Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Lunes, 8 de Marzo de 2010

Querido diario.

Vivacidad.


Xuri en el TEM nevado


(Escuchando: "Knockin' On Heaven's Door (Bob Dylan)")

Nada se opone a que además de vivos, seamos como la vida. Basta con aceptar las sugerencias. Y si acaso sólo admitir una negación. La de no querer ser propiedad de lo que posees. O ser también algo de obsequio para lo que te rodea y para los que están cerca.

Vivir la vida como se merece, ella y nosotros, sigue siendo la hermosa tarea pendiente. Pero de las mil recetas, seguramente la más sencilla, barata y creativa sea precisamente la de ir a la par con lo que permite vivir. O cuando menos no arrasarlo, darle tu no violencia. Para lo que resulta completamente vital, ser vitalista, que es de alguna forma querernos un poco más a nosotros mismos. Es decir, no segregarnos de lo que nos acepta. Cuando alguien se une a lo que ofrece mucho, puede entender qué es la generosidad.

A ser vitales, que es una de las mejores posibilidades que se nos ofrecen, hemos de apuntarnos. Para aprender sólo hay que ir a donde estén los vivos. Los profesores de esta licenciatura son mudos, no califican, se enseñan y ya enseñan. Goethe afirmó que "nada enseña a vivir mejor que lo viviente", y yo diré que no hay mejor escuela que la propia naturaleza.

Ayer por la mañana disfruté de la generosidad de unos arqueros para con unas nuevas aprendices, en un entorno generoso, el bosque, y disfruté también observando el cada día más hermoso tiro con arco de mi entrañable amigo Blai. Hace poco que el joven arquero ha reanudado su actividad arquera, pero ya destellan fogonazos de esa chispa que siempre le ha distinguido como arquero. Era necesario recuperar su técnica, escarbar en la memoria sensitiva y pulir esos trazos con los que sabe pintar su tiro con arco, trazos que ha guardado con mimo durante sus andanzas por el mundo de ahí afuera.

Las flechas de Blai han cobrado vida de nuevo, y semana tras semana son cada vez más hábilmente dirigidas. Nuestro joven arquero que durante unos años ha vivido múltiples aventuras por un mundo para nada fácil allende las fronteras, se está forjando hombre, pero un hombre que conserva destellos de niño en sus pupilas, un ser entrañable a quien reconocí desde el primer día.



Ayer también disfruté invitando a dos nuevas aprendices arqueras a unirse a nuestra patrulla, temerosas de ser un incordio las convencí para que hicieran un paréntesis en su formación arquera, en realidad no fue un paréntesis sino un añadido de mi cosecha que les permitió ver un poco más lejos de lo que apuntan los manuales de tiro con arco. Nuestras invitadas se atrevieron y poco a poco descubrieron la maravilla de que cada diana sea un desafío totalmente distinto a su anterior, descubrieron también los desniveles del tiro de bosque y esa desnudez que te imprime una distancia desconocida. Y como no, descubrieron que la intuición es un recurso a considerar, y que quien sabe, posiblemente la exploren una vez superada su formación básica.

Observando el vuelo ascendente de una flecha...



En estos momentos está nevando en toda Cataluña, lentamente los copos de nieve lo van cubriendo todo, imagino cómo estará de hermoso el bosque del club, imagino también mi brazo extendido sujetando mi arco mientras los copos van depositándose lentamente en él. Así que aprovecho para colgar algunas fotos que me enviaron cuando nevó en el mes de Enero.



Puesto de tiro de los arqueros

Oriol

Juanjo y Fani

Víctor


¡Hasta pronto!

Robin

Domingo, 14 de Marzo de 2010

Querido diario.

"Tomajau" (Tomahawk)



(Escuchando: "Mud On The Tires (Brad Paisley)")

Aclaremos primero... "Tomahawk" es un hacha originaria de Norteamérica usada por los nativos americanos. Pero esta mañana un grupo de arqueros hemos descubierto una variante Layetana, nos referimos al "Tomajau" tal y como le llama el viejo José a una especie de machete que hoy manejaba hábilmente para despejar algunos obstáculos que han aparecido en nuestro recorrido.

