hablemos un poco de como ha transcurrido la mañana, una mañana magnífica, y no precisamente por algunos puntos de más o de menos, sino por el excelente ambiente y los inmejorables compañeros de patrulla que me han endulzado la jornada.

Los arqueros de mi patrulla...



José - Mari Carmen - Caruca - Josep


Habíamos quedado el sábado pasado para formar hoy patrulla con José, Mari Carmen y Caruca. Esta mañana como un clavo y a la hora acordada me encuentro con mis compañeros, habían muchos más con los que también habría disfrutado pero las patrullas de más de cuatro arqueros ralentizan mucho el transcurso de un recorrido, es interesante ver tirar a los demás pero no es bueno espaciar en exceso las tandas de tiro.

Hemos calentado un poco antes de introducirnos en el bosque, pero mi calentamiento no es solo físico, necesito concentrarme y por esa razón mis primeras dianas suelen ser siempre de trámite por no estar totalmente metido en la competición. Pero por lo visto esta mañana nadie quería saber nada de trámites. Caruca en su primer recorrido puntuando va y se adjudica un pleno de 18 puntos en la primera diana, yo alucinando y esperando que fuera extremadamente contagioso, el grupo se ha animado mucho en las primeras dianas, incluso José se ha marcado otro pleno de 18 en otra diana, muy motivados hemos iniciado el ascenso a la montaña. A medida que íba resolviendo dianas he conseguido estar en la piqueta suficientemente concentrado y cuando no tiraba pendiente de Mari Carmen y Caruca.

José me ha sorprendido con unos buenos tiros aislados aunque algunas veces mandara la siguiente flecha a la busqueda de la seta perdida. La lesión de José no perdona, pero el espíritu de superación y como no... la buena compañía de esta mañana ha hecho que una generosa sonrisa disipara esa leve tristeza que últimamente detectaba en nuestro viejo amigo, posiblemente sea también la causa el no haber coincidido últimamente en las patrullas de tiro, en fin, celosillo que es el abuelo.

Mari Carmen hacía tiempo que no subía a tirar, está dando sus primeros pasos en el tiro con arco y necesita horas de vuelo, tiene un handicap que es cierta dificultad física en escalar y descender por la montaña, pero entre José y yo le hemos hecho de barandilla y asidero durante toda la mañana, el resultado es que solo se ha caído una vez y porque José la ha estirado en exceso, como siempre dicen... demasiado de algo bueno.. puede no ser bueno.

Caruca loca por comprarse un arco, loca por tirar y como un miura pateando el suelo esperando sus turnos para disparar su arco. Hemos charlado durante el recorrido y me ha confesado que es hiperactiva y prácticamente inagotable, seguro que podría hacer el recorrido a la carrera, pero como le he advertido, la prisa es mala consejera del arquero. Prefiero que haga tres recorridos seguidos a un ritmo razonable a que haga uno como si fuera "speedy gonzalez".

Yo he seguido en mi línea de acierto, me siento cada vez más cómodo ante la diana y en ninguna ocasión pienso que pueda fallar la flecha, aunque después no acierte, y lo mejor es que cuando no acierto paso página situándome en la siguiente piqueta como si fuera la primera del recorrido. Al final he anotado 257 puntos y 3 plenos, José 143 puntos y 1 pleno, Caruca 103 puntos y 1 pleno, y Mari Carmen 90 puntos. Un resultado para todos excelente dentro de las posibilidades y circunstancias de cada uno.

Al mediodía en el bar hemos tomado unos refrescos en la terraza, he mantenido una muy cordial charla con Victor que parece un niño con su nuevo longbow, también nos han acompañado otros arqueros que esta mañana han participado en la social. Por los comentarios que he escuchado, muy buen ambiente en todas las patrullas, es importante que independiente del resultado deportivo los arqueros sepan disfrutar en el bosque.

