Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Domingo, 1 de Mayo de 2005

Querido diario.

Después de dos semanas de abstinencia arquera he retomado el tiro con arco, la causa... una lesión en la rodilla derecha. Ayer sábado con la rodilla mucho mejor regresé al bosque. Nuestra tribu arquera había sido invitada por Robert, que también es socio de Can Piqué, para probar el recorrido 3D, nuestro agradecimiento al presidente del club CCTA Toni Roca por su amable invitación a raíz de la solicitud de Robert, nuestro anfitrión, bueno... mejor dicho... nuestro "Papa Pato" en Can Piqué, porque se ha desvivido para que sus "patitos" (Carmen, Xavi, Jordi, Marta, Antony y Yo) lo pasáramos divinamente.

Vayamos pues con la espléndida jornada del sábado 30 de Abril de 2005:

Llegamos al campo de tiro del CCTA donde nos espera Robert con una cámara de video para hacer un reportaje sobre la tirada.


Desayunamos en el bar y nos dirigimos hacia la primera diana del recorrido, un león un poco elevado, es una diana generosa para iniciar con buen pié el recorrido de bosque...


Can Piqué es sustancialmente distinto al TEM, y por distinto tiene ya su aliciente. Muchos de los tiros están a una buena distancia, siempre dentro de los límites que marca el reglamento, 35 metros, pero un buen número de ellas están ubicadas en una pendiente muy pronunciada obligando a elevar más el arco y en consecuencia haciendo más difícil la precisión del tiro. El terreno exageradamente seco como en el resto del país consecuencia de la escasez de lluvias que estamos sufriendo este año, lo que hace impracticables algunas pendientes y descensos con el consecuente riesgo de darse de bruces en el suelo. La escasez de árboles permite que los rayos del Sol hagan mella en los arqueros por lo que hay que ir bien provisto de agua para hidratar el cuerpo, gorra para el Sol y también una buena capa de crema con factor de protección solar. A diferencia de Can Piqué, el bosque del TEM es de los que cubre y protege, por lo que no estamos acostumbrados a este tipo de insolaciones... pero el ambiente de la jornada de tiro, sea en el terreno que sea lo aportamos los arqueros, y eso lo tenemos garantizado.

Robert nos ha inmortalizado sacrificando su propio tiro con arco, la verdad es que desde el primer momento se ha desvivido por todo el grupo y también por el estado de mi rodilla evitando que la castigara en zonas complicadas, ha recogido muchas de mis flechas indicándome a la vez que atajos debía tomar en el bosque, personalmente me he sentido muy cuidado por nuestro entrañable Robert, gracias de todo corazón, se que estarás leyendo estas líneas.

Esta mañana ha sido muy interesante porque el grupo ha tenido que resolver unos tiros "nuevos" para ellos. Una diana situada en un bosque cerrado hace relativamente fácil la apreciación de la distancia correcta, la misma diana a la misma distancia en un campo abierto o en un prado da la sensación de estar más cerca, eso es lo que esta mañana ha podido comprobar y muy bien toda la tribu, debidamente advertidos de esta particularidad todos en un momento u otro han sabido corregir su apreciación de distancia y resolver el tiro.

Xavi y Antony con Robert detrás captando una secuencia de tiro con su cámara...


Robert como te he dicho ha disparado su arco sin la necesaria concentración, hoy la cabeza de Robert estaba en cada uno de nosotros. Xavi y Carmen han ejecutado disparos buenos y malos. Xavi ha disparado con miedo y eso ha hecho que bastantes tiros naufragaran en el mar de las intenciones, es posible que las advertencias de Robert por la posibilidad de pérdida de flechas haya alimentado ese miedo a fallar el tiro. Carmen, que enseguida desconfía de si misma, ha ido recuperando confianza cuando le insistía en repetir algún que otro tiro. Jordi ha resuelto bien muchas dianas excepto alguna en la que se ha embarrancado, como por ejemplo un muflón muy elevado y al máximo de distancia al que le ha vaciado todo el carcaj sin efectuar un solo rasguño a la volumétrica, estas cosas pasan y en lugar de ametrallar la diana es necesario cambiar el chip y descansar unos minutos. Marta ha seguido en su línea obsequiándonos con unos muy acertados primeros disparos...


