Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Domingo, 1 de Junio de 2008

Querido diario.

A pecho descubierto...

Hace mucho, mucho tiempo, conocí a un niño rubito, algo delgaducho pero de mirada vivaz, le recuerdo perfectamente como si le tuviera delante en estos instantes, sus bolsillos siempre repletos de canicas, y ese imán que tantos cromos le costó cambiar en el colegio. Le recuerdo corriendo por el campo, con la bata del colegio colgada en su espalda, era su capa, la capa de un caballero medieval.



Si la felicidad tiene alguna forma, es sin duda la de ese niño que conocí. Pasaron algunos años, y el niño se fascinaba por todo cuanto descubría, fruto de esa fascinación el niño ya adolescente se hizo arqueólogo, naturalista, investigador, pintor, aventurero, escritor. Su padre era la referencia, la energía, su madre... el consejo, el ánimo, el muro de contención, la verdadera fuerza y la gasolina que hacía funcionar a toda su familia.



Durante unos años perdí de vista a ese niño, incluso llegué a olvidarlo, pero afortunadamente le reencontré. Ahora, desde mi madurez, ese niño sigue vivo en mí, sus amigos le conocen por Josep.

Hace exactamente sesenta días, ese niño y yo perdimos una de las referencias importantes de nuestra vida, ahogándome en la ausencia de mi padre creí perderme en un abismo, pero por suerte, ese niño que recuperé hace unos años me tomó de la mano y me llevó de viaje hacia el pasado, en ese viaje reviví cientos, miles de instantes, pude ver de nuevo a nuestro padre rebosante de salud, a mi madre en plena juventud dándonos aire suficiente para que aprendiéramos a volar, el niño y el futuro hombre crecieron juntos. Ahora, me siento bien, mi madre es ahora aquello que está y aquello que se fue, permanece fuerte en mi