Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Martes, 10 de Abril de 2007

Querido diario.

A 33 días del último cigarrillo.

Pues si, ya hace más de un mes del último cigarrillo, y ya empiezo a entender que esto de ser ex-fumador no va a ser cosa fácil, pero mi voluntad es quien controla lo que hago o dejo de hacer, aunque... no puedo evitar sufrir tentaciones. Como respuesta no pienso en ello y desvío la atención en cualquier otra cosa y si no... a beber agua hasta que me salga por los oídos, la cuestión es no darse por vencido.

Este sábado me reuní con José en el club, el enano nos acompañó durante las primeras dianas, pero cuatro flechas son pocas, y cuatro flechas mal emplumadas es casi un boleto para abandonar un recorrido a los pocos fallos. Así que empezamos tres el circuito de volumétricas y a la diana número 10 el enano ya nos abandonaba. Seguí el recorrido con José disfrutando de una mañana deliciosamente húmeda como hacía tiempo que no recordaba, las recientes lluvias han hecho mucho bien a nuestro bosque, eso sumado a mi recuperación olfativa se traduce en una explosión de olores con cientos de matices que antes no podía diferenciar... ¡¡ni un puto cigarrillo más!! ¡y de ahí no me saca ni Dios!

Pero volvamos al arco...

Mañana muy distendida, en la que José y yo dimos vuelo a nuestras flechas, José algo irregular como es lógico por su lesión, pero sorprendiendo con algunos aciertos notables, como las dos flechas clavadas prácticamente juntas, eso que a mi tanto me gusta...



Veamos ahora una acción de José sobre la diana que denominamos "de la piedra" supongo que se entiende que es lo que el arquero ve además de una exquisita diana, ni más ni menos que una atractiva, exuberante y maliciosa piedra justo delante, esa piedra puede arruinar nuestros tiros y también alguna flecha, por esa razón hay que eliminarla y concentrarnos exclusivamente en la diana y sobre todo no disparar con miedo. La flecha puede pasar sin ningún problema, la parábola evitará la piedra que por cierto, la vemos de frente porque disparamos desde mucho más abajo, así que sin miedo... y... ¡a por ella! ¡la diana claro!



También nos acompañó "Fliser" inseparable del viejo José, donde esté José está Fliser...



Y siguiendo nuestra patrulla se encontraban los dueños de Fliser, Raúl y Ana, la que por cierto estrenaba un nuevo carcaj de cintura hecho a mano por Gabriel, el mejor artesano del cuero para arqueros...



"Artés Cuero"
Gabriel Montalban


Hace escasos minutos que he colgado el teléfono, se trataba de una llamada de Televisión Española, por lo visto andan buscando gente para un casting de un nuevo concurso de habilidades, y en este caso buscaban a un arquero. Les he comentado que no se que tipo de espectáculo andan buscando pero que deberían buscar entre grupos de recreación histórica que posiblemente puedan dar algo más de color a un show. El que reventaba aspirinas en el aire con una flecha y un long bow hace años que pasó a mejor vida y creo que ni eso sería ya atractivo para el telespectador de hoy en día. En fin... que le he pasado la pelota a un buen amigo conocedor de la movida de la recreación.

Recuerdo hace un par de años que también me llamaron para un programa de la televisión autonómica catalana, entonces necesitaban a un ballestero. Conozco expertos en ballestas pero no para hacer algo en los próximos dos días como era el caso, así que decliné la invitación por la imposibilidad material de organizar absolutamente nada en tan poco tiempo. El tiro con arco funciona a otras velocidades.

Robin

Sábado, 14 de Abril de 2007

Querido diario.

Tirada social 3DI...