La media naranja de Raúl, Ana, algo desanimada nos decía que estaba deprimida porque no prosperaba tirando flechas, decía que Raúl no la enseña. Saber tirar con arco es una cosa y eso Raúl lo hace muy bien, pero enseñar y tener la santa paciencia de asistir a un aprendiz es harina de otro costal. Como no soporto ver a un arquero "depre" he quedado con Ana para tirar el domingo día 11 de Marzo, también se ha apuntado a esta patrulla Gloria, buena moza pero también un saco de nervios, algo que urge controlar en sus recorridos de tiro, esa será mi tarea ese domingo, estimular a Ana para que recupere la ilusión y dar serenidad a Gloria. Os preguntareis porque dedico mi tiempo a los aprendices y la respuesta es muy simple... amo tanto el tiro con arco que no soporto ver a un arquero desanimado, tienen que prosperar y yo disfrutar viéndolos con unas sonrisas de satisfacción como las que esta mañana han endulzado mi patrulla de arqueros.

No puedo finalizar sin recordaros el próximo evento musical que va a celebrarse el día 30 en Valencia y el 31 en Madrid. Robert me ha pasado un video promocional que podéis ver y escuchar pulsando la siguiente pantalla, nuestro amigo está que no duerme esperando tan exquisito evento musical...


Y eso ha sido todo, hasta la próxima.

Robin

Lunes, 19 de Marzo de 2007

Querido diario.

¡Menudo susto!

El pasado día 7 de Marzo mi vida sufrió un fuerte revés. Superado el percance, es necesario seguir adelante.



Desde hace aproximadamente unos seis meses que notaba un deterioro muscular importante y un agotamiento general muy acusado, y sobre todo, dolor en las pantorrillas al andar. Tres semanas antes del día 7 de Marzo empezaron unos dolores en la boca del estómago, dolor que bajaba por ambos brazos y ascendía por la espalda terminando en la mandíbula inferior. En un principio pensé en algún tipo de Hernia o afección digestiva, pues el cuadro se producía sobre todo durante las digestiones y cuando andaba en pendientes o subía escaleras. Pero me alarmé cuando comprobaba que al finalizar el ejercicio el dolor desaparecía, entonces me acordé del corazón.

Preocupado como es lógico, visité a una doctora de medicina general quien me envió sin perder tiempo a un cardiólogo que confirmó una angina de pecho. Ese mismo día ingresaba en el Hospital de Barcelona, y a la mañana siguiente verificaban mis coronarias con un catéter y me implantaban cuatro stents que solucionarían eficazmente la angina o estrechamiento de mis coronarias afectadas. Durante los siguientes seis días diversas pruebas confirmaron el buen estado del resto de mis tuberías.

Si dijera que me asusté, diría poco, por primera vez en mi vida me he sentido al borde de un precipicio y con una terrible proximidad al vacío, lo que evidentemente me ha obligado a reconsiderar todo cuanto gira a mi alrededor, más que nada por eso de que siga girando.

Ahora lo peor ya ha pasado, el daño ha sido reparado y con algunos medicamentos y una vida más controlada puedo seguir el camino de mi vida, eso sí, revisando de vez en cuando el estado de mi propio vehículo, algo aconsejable a los 50 años de edad, ya que la vida no pasa en balde.

He tenido mucha suerte, suerte por los profesionales de la medicina que se han ocupado de mi ya que si ahora me encuentro estupendamente es gracias a ellos sin duda alguna. Tengo también la suerte de saber en que condiciones está mi cuerpo ahora, lo cual de alguna forma me da cierta tranquilidad al saber como he de conducirlo, y por último me siento muy satisfecho de llevar exactamente 12 días seguidos sin fumar ni un solo cigarrillo, después de 35 años fumando sin parar, o sea... desde mi adolescencia, estoy venciendo esa asquerosa adicción al tabaco sin necesidad de fármaco alguno, solo con mi fuerza de voluntad y la certeza de lo letal que puede llegar a ser. Me place respirar sin dificultad y ya estoy recuperando olores que mi memoria olfativa tenía prácticamente olvidados.