En lo que a mi respecta creo que he cumplido, y me he sentido bastante satisfecho con el resultado, aunque alguna flecha se me ha escapado. Por último... Antony, creo que esta mañana ha resuelto muy bien el circuito aunque con su habitual modestia dice siempre que falla mucho. Tiene una forma algo peculiar de colocar su arco, a mi parecer excesivamente inclinado, pero debo reconocer que ha cumplido pero que muy bien con las exigencias de las dianas, así que Antony puedes sentirte satisfecho del resultado, resultado que no se mide en puntos sino en la actitud del arquero frente a una diana, con más o menos acierto te he visto crecer como arquero diana a diana.

Aquí tienes a Antony en plena acción...


Finalizado el recorrido nos hemos dirigido hacia los cuatro ruedas con Gemma que hoy no ha podido acompañarnos en el recorrido por la orografía del terreno que no aconsejaba castigar un cuerpo sin la recompensa de hacer volar flechas. Nos hemos dado una comida opípara en un buen restaurante y por la tarde todos de regreso a casa en busca de un buen sofá.


Hace unas semanas, concretamente el sábado 16 de Abril tomé unas fotografías de mis compañeros arqueros en el TEM para comprobar la posición del arco una vez soltada la cuerda. Es muy importante la firmeza del brazo que sujeta el arco, si se balancea o se mueve demasiado, el vuelo de la flecha se verá afectado y no impactará la flecha allí donde apuntamos. Una vez el arco está tensado y anclado, el brazo debe estar firme como una roca hasta el instante en el que la flecha alcanza su objetivo. Es necesario flexionar ligeramente el codo para facilitar el desplazamiento del antebrazo fuera del trayecto de la cuerda. Al flexionar el codo también ayudamos a liberar el exceso de tensión en esta articulación evitando algún tipo de lesión.

Es importante que la potencia del arco no nos sobrepase y también que la masa del cuerpo del arco absorba bien las vibraciones y el golpe que se produce en la suelta, por lo que debe sujetarse firmemente la empuñadura del arco, alineando bien muñeca y brazo incluso después de producida la suelta. Cualquier movimiento del arco antes, durante y después de la suelta puede desviar la flecha de su objetivo.

A lo que íbamos... veamos un antes y un después de la suelta de Carmen, Jordi y Robert:

Empieza Carmen...


Carmen ancla correctamente su arco, el brazo muy bien alineado con la flecha...


Observa la posición correcta de la mano de tensado, los dedos quizás excesivamente abiertos lo que me indica que la suelta no se ha producido por relajación de la mano sino por la voluntad de abrirla, el brazo del arco correcto al igual que la posición del mismo cuando la flecha ha iniciado su vuelo...

Seguimos... le toca el turno a Jordi, veamos su anclaje...


Como podemos ver es una posición más agresiva, menos olímpica y más de bosque o caza...


La posición después de la suelta es correcta y los dedos de la mano indican que ha soltado por relajación.

Veamos seguidamente a Robert con su Gamemaster, sabemos todos y sabe Robert que el Gamemaster es un arco que imprime mucha velocidad a la flecha, con un comportamiento no precisamente suave, con poca facultad de absorción de las vibraciones y con un buen golpe cuando sueltas la cuerda...

Primero el anclaje...


Aparentemente correcto, pero parece que la mano que agarra el arco no lo está sujetando con firmeza, algún dedo no agarra la empuñadura... ¿que puede suceder?


Ha bajado el codo de tensado, ha bajado el brazo que sujeta el arco y también se ha producido un desplazamiento hacia la derecha del arco. Si esto sucede en el momento de la suelta afectará de manera importante en la trayectoria de la flecha.

¿Porque ha sucedido esto?

La potencia del arco supera al arquero, en las fotos no se ve pero cuando Robert mantiene tensado su Gamemaster el brazo del arco no permanece quieto haciendo que la punta de la flecha baile un vals ante el objetivo a impactar, menos evidente pero parecido a lo que le pasa a José como consecuencia de su minusvalía en el brazo izquierdo. También ha intervenido en ese descontrol de posición del arco el propio diseño del Gamemaster, es excesivamente ligero con un comportamiento poco agradable, por esa razón es un arco que no es santo de mi devoción, la empuñadura es detestable impropia de un Hoyt.