Estoy que salto de contento, hoy he participado en la tirada social del club y como novedad he concursado en mi primer recorrido 3DI, o sea bajo el reglamento 3D FITA. Las diferencias más significativas de este reglamento 3DI es básicamente que se dispara a 30 dianas volumétricas en lugar de a 20, pero solo una flecha por diana en lugar de las dos flechas habituales en el 3D normal. Aunque no lo parezca cambian muchas cosas, no tener la posibilidad de una segunda flecha para corregir un error de la primera puede ser un handicap. Afortunadamente mis primeras flechas suelen ser buenas, y el hecho de saber que no había segunda flecha ha hecho que me concentrara muchísimo más en mis disparos. El resultado ha sido de 234 puntos y un X10 que es un 10 en el circulo más pequeño.

Para los que desconocen el 3DI decirles que en una diana hay varias zonas de puntuación: el X10 que es una circulito en el interior del circulo del 10 que sirve para decidir en caso de empates pero puntúa igualmente 10, el 10 para el circulo del pleno, el 8 para la siguiente zona de herido, el 5 para el resto del animal y el 0 en el caso de fallar el tiro o darle a una pezuña o a un cuerno.



Como es mi primera tirada 3DI voy a colgar aquí lo que ha sido mi tarjeta de tiro, en ella se ve que me he mantenido bastante bien salvo en el tramo de las últimas dianas que he acusado un poco de cansancio y he puntuado algunos cincos. Lo importante es que no he fallado ninguna flecha, hoy tenía un buen día y quizás debido a la novedad me he concentrado mucho en cada uno de los tiros que después comentaré.

Esta ha sido mi tarjeta...


  X10 10 8 5 0 TOTAL  
1     8     8 Lince
2       5   13 Urogallo
3   10       23 Coyote
4     8     31 Tejón
5     8     39 Rebeco piedra
6 X10         49 Liebre
7     8     57 Puma
8     8     65 Tejón grande
9   10       75 Zorro sentado
10     8     83 Oso marrón
11   10       93 Zorro
12     8     101 Jabalí
13     8     109 Lobo
14   10       119 Ciervo
15     8     127 Castor
16     8     135 Jabalí acostado
17     8     143 Muflón
18     8     151 Jabalí pequeño
19       5   156 Impala
20     8     164 Castor
21     8     172 Lince
22     8     180 Urogallo
23   10       190 Coyote
24       5   195 Tejón
25       5   200 Rebeco piedra
26     8     208 Liebre
27     8     216 Muflón
28       5   221 Jabalí pequeño
29       5   226 Impala
30     8     234 Castor


Pues bien, empecemos con el recorrido 3DI de hoy...

El recorrido ha sido el habitual de 3D de 20 dianas repitiendo al final las primeras seis dianas y tomando un desvío las cuatro últimas. Los que tiramos con arcos tradicionales disparamos a un máximo de 30 metros que es menos que el 3D de siempre, esta reducción de las distancias ha hecho que encontrara el recorrido más fácil de lo habitual.

Me sitúo ante la primera diana, se trata de un lince, un viejo conocido del recorrido, utilizo mis binoculares para precisar visualmente donde está la zona del pleno, ya que no hay foto en la piqueta para localizarlo. Respiro hondo y suelto la que será mi primera flecha, impacta en zona correcta, 8 puntos, no está mal para empezar, de alguna forma mi plan es mantener una media de 8 puntos sobre las 30 dianas y para ello no hay que soltar la cuerda precipitadamente. Me dirijo ahora hacia un Urogallo que no es santo de mi devoción, mi primer 5, no pasa nada, necesito entrar en calor y encarar cada diana como si fuera la única del recorrido. Subo unas escalinatas y me planto delante de un coyote, un tiro que conozco muy bien, es mi primer 10, mantengo la media. Toca ascender, cruzo la carretera de acceso al club y después de cuatro escalones más me planto ante un tejón que tiene mala gaita, es un disparo de abajo hacia arriba y si la flecha se eleva en exceso puede rebotar en el lomo y perderse, tomo aire y anclo la cuerda, se produce la suelta, otro 8 en el tejón de las narices, no puedo quejarme, recojo y me dirijo hacia la diana "de la piedra" que comenté el otro día, tomo mi tiempo para relajarme y suelto mi flecha anotándome otro 8, vas bien Robin, no la cagues que vas bien.