Resumiendo, después del susto, se ha reparado la obstrucción y se han marcado unas pautas alimenticias y de vida para evitar en lo posible el progreso de esta enfermedad.

Podré hacer vida normal, y por supuesto tirar con arco, mi estado físico se está recuperando y casi no recuerdo aquel agotamiento muscular tan anormal que me tenía bastante limitado y a la vez muy preocupado.

Así que señores... de momento he pasado el peaje de los casi cincuenta, esperemos que pueda seguir tecleando este diario unos buenos años más.

Un especial agradecimiento a todos quienes se han interesado por mi salud, y otro para mi amigo Jordi López... no podía marcharme sin haber volado el Heinkel 111 en su simulador de vuelo... exactamente en eso pensaba cuando me introducían en la sala de maquinas ¡joder que susto!

Cuidaros, la vida es demasiado hermosa. A los adictos al tabaco... dejadlo cuanto antes, he visto con mis propios ojos el daño que ha hecho en mis arterias, también he podido seguir totalmente consciente el proceso de reparación de las mismas a través de un monitor, alucinante, pero mejor os cuidáis y veis una buena película.

Buenas flechas!

Robin

Viernes, 23 de Marzo de 2007

Querido diario.

Cautiverio...

Esta semana me escapé un par de mañanas al trabajo, pero alguien se fue de la lengua y el médico me ha recluido en casa, aunque por poco tiempo ya que el próximo lunes retomaré mi actividad laboral, me encuentro más que bien y recuerdo que algunos médicos me dijeron que podía hacer vida normal, claro que siempre hay alguno que le gusta desafinar.

Pasarte el día encerrado en casa es bastante agobiante, por suerte tengo multitud de aficiones que me permiten llenar las horas, como el modelismo naval y la pintura de miniaturas en plomo, unas fotos de mi leonera de modelismo y arcos. Solo Dios sabe cuantas cosas podrían aparecer en esta sala...

Un viejo billar que encontramos en esta sala cuando compramos la casa fue habilitado con una buena madera como mesa de trabajo, en ella construyo los modelos navales, aviones de aeromodelismo y restauro algunas antigüedades que mi yerno me trae para reparar...



Estas figuras son del siglo XV y les faltaban unos buenos trozos que he tenido que remodelar y pintar imitando el alabastro, cosa nada fácil por cierto...



Algunas mini herramientas como taladros, tornos y sierras son una buena ayuda para trabajar la madera...



En una esquina de la sala tengo habilitada una mesa de dibujo que construí hace ya muchos años, es la zona de pintura de miniaturas y maquetas.

Vista general...


Y cuando digo pintura, lo es con sus cientos de botecitos de pintura acrílica, esmaltes y oleos...



A falta de vitrina, unas estanterías para colocar mis minis y algunos de mis barcos...



También guardo mis arcos y mis flechas...



Y como no... alguna diana...



Vamos entendiendo lo de "leonera" ¿verdad? pues esta es una de mis zonas de la casa, y cuando digo mi zona es porque en ella rige mi propio sentido del orden... que es muy mío por cierto. En la zona de estudio ubicada en la parte más alta de la casa hay cientos de libros de historia antígua pero esto... mejor lo dejamos para otro día.

Después de mostrar mi campo de batalla modelística, toca esperar a mañana que será cuando regresaré al bosque... me muero de ganas por tensar de nuevo mi arco, puedo no fumar y la prueba es que lo estoy consiguiendo, pero dejar de tirar con arco... ¡ni loco!

¡Hasta mañana!

Robin

Domingo, 25 de Marzo de 2007

Querido diario.

Que hermoso es tirar con arco...