La velocidad de la flecha no es la panacea en tradicional, es más... puede hacerte llegar a ninguna parte si no eres un arquero con gran experiencia, hay que tener presente que a mayor velocidad más crítico se vuelve el arco, en consecuencia perdonará mucho menos sueltas mediocres. Hace tiempo probé un excelente recurvado de la marca Sky que daba una velocidad de salida de la flecha igual o superior al Gamemaster (con la misma potencia) pero sin estaquear al final del tensado y con una suavidad de comportamiento notable, en absoluto daba patada al soltar la cuerda. Nunca debe un arquero comprar un arco seducido por su estética sino por su comportamiento en sus manos, con lo cual es necesario siempre probar los arcos antes de comprarlos.

Llevará tiempo y sacrificio que Robert domine su nuevo arco, espero que en el futuro lo que es un cuerpo a cuerpo entre arco y arquero se convierta en una combinación letal ante las dianas, pero mientras esto se produce otros seguiremos acoplándonos dulcemente a nuestros Ironwood.

Si yo fuera Robert, cambiaría o modificaría la empuñadura del arco y añadiría un buen estabilizador, podría tener una agradable sorpresa.

Robin

Lunes, 9 de Mayo de 2005

Querido diario.

¡Maldito fin de semana!

Viernes 6 de Mayo, aproximadamente las 19 horas. Estoy en la oficina, solo me faltan quince minutos para iniciar un merecido fin de semana... tirar con arco, estar con la familia y desconectar de una semana laboralmente intensa, queda poco... "RING RING" suena el teléfono móvil... no identifico el número que me está llamando pero descuelgo, es el enano que me dice que él y Montse han tenido un "choque" con el cuatro ruedas, le pregunto si se han hecho daño y por la forma de decírmelo parece que solo Montse un poco. Le pregunto donde se encuentran y salgo a toda velocidad con mi cuatro ruedas hacia la carretera Nacional II, de momento solo un poco inquieto.

Me encuentro en la carretera en una larga cola de vehículos detenidos, pienso que al iniciar el fin de semana se haya producido este colapso circulatorio. A medida que me acerco al punto de destino diviso unas luces destellantes de colores a lo lejos...

...vehículos de la policía autonómica (Mossos d'esquadra), dos coches de bomberos, tres ambulancias... y me digo: esto no es un colapso, ha ocurrido un accidente... ¿un accidente? ¡UN ACCIDENTE! justo a donde yo me dirijo... ¡MIERDA! son Montse y el enano... seguro que son ellos... la adrenalina empieza a fluir por mis venas... mi corazón tocando como un tambor de guerra... el cerebro a cien por hora... ¡esto no puede estar pasando!

Llego al punto fatídico, veo a Meri en la cuneta junto a Montse tendida en una camilla en el arcén, rodeados de médicos, bomberos y policía... ¡DIOS SANTO! ¿QUE HA PASADO? los sobrepaso y detengo mi vehículo delante de otro vehículo repleto de luces... cuando bajo del cuatro ruedas me identifico a la policía... por lo visto leen desesperación en mi cara y me tranquilizan diciéndome que no hay heridos graves justo en el instante que yo empezaba a morirme por dentro... pues Montse es mi vida y sin ella ni siquiera el tiro con arco me sabría a algo.

Me encuentro en el Hospital, en la zona de urgencias, después de una espera terrible de 4 horas nos informan del estado de Montse, tiene un fuerte trauma pero no hay nada roto, existía la posibilidad de una fractura de esternón y algunas costillas, el cinturón de seguridad aunque la ha magullado fuertemente le ha salvado la vida, también al enano. Por lo visto circulaban por la carretera y después de un cambio de rasante se han encontrado con vehículos detenidos, aunque Montse ha frenado no ha tenido tiempo ni espacio para evitar una fuerte colisión, solo desviar ligeramente el vehículo hacia la derecha por lo que ella ha recibido el impacto más fuerte, el enano solo un ligero latigazo cervical. Y el vehículo directo al desguace.