Toca ahora subir una dura escalinata de troncos hacia la siguiente diana donde teníamos un mochuelo, ahora no hay mochuelo, una liebre erguida me espera a nivel del suelo, es tiro de pocos metros en el que hay que precisar muy bien la deriva, la jodida liebre ha pasado mucha hambre y tiene poco cuerpo para recibir mi flecha, disparo y BINGO mi primer X10, no he podido evitar sacarle una foto...



Seguimos que aún quedan muchas dianas. Sigo la ruta marcada del recorrido hasta situarme frente a un puma, otro viejo conocido, observo que el tiro no ha variado y mantiene su distancia habitual, lo resuelvo con otro 8, recojo y me dirijo al siguiente tiro al que si le han reducido la distancia de tiro, en esta ocasión nueva diana, un tejón mucho más grande que el tejón toca pelotas de la diana cuatro, es un tiro muy asequible desde mi punto de vista, otro 8, podía haber apurado algo más y sacarle un 10, pero como dicen... la avaricia rompe el saco y queda mucho por resolver. Diana número 9 del recorrido, un disparo corto a un zorrito sentado la mar de simpático (si le aciertas, claro) alcanzo el pleno anotándome otro 10. Sigo el camino con un ligero descenso, es el antiguo tiro al muflón que tanto me gustaba, pero el muflón se ha convertido en un oso marrón y gordo, y la distancia ha sido reducida, tengo en cuenta esta reducción considerando por eso que el tiro es hacia abajo y alcanzo de nuevo la zona de tocado, otro 8 anotado en la tarjeta. Ahora viene un tiro muy hacia abajo a un zorrito medio muerto de hambre, hay que ver que pequeño se ve desde tan arriba, suelto alcanzando el 10, la diosa fortuna me ha acompañado en este tiro, cuando me disponía a encarar el zorro me he sentido algo inseguro y eso suele ser siempre un mal presagio, por suerte no se ha cumplido. Después de un disparo muy hacia abajo no hay nada mejor que otro escandalosamente hacia arriba, pero de nuevo han reducido la distancia y otro 8 ha engrosado mi especial ejercito de ochos del día, ya van unos cuantos y voy cumpliendo mi objetivo.

Me dirijo hacia la diana número 13 donde me espera un lobo, otro viejo conocido, es un tiro que le tengo confianza ya que no es nuevo para mi, me dejo llevar por esa memoria intuitiva que utilizamos los que tiramos tradicional y anoto otro 8, estoy que me salgo de contento, y lo mejor es que a medida que avanzo me siento más y más seguro, ya llegará el momento de la gran cagada, pero no, no he de pensar en negativo, me detengo y descanso unos minutos, y me dejo llevar por el sonido impresionante de un bosque azotado por un poderoso viento que por lo visto no va a abandonarme hoy, en algunos tiros he tenido que esperar a que amainara un poco porque he temido que una ráfaga de viento desviara mi flecha. Es impresionante el bramido de las hojas, de las ramas, del bosque entero resistiendo los envites de un viento poderoso, que frágil se siente uno inmerso en este oleaje arbóreo, que frágiles somos realmente los humanos en medio del poder de la naturaleza. Estos pensamientos alejan el mal "yuyu" de mi cabeza y me dispongo a seguir el recorrido.