Con hoy son ya 18 días sin fumar ni un cigarrillo, y a medida que pasan los días estoy más y más convencido de lo mucho que vale la pena el esfuerzo para ignorar las arremetidas del síndrome de abstinencia, lo que vulgarmente denominamos "mono".

Ayer sábado regresé al bosque, ayer por la mañana, después de muchísimos años, ascendía por el bosque sin resoplar, 18 días y como noto ya la diferencia. No intentéis dejar el tabaco, dejadlo sin más. Para derrotar al tabaco es necesario no darle ni un ápice de tregua, no hay que sucumbir y sobre todo hay que huir del pensamiento que puede someternos de nuevo a su dominación. Por supuesto un palo regaliz, o palo dulce ayuda a pasar de esa estúpida necesidad, al menos a mi me funciona. Y lo curioso es que cada día que pasa el olor a tabaco me ofende más y más.

Pero dejemos el asqueroso vicio, que cada cual tome sus decisiones, pero un chequeo a fumadores de más de 40 años de edad, podría ser un gran regalo, a mi me lo han hecho y no voy a desaprovechar la ocasión.

Pues bien de la misma forma que puedo ignorar el tabaco y sentirme a gusto con las ventajas plausibles del no fumar, ya tengo muy claro que nunca podría abandonar el tiro con arco, cuanto más disparo con mi arco más lo adoro, y lo mejor... no tiene efectos secundarios nocivos. Si alguna vez conocéis a un arquero que le falte algún muelle, os aseguro que lo perdió antes de disparar su primera flecha.

Este sábado disfruté de una forma especial, compartí patrulla con Robert, el enano y Víctor, unas cuantas fotillos para dar fe...


Primero fotografio yo...



Después fotografía el enano...



Y ahora una de Víctor con su nuevo longbow, en la que se puede observar ese jodido vicio de estirar el dedo para evitar que la flecha se salga de la ventana, mejor evitar pinzar en exceso el culatín e inclinar ligeramente el arco, pero los dedos... donde deben estar, acariciando la empuñadura...



El ascenso del recorrido fue increíble, no resoplaba en las cuestas y notaba como mis músculos respondían gracias al desatasco de tuberías. Lo único que acusé fue algo de cansancio hacia el final de recorrido pero eso ya lo esperaba después de unas semanas de inactividad y de 7 días en un hospital.

Al finalizar el recorrido disparé unas cuantas flechas más en la zona de entrenamiento, mientras disparaba mi arco pude observar atentamente a dos buenas arqueras que nos visitaban esa mañana a raíz del cursillo de arco desnudo que se efectúa en nuestras instalaciones, cursillo magistral por cierto, como magistral esta siendo el seguimiento por parte de los cursillistas. Pues bien, como decía he podido observar con atención a dos buenas arqueras entrenando en el club. La primera de ellas es una referencia para mi, como lo es y será siempre José Luis Iriarte, estoy hablando de la grandísima arquera catalana Gloria Sangenís. Como os digo estuve observándola mientras soltaba sus series de flechas y me encandiló, tiene duende y unas tablas admirables, tiene a mi juicio también esa madera que hay que tener en competición, una delicia observarla...



Su compañera Vicenta López también me gustó, quizás no está tan consolidada como Gloria pero la veo con mucho futuro, todo el proceso de anclaje, suelta etc. muy bien, falta acabar de asimilarlo pero cuando lo mecanice perfectamente estoy seguro que Vicenta pesará en el tiro con arco catalán. De momento se ve que ha tenido buenos profesores, tiene estilo y tiene... estoy seguro... duende, eso que no se aprende, aunque deba educarse por supuesto...



Por cierto... ambas arqueras poseen unos longbows fabricados por Dioni Martinez, unos arcos muy hermosos. Con seguridad de lo mejorcito que se fabrica en nuestro país, y por lo que he visto y escuchado funcionan muy bien.

Feliz semana arqueros/as !!

Robin



Febrero 2007

Marzo 2007

Abril 2007

Calendario (diario de Robin)