Hoy lunes hemos salido del Hospital después de un fin de semana en observación y curas. A estas horas de la tarde me siento feliz porque este trance ya ha pasado, también me siento feliz porque tengo una hija... Meri que vale todo su peso en oro ya que no nos ha dejado en ningún momento, también siento felicidad por nuestros familiares que han estado con nosotros y también por mis amigos arqueros que me han dado ánimos. En definitiva... que seguimos para bingo.

No voy a enrollarme porque tampoco es el caso, pero si quiero agradecer a esos dos policías autonómicos (Mosos d'esquadra) que nos han dado una lección de humanidad y profesionalidad, al igual que ocho jóvenes bomberos de Arenys de Mar y otros tantos médicos y enfermeras... ¡que increíblemente bien! desempeñan su trabajo, a todos quienes nos han atendido... nuestro más sincero agradecimiento de todo corazón.

Y como ya he dicho... seguimos para bingo, que esta línea ya es historia.

Robin

Sábado, 14 de Mayo de 2005

Querido diario.

Regreso al bosque...


La parte más húmeda del recorrido 2D del TEM


En busca de aire libre y vegetación... me encuentro en el club de tiro con José, esta mañana parece que vamos a estar solos. Aprovecharé para puntuar en el recorrido 2D, la semana pasada me fue imposible participar en la tirada social del club, quiero saber hasta que punto puede haberme afectado la movida del accidente.

Primeras flechas en la zona de calentamiento, mi tiro con arco sigue vivo. Disfruto de las primeras sueltas, tiros largos en los que me deleito con el vuelo de la flecha, después unas cuantas series a poca distancia para comprobar agrupaciones.

El canto de un mirlo a la linde del bosque suena como un reclamo, es la hora de dejarse engullir por el bosque, me dirijo a José y sin mediar palabra nos dirigimos hacia la primera diana 2D del recorrido. Dispara nuestro viejo arquero, la primera flecha algo desviada, la segunda puntúa. Es mi turno... me concentro y suelto mi primera flecha que alcanza la diana, la segunda es prácticamente una repetición de la primera, empezamos bien.

Una tras otra van sucediéndose las dianas, José se desenvuelve bastante bien, tanto, que da la sensación de que esta mañana su cuerpo ha olvidado su minusvalía, hacía mucho tiempo que no tirábamos los dos solos, y me consta que a José le apetecía mucho. Le animo, le aplaudo algunos tiros excelentes... la cara de José es un poema y sus ojos vuelven a brillar, últimamente los tenía muy apagados y la moral bajo mínimos. Esta mañana el viejo arquero se ha sentido capaz y cuando uno se siente capaz... obtiene fruto...


Aquí tienes al viejo arquero en acción, como en los viejos tiempos...


El bosque ha recuperado humedad, una oportuna lluvia caída durante esta noche ha acondicionado el terreno y también ha revitalizado la vegetación que se exhibe con un verde exuberante.

Finalizamos el recorrido, José con una tarjeta de 340 puntos y dos plenos. Yo he superado en 10 puntos mi anterior recorrido 2D, alcanzando un total de 515 puntos y tres plenos, podía haber superado mi record en este circuito pero en las últimas dianas he acusado cansancio en los brazos y solo he obtenido 10 puntos en cada una de ellas.

De nuevo en el campo de entrenamiento, José me invita a hacer el recorrido 3D, pero considerando mi estado físico declino la invitación, y no por falta de ganas, tiempo tendré el lunes próximo que es festivo en Catalunya para probar las volumétricas.

Cuando el cansancio aparece hemos de saber parar y descansar. La fatiga solo nos restará eficacia y puede incluso repercutir en nuestra técnica de tiro hasta el punto de desarrollar malos hábitos que tendremos que corregir más adelante. Si ya no tensamos completamente el arco, el vuelo de nuestras flechas será pobre al no aprovechar la potencia que nos da nuestra apertura. También existe la posibilidad de que soltemos precipitadamente la cuerda, en el subconsciente, nuestra mente le dice a nuestro cuerpo que está demasiado cansado para seguir tensándola.