Toca ascender una empinada cuesta hasta alcanzar la diana 14, la que denomino "del sol en la cara" pero afortunadamente hoy esta nublado y el sol no va a cegar a ningún arquero, al final de un pasillo me espera un ciervo cuya silueta se me insinúa como si estuviera cortejándome, preparo mi flecha, la misma que he disparado durante toda la mañana, y doy fin al cortejo con un 10 fenomenal, hoy si que te he cazado ciervo, el sol te ha dejado desnudo ante el arquero y este no ha perdido su oportunidad. Anoto la puntuación intentando que el total de puntos no sublime esa estupidez que en algunas ocasiones derriba el castillo de naipes que pueden también ser mis propósitos y me dirijo hacia la diana 15, la que habitualmente era un faisán se ha convertido en un rechoncho castor, pero cuidado con el castor, está ligeramente inclinado y una imprecisión puede hacer rebotar la flecha y poner a parir al arquero, que me conozco. Clavo mis pies en el suelo, coloco cada uno de los huesos de mi cuerpo bien alineados y suelto mi flecha, la única flecha que puede hoy recibir una diana, otro 8, no he querido apurar, no me he fiado de la posición de la diana, apurar el tiro podría haberme costado un 0 y otro de mis propósitos del día es clavar todas mis 30 flechas en las dianas.

Después de la fase de ascenso inicio el descenso del recorrido, todo lo que resta es hacia abajo, resuelvo un jabalí acostado con un 8, y la siguiente que es un tiro largo a un muflón con otro 8, hoy es un día ocho por lo visto y ya llevo acumulados 143 puntos. La siguiente diana es una que a Robert le encanta, un pequeño jabalí muy asequible que resuelvo con otro 8. Y por fin aparece el segundo 5 del día, ya tocaba, un Impala, antes era un tiro muy largo, ahora han adelantado la diana por lo que hay que corregir la memoria de tiro porque podría sobrepasar el lomo, lo alcanzo pero me desvío un poco alejándome de la zona de tocado, puedo permitírmelo, no hay problema. Le toca el turno a la última diana del recorrido 3D de siempre, en esta ocasión ha cambiado por completo el tiro, en lugar de un ciervo a distancia, me encuentro a escasos metros frente a un castor, controlo la zona del pleno con los binoculares y resuelvo con un 8, llevo buena puntuación, es necesario relajarme faltan aún diez dianas y entre ellas alguna que puede fastidiarme la tarjeta.

De nuevo arranco en la primera diana del recorrido, repito 8 y me dirijo al urogallo, no quiero fallarlo y me tomo mi tiempo para encararlo, tomo aire y anclo la cuerda, concentro mi mirada en la zona donde he de impactar, parece que el urogallo vaya a moverse el muy jodido, pero otro 8 va a parar al saco de los ochos, he mejorado el 5 que había disparado al inicio del recorrido. Después del urogallo voy en busca del coyote subiendo de nuevo unas escalinatas, acuso un poco de cansancio pero ya queda poco, disparo al coyote y anoto un 10, mi autoestima lo necesitaba, pero... ¡oh no! ahora le toca el turno al tejón toca pelotas, efectivamente un 5 es todo lo que puedo sacar del maldito bicho, y la siguiente es otra vez la diana de la piedra... otro 5, mierda... como siga así entraré en barrena y me ganaré el adjetivo de tonto del haba, Robin frena y resetea la maquina de pensar, no he de dejarme llevar por los resultados, he de encarar cada diana como si fuera la única, ¡joder! que fácil es decirlo. Subo las escalinatas que me llevarán a la liebre del X10 anterior, tomo confianza pero parece como si hubieran añadido escalones en la subida, soy yo que por lo visto voy perdiendo gas, recupero oxigeno ante la liebre y suelto mi flecha que anota otro 8, más que suficiente. Después de la liebre he de tomar un desvió hacia la derecha para alcanzar la parte final del recorrido donde me esperan mis últimas cuatro dianas, suerte que ya es todo descenso. Primero el muflón con un 8, después la diana de Robert del jabalí pequeño donde clavo un 5, tengo ganas de acabar y eso hace que precipite mis tiros, pienso en el último que es un castor fácil y me animo, voy en busca del Impala que le saco otro 5 por los pelos, y me dirijo finalmente hacia la última diana de este 3DI que ya parece un viacrucis, resuelvo el castor con otro 8, hoy ha sido el día de los ochos.

