Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Viernes, 14 de Junio de 2002

Querido diario.

Hoy he recibido una mala noticia, un buen amigo ha recaído en una grave depresión que le ha dejado fuera de combate después de 3 años en los que parecía haber superado esa tan terrible enfermedad.

La depresión querido diario es una enfermedad psíquica que afecta, fundamentalmente, al estado de ánimo de quien la sufre en el sentido de provocarle tristeza, desgana, falta de ilusión, desesperanza y pérdida del sentido de las cosas, de los afectos, de las personas y de la propia vida. Para un enfermo depresivo nada tiene significado, le cuesta vivir, a menudo querría desaparecer, mi amigo me relataba como las mañanas se le hacían mucho más difíciles que las tardes ante el reto que era para él el resto de la jornada que tenía por delante.

En algún momento de nuestra vida todos hemos tenido estados de ánimo con algunas de las características de la depresión, hemos estado tristes o carentes de ilusión, apáticos o desganados. Utilizamos muchas veces la palabra depresión a la ligera, o al menos, inapropiadamente, de esa forma diluimos la importancia de la verdadera y dura depresión que sufre tantísima gente.

Hace algunos años pensaba que las depresiones no eran tan graves como se decía, hoy, después de vivirla directamente en el seno de mi familia he tomado conciencia de la importancia que tiene y cuan necesario es conocerla, comprenderla y apoyar a quienes la padecen. Hemos de tener conciencia de que se trata de un acontecimiento biológico como en cualquier otra enfermedad, y por lo tanto ajeno totalmente a la voluntad de quien lo sufre.

¿Que puedo hacer para ayudar a mi amigo? ... llamarle ... estar con él ... decir tantas tonterías como se me ocurran para arrancarle una sonrisa y dar aliento a quienes conviven con él porque ellos también sufren las consecuencias de esta terrible y cada vez más extendida enfermedad.

Si tu, amigo lector estas padeciendo la enfermedad, no desesperes porque hay salida, pero es necesaria la ayuda de un profesional. Montse después de una difícil intervención quirúrgica que coincidió con cambios laborales y la salida por la puerta de atrás de una hija cayó de bruces incapaz de levantar cabeza, nos ha costado un año, pero felizmente hoy está totalmente recuperada de la intervención y de la posterior depresión y reincorporada con ilusión a la vida, el problema laboral se ha solventado, la hija ha aprendido la lección de su primer gran error y ha establecido un fuerte vínculo con quienes siempre hemos deseado su felicidad.

Hacia atrás ... ni para tomar impulso.

Robin



Mayo 2002

Junio 2002

Julio 2002

Calendario (diario de Robin)