A partir de los primeros tiros deficientes consecuencia del cansancio, aparece la frustración, es el momento de dejarlo para volver a intentarlo cuando tengamos una actitud mental positiva y no estemos fatigados. Es preferible disparar pocas flechas con un buen control que muchas con poca precisión. Machacarse no va a hacernos mejores arqueros, en el tiro con arco hay que actuar con inteligencia.

El lunes... recorrido 3D.

Robin

Lunes, 16 de Mayo de 2005

Querido diario.

7:00 AM, llueve, el cielo totalmente cubierto, que va a ser que no. Toca cambio de planes y volverse a meter en el sobre.

10:00 AM, ¡No llueve y está despejando! regresando al plan inicial, recoger parafernalia y salir pitando en el cuatro ruedas hacia el campo de tiro.

10:20 AM, Llego al club, pero... el restaurante está cerrado... ¡Mierda! ayer noche casi no cené y necesito repostar alguna cosa... monto en el cuatro ruedas de nuevo y me dirijo a otro restaurante que está en la misma montaña, aunque... igual está cerrado, pero no, hoy pinta buen día, almuerzo de cuchillo y tenedor y de nuevo en dirección al club.

11:00 AM, Llego al campo de entrenamiento, hay vehículos pero ningún arquero a la vista, da igual hoy toca 3D solo o acompañado... me equipo y de repente escucho una voz no muy lejana: "¿Te vienes con nosotros?" ¡cojonudo! Robert y Manolo que estaban a punto de salir en la primera piqueta del recorrido 3D, los alcanzo y empezamos la fiesta, porque hoy... iba a ser una fiesta.

Manolo tira en la modalidad open con un arco de poleas, a Robert ya le conocéis. Acordamos que Manolo dispare primero en todas las dianas, por aquello de preservar nuestros culatines y lo que hay delante de ellos. Los de open no se salen de los plenos y como les metas una flecha en su circulo... que solo puedes rezar para que tu flecha sobreviva.


Manolo (foto de archivo del Camp. España)
Con su anterior arco, actualmente tiene un Hoyt.


El bosque sigue pletórico, con una amalgama de colores y fragancias... es alucinante, el día se abre completamente, el cielo totalmente azul y el Sol hace que brillen cientos de rincones entre la vegetación, el aire fresco... no podemos pedir más.

Desde la primera diana noto que estoy "en onda" las flechas van donde tienen que ir, incluso Manolo se sorprende con algunos tiros. Robert me cuenta un descubrimiento reciente, su Gamemaster de 50 libras en la etiqueta es realmente de 55 libras, por lo visto un error de etiquetado de Hoyt, para alucinar. Con razón le temblaba la mano del arco, pasar de 30 a 55 libras es una burrada. También ha tenido que cambiar de tubo, al comprobar el spine ha tenido que buscar otro tubo más rígido.

En general los tres hacemos un excelente recorrido, distendido y con bastantes buenos tiros, Manolo que no se sale, Robert cuando la pilla no perdona y yo cumpliendo en mi línea, una mañana de buenas sensaciones y gustazo final. Nos queda tiempo y probamos unos disparos desde 80 metros a una 2D del campo de entrenamiento, difícil con ganas hasta que encontramos la altura adecuada, Manolo hace ya muchas flechas que no se sale de la diana, ¿que es lo que tiene más merito? tirar a esa distancia con un arco tradicional desnudo o hacerlo con un arco de poleas con múltiples elementos de estabilización, puntería, etc. pues solo hay una respuesta... tienen merito las dos modalidades, siempre que sepamos cual es el mínimo rendimiento aceptable para cada arco, las comparaciones entre poleas y tradicional siempre me han parecido absurdas, o es que... ¿alguien compara una bicicleta con una moto de trial?.

Disfrutamos como enanos, saboreamos el vuelo de las flechas a 80 metros, las de tradicional con una parábola de impresión... el "TOC" final es como una pequeña inyección de satisfacción, pues a esas distancias cualquier defecto se multiplica espantosamente.

Al mediodía damos por concluida la jornada y regresamos todos a casa más que satisfechos.