Recuento de puntos, 234 y una flecha en el X10 de la liebre, más que satisfecho. Si la lluvia no nos joroba el día de mañana es posible que repita recorrido 3DI.

Al principio pensaba que el hecho de disparar una sola flecha por diana iba a saberme a poco, pero he de reconocer que también tiene un morbo especial que hace que te concentres mucho más en la diana. Para mi ha sido hoy una experiencia muy positiva y como no, una nueva ocasión para disparar flechas, ¿se puede pedir mas?

Robin

Domingo, 22 de Abril de 2007

Querido diario.

A 5.000 pies de altura...

Ayer me reencontré con Jordi en el club, fue una inmensa alegría compartir la mañana con mi viejo amigo, también nos acompañó Víctor. Jordi me preguntó por mi visita al hospital ya que no habíamos coincidido desde hacía largo tiempo. Entre flecha y flecha nos contó historias de espartanos y de romanos, siempre he pensado "que gran profesor de Historia se han perdido las aulas". Al final de la mañana me invitó a pasar la tarde en su recién estrenada nueva casa para practicar con uno de los simuladores de vuelo que tiene en el ordenador, por supuesto... esa tarde Robin pilotaría un Heinkel 111, un avión que siempre me ha fascinado...



Detalle de la cabina acristalada, que ofrece una visión excelente en pleno vuelo...



He de reconocer que soy muy torpe con los simuladores, pero con la ayuda de mi amigo Jordi conseguí hacer cuatro pinitos por el aire, incluso volar con otros aviones y cazas. Que distinta es la respuesta a los mandos cuando maniobras estos grandes aviones comparado con los nerviosos cazas. Cuando Jordi me invitó a pilotar un caza Zero japonés tuve que moderar el movimiento del Joystic porque el caza se volvía casi tan loco como el que lo pilotaba, es evidente que se me da mucho mejor el arco que los aviones, por virtuales que estos sean. Saludé a Gemma y a la hija de Jordi, Marta, nuestra pequeña amazona que ha crecido mucho, es posible que el próximo sábado venga al club para disparar su arco, será fantástico ver volar de nuevo sus pequeñas pero encandiladoras flechas.

Esta mañana he recuperado sueño atrasado, aunque digan que el sueño no se recupera, me ha hecho bien tomarme un domingo de relax. A media mañana he salido a pasear por un bosque que tengo muy cerca de casa. Pasear por el bosque es algo que siempre me revitaliza, y como el médico me recomendó unas buenas caminatas, que mejor que introducirse en el bosque y explorar sus mil y un rincones, ni uno igual, nada se repite. Es necesario desconectar del ayer y del mañana para vivir el presente con minuciosidad e intensidad. Al cabo de una buena caminata diviso un hermoso árbol, una haya, me aproximo y contemplo su majestuosidad, como tantas otras veces me siento junto a ella, es en ese preciso momento cuando entro en una atmósfera de paz, es entonces cuando recuerdo de que en la vida humana no todo es lucha, de que nuestra existencia también puede ser dulce y armoniosa. Es un haya imponente, su tronco recto se eleva como una columna, es un árbol muy estable, sus raíces se extienden a lo ancho, pero no son muy profundas, es como si el árbol no necesite mucho más que la propia seguridad en sí mismo para mantenerse erguido. A los pocos minutos me asaltan pensamientos, la brusquedad de los últimos acontecimientos me inquietan y me doy cuenta de cuanto hubiera podido perder si la medicina no me hubiera salvado la vida, la imagen de la muerte asoma en mis pensamientos, no es la muerte lo que me produce temor, es la pérdida de tantas cosas hermosas que la vida me ofrece, compartir con las personas a quienes quiero, tirar con arco por supuesto, mis cientos de inquietudes, la lectura, la naturaleza, y así cientos y cientos de pequeñas cosas que son al fin y al cabo lo que da sentido a la propia vida. El pensamiento de la pérdida de todo cuanto conozco me inquieta, y es entonces cuando al cerrar los ojos me concentro en mi interior, sintiendo latir mi corazón con fuerza, puedo notar en mi propia oscuridad como una fuerte fragancia me rodea, y siento latir el árbol y el bosque entero y sumergiéndome en el fondo de mi alma escucho una voz que me dice... mientras hay vida hay esperanza, hay mucho por hacer, no ha llegado tu hora. Bajo el poderoso influjo de la haya pienso que he de ser fuerte como ella, para ello vuelvo a contactar con el origen de mi fuerza interior, esa fuerza que resuelve los conflictos irradiando calma y seguridad. Por la noche cuando escribo estas líneas doy gracias a Dios por seguir vivo, y por poder seguir disfrutando de las personas a las que quiero, mi familia y mis amigos. Volaré de nuevo, algunas veces en complicados aparatos virtuales, el resto siguiendo el hermoso vuelo de mis propias flechas.