Pero empecemos por el principio...

El día se ha levantado hermoso, en el club restos de nieve se resistían a desaparecer...



¡Qué hermoso!... pensaba a primera hora, pero más tarde la nieve ya no me ha parecido tan fantástica, sobre todo al comprobar el daño que ha ocasionado, así es la naturaleza, no hay propósito, no hay intención, sencillamente suceden cosas que rompen nuestros esquemas, hay que aceptarlo sin más, la naturaleza nos recuerda de vez en cuando lo insignificantes que somos como individuos y que lo único que realmente importa es el conjunto.

Tristes secuelas las que el acumulamiento de nieve ha producido en el bosque de nuestro club, podría decir que un centenar de árboles han caído, así como infinidad de ramas que no han soportado el peso de ese inhabitual manto blanco, esta mañana el bosque lloraba irreparables pérdidas.

Una cuantas imágenes..


Árboles caídos

Márgenes con infinidad de ramas caídas.

El viejo José con su "Tomajau"

Compañeros despejando caminos.

Blai con otro "Tomajau"

En plena faena

En la zona situada en la parte más baja del club, concretamente cerca del convento de las monjas, el daño ha sido mucho mayor, enormes árboles han caído, Jevi que regresaba de ese lugar me ha dicho que los agujeros dejados por los muñones de raíces eran tan grandes que si se metía en ellos su cabeza no llegaba a la superficie, le he visto tan deprimido que no me he atrevido a visitar la zona.

Aparquemos este tema tan triste, pues no hay vuelta atrás, solo arduo trabajo y reparación. El día también ha tenido sus buenas notas, graciosas unas, divertidas otras viendo volar nuestras flechas y muy entrañables al final de la mañana.

Curiosidad del día, el sorprendente atavío de nuestro compañero Andreu que ha sufrido una incorporación que lo convierte en mitad arquero mitad pastor ovejero, comprobad el forro ovejero que se ha incorporado para calentar los brazos...



Primer plano del atuendo.

No hay como disparar calentito.


A pesar del desastre hemos podido disparar nuestras flechas, aunque el recorrido ha tenido que ser despejado en varias ocasiones.



Blai

Chuqui

Andreu

La cabra blanca, acribillada


He abandonado la patrulla antes de finalizar el recorrido, se me hacía tarde, pero al pasar por el campo de entrenamiento me he encontrado con entrañables personajes y por supuesto he olvidado la prisa por regresar a casa.

He saludado a Dioni de Diomar Bows, a Jordi Lorenz que es el mejor arquero de recurvado que ha dado el tiro de bosque, a Gloria Sangenís toda una subcampeona del mundo con su longbow, y a Jordi Pros un arquero de longbow de primera fila, un lujo verles disparar sus magníficos Diomar Bows, y por supuesto... un placer comprobar como la calidad personal está a la altura de su buen tiro con arco.



Con Jordi Lorenz y Dioni de Diomar Bows


Gloria Sangenis y Jordi Lorenz preparando el tiro


Nuestros campeones unos instantes antes de la suelta


Jordi Pros con su característico estilo


Dioni ha querido reunir unos cuantos arcos de reconocidos arqueros para hacer un reportaje fotográfico, finalizo esta entrada con algunas imágenes de esa criaturas de madera que tan magistralmente sabe construir.



Mi Blackwidow rodeado de arcos Diomar


Del reposa arcos al suelo


Preparando los arcos para las fotos


Fotografiando los tips de las palas


Variedad de tips


Las creaciones de Dioni sobre la hierba


Detalle de algunas empuñaduras


Y eso es todo amigos.

Robin



Febrero 2010

Marzo 2010

Abril 2010

Calendario (diario de Robin)