Robin

Domingo, 22 de Mayo de 2005

Querido diario.

Dos jornadas de volumétricas. El sábado por la mañana patrulla con Robert y Bea, este domingo con Jordi, Marta y Bea.

El primer día sensacional, como dijo Robert... "En estado de Gracia", jugamos al tiro con arco, y cuando digo jugamos... no me refiero a otra cosa. Para jugar al tiro con arco hay que liberarse de imposiciones, reglamentos, y esa obsesión de querer ganar. Es necesario saber manejarse un mínimo con el arco y establecer "in situ" las reglas del juego. Uno de los juegos que más redondo nos salió fue el tres en ralla, en esta ocasión con la variante de más de tres. Empieza el juego cuando un par de flechas marcan lo que será una diagonal en la diana, hay que añadir las piezas (flechas) que faltan. La dificultad: es necesario hacerlo entre los tres, Bea incluida, y aunque empieza a despuntar con luz propia en los recorridos no deja de ser una principiante... pero cuando se trata de jugar, no hay que aprender, hay que recordar como se hace...


Logrando algo tan sencillo como una diagonal de flechas... hemos alcanzado otro objetivo, algo tan exquisito como el esfuerzo de tres arqueros trabajando en equipo, en el que nadie es contrincante de nadie.

Bea, ha decidido hacerse socia de nuestro club, cada vez le gusta más el tiro con arco y si tiene posibilidad no se pierde una jornada de tiro. Le falta mucho por pulir, es joven y tiene prisa, como todos los jóvenes y algunos no tan jóvenes. Pero capta muy bien todo lo que le dices, y eso es bueno en estos momentos de iniciación. De momento el problema es que no siempre utiliza el mismo arco, ir con arcos ajenos tiene ese inconveniente. La mañana del sábado utilizó el recurvado de 35 libras de José, y por la posición del brazo y elevación del hombro creo que la potencia de ese arco le es excesiva, forzándola a adoptar posturas incorrectas...

Veamos un hombro y prácticamente todo un cuadro superior descolocado...


Otras instantáneas del sábado, una con Bea y otra de Robert después de conocer el segundo apellido del Gamemaster... "55 libras".


Pasemos al domingo, esta mañana. Como te he dicho patrulla con Jordi, Marta y Bea. Jordi regresando al tiro con arco después de unas semanas peleando con un buen resfriado. No se pierde el tiro con arco pero si la puesta a punto, esta mañana Jordi ha recuperado esta puesta a punto, es decir retomar el arco en el punto donde lo había dejado. Marta pese a estar también apartada del arco durante los mismos días, ha seguido en su línea, es realmente tremenda esta pequeñuela, y a los grandullones nos cae la baba cuando la observamos prepararse en la piqueta para alcanzar sus dianas...


Bea ha estado acertadísima en una cuantas primeras flechas, eso quiere decir que está captando rápidamente las distancias, no es lo mismo disparar una segunda flecha en la que siempre corriges una mala apreciación. Algunas han alcanzado la zona de pleno, el problema como es lógico está en repetirlos. Por lo que he observado, o suelta con ansiedad la segunda flecha o hace excesivos cálculos... hay que soltar cuando la diana se cruza en tu trayectoria... ¿cual es esa trayectoria? tire usted 50.000 flechas y seguro que acabará sabiéndolo.

Yo sigo en buena forma y hoy me he saciado en una de mis dianas preferidas del recorrido 3d, nuestro amigo el muflón, creo que situado a algo menos de 35 metros...

Aquí me tienes encarando la diana...


Este ha sido el resultado, una buena agrupación de flechas...


Y ahora para finalizar veamos a una "seta" tirando con arco, estooo a Jordi tirando con arco, y a Bea con un hombro recolocado en su posición correcta, para ello ha sido necesario algún consejo y otro arco de menor potencia...


Y antes de finalizar este domingo, me voy con el enano a ver la última entrega de la Guerra de las Galaxias, y mañana... mañana será otro día.

¡Un fuerte abrazo lector desconocido!

Robin



Abril 2005

Mayo 2005

Junio 2005

Calendario (diario de Robin)