Que hermosa es la vida, que tontamente dejamos que transcurra la mayoría de veces.

Que la salud y la ilusión no os abandone internautas.

Robin

Domingo, 29 de Abril de 2007

Querido diario.

Domingo frustrado...

Este domingo me he acercado al club pero mi arco no me ha acompañado, se celebraba una competición de tiro con arco en la que participaban arqueros y arqueras catalanes y franceses denominada copa Pirineos. Solo he podido estar unas pocas horas porque tenía que ir a Vic a visitar a mi suegra que se la pasa entrando y saliendo del hospital, Montse es hija única lo cual quiere decir que en estas jodidas loterías siempre nos va a tocar. Bien, la cuestión es que con motivo de la competición ha venido a exponer y vender sus artículos el que yo considero como mejor artesano del cuero para artículos de arquería, mi amigo Gabriel Montalbán de "Artés Cuero". He estado buena parte de la media mañana charlando con Gabriel, me ha contado como comenzó en esto de la artesanía en cuero hace ya 16 años y también una buena cantidad de anécdotas. Hemos almorzado juntos y como no, he aprovechado la ocasión para comprarle algunos de los excelentes carcajs que fabrica, en este caso uno de espalda y otro de cintura para el enano...



También he podido saludar a Josep Angel Borras editor de arquers.info un boletín de noticias de arquería para los arqueros catalanes, una iniciativa que aplaudí el primer día que visité su página, gente con estas iniciativas es lo que necesita el tiro con arco, un placer estrechar su mano. Fue un acierto nombrarle moderador en nuestro foro de arquería Arqueros en la Red, que por cierto, pronto alcanzará los 2.000 usuarios, todos personas auténticas pues llevamos miles de altas robots y de espamers borrados uno por uno.

A media mañana he tenido que abandonar el club a desgana, habían muchos arqueros amigos a los que deseaba saludar, pero lo primero es lo primero, así que durante el resto de la mañana y mediodía me he hartado de contemplar las paredes de un cutre hospital mientras pensaba en más de un centenar de arqueros y arqueras que estarían disfrutando de los dos recorridos del club, afortunadamente y pese a las amenazas de los servicios del tiempo, no ha llovido, tirar en plena lluvia y me refiero por supuesto a lluvia intensa, es algo que detesto yo y supongo que el resto de arqueros.

Mañana lunes no trabajo, hacemos puente en la oficina por la festividad del martes 1 de Mayo, y para matar el gusanillo he quedado con el padre de Marta, Jordi, para hartarnos a tirar flechas en el club, creo que el bar estará cerrado, pero eso no es problema... llevaremos avituallamiento.

Mis mejores deseos para todos los que hayan participado en la competición.

Robin



Marzo 2007

Abril 2007

Mayo 2007

Calendario (diario de Robin)