Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Sábado 26 de Marzo de 2016

Querido diario.

La picadura de la Viuda Negra...



(Escuchando: "Piratas del Caribe BSO (Hans Zimmer)")

Es conocida mi pasión por Black Widow Bows, unos de los mejores arcos tradicionales de todos los tiempos. Fui consciente de su existencia hace unos 20 años, estos maravillosos arcos me han dado muchas satisfacciones y me han ayudado, porque son arcos que ayudan, a formarme como arquero, he alcanzado tanta complicidad con ellos que seguiré utilizándolos con seguridad hasta el vuelo de mi última flecha. No soy promiscuo en cuanto al material, cambio poco o prácticamente nada cuando éste cumple perfectamente con su cometido.

Durante estos últimos veinte años y una vez establecido con que arcos y flechas debía cabalgar mi camino del arco, he querido centrarme en profundizar en el auto conocimiento a través de la experiencia de superación personal que ofrece el tiro con arco, aceptando mis errores y templando mi actitud ante la diana, con los años he llegado a matizar ligeramente mis propios valores. He huido siempre de cualquier tipo de imposición, cuando empuño mi arco decido como y de qué forma disparar, lo hago según mi propio criterio, no acepto prohibiciones ni el excesivo intervencionismo en cómo hay que hacer, como hay que vestir, que se puede llevar, como ha de ser el arco, las flechas, y como no… el arquero. Yo me forjo a mí mismo y como no participo en el festival de la competición me libro de sufrir en carne propia alguna de las absurdas normas que contienen los reglamentos, ellos van hacia una dirección con un propósito intervencionista, yo voy en otra disfrutando de mis elecciones y mi libertad, y tan amigos.

He sido siempre reacio a demostrarle nada a nadie, aunque experimenté lo que es la competición, aprendí mucho más sobre los arqueros que sobre el tiro con arco, hoy en día tengo un buen conocimiento sobre el tiro con arco tradicional, pero se mucho más sobre el mayor generador de problemas en el tiro con arco, adivinen quien es… el propio arquero.

Volvamos a Blackwidow, fue el año 1957, año de mi nacimiento cuando los hermanos Jack, Bob y Norman Wilson la fundaron en un pequeño almacén de la ciudad de Springfield, Missouri. Bob Wilson experto constructor de arcos, diseñó y construyó un revolucionario recurvado en un brillante contraste de cuerpo negro y palas blancas y al que se le ocurrió bautizar con el sugerente nombre de Black Widow, una letal araña de tan solo 1,3 cm que habita en los bosques de América del Norte.



La habilidad de los hermanos Wilson, como tiradores, les llevó a ganar muchas competiciones a nivel local y nacional, lo que unido al original y efectivo diseño de sus arcos, encumbró el nombre de Black Widow como sinónimo de gran calidad y eficiencia. Sus ventas, sin embargo, iban dirigidas a Europa y Australia, donde sus arcos ganaron innumerables competiciones a todos los niveles, siendo incluso varias veces campeones del mundo, Esto último incrementó aún más la fama de la marca de los hermanos Wilson, que adoptaron el slogan de -Famosos en todo el mundo-.

Sus diseños de cuerpo forjado en magnesio, aligerados en la parte central y con su masa cuidadosamente distribuida, característicos por los protuberantes cuernos en el punto donde se encastran las palas, eran sinónimo de ganador y considerados como el Cadillac de los arcos. Eran los años dorados.

Pero llegó la época de las vacas flacas y en 1976 sus ventas cayeron en picado hasta un 80%, debido a la popularidad del entonces innovador arco compuesto. Los hermanos Wilson, ya sexagenarios, creyeron que la hora de la desaparición del arco recurvado había llegado y vendieron la fábrica a unos de sus empleados que la dirigió sin mucho éxito hasta que en 1982 fue comprada a precio de saldo por su actual presidente, Ken Beck. Ken Beck fue introducido en el mundo de la caza con arco por su hijo mayor, Scott, quien construyó su primer arco como un trabajo para la clase de manualidades del instituto y al que añadió otro para su hermano Dan y otro para su padre.

Juntos solían ir a los bosques cercanos a su granja a cazar infructuosamente al ciervo de cola blanca o Whitetail. Ken Beck, hombre muy religioso perdió a Scott en un accidente con un dune buggy en 1974, a la edad de 16 años, hecho que cambió completamente su vida. Desde entonces adoptó la caza con arco como un instrumento que le hiciera sentir más cerca de su malogrado primogénito, y tras varios cambios de residencia y de trabajo, compró los remanentes de lo que fue la fábrica de los hermanos Wilson, pensando que fabricar arcos y trabajar con la madera sería agradable.

En 1982 contrató como gerente y maestro arquero a Bill Bonner, dada su gran experiencia en estos arcos, ya que había empezado muy joven, en 1973, a trabajar con los hermanos Wilson. Este equipo demostraría ser de gran eficacia y relanzó la marca a una nueva etapa de gloria.

Los últimos diseños de los hermanos Wilson fueron arcos de competición con el cuerpo de metal, pero Ken Beck prefería el tacto de la madera y los arcos de caza. Tras varios prototipos, a principios del verano de 1982 desveló el modelo MA que significa Maple Anniversary (aniversario del arce), pues ése era el 25 cumpleaños de la fundación de la firma Black Widow y la madera con la que se construyen sus arcos.



La arquería tradicional estaba en proceso de extinción por aquel entonces, y el Black Widow MA fue un arco destinado a una minoría, lo que por otro lado permitió que fuesen hechos a la medida del arquero, y uno a uno, lo que contribuyó a su gran calidad.

Sin embargo en los últimos años hemos vivido un fuerte retorno al arco recurvado y al Long Bow, lo que ha contribuido en gran parte a aumentar las ventas de esta marca, convirtiéndose de nuevo en una de las más fuertes del mercado de la arquería tradicional. Esto no ha llevado a la masificación de la producción, sino que por el contrario los arcos se siguen fabricando a la medida de cada arquero y según sus especificaciones y preferencias, lo que contribuye al éxito de la firma.



A principios del año 2005, Ken Beck ya entrado en años decidió traspasar la fábrica a tres de sus más antiguos y leales trabajadores: Roger Fulton, Toby Essick y John Clayman. Con esta operación tenemos Black Widow para bastantes años.



Hasta pronto amigos.



Febrero 2016

Marzo 2016

Abril 2016

Calendario (diario de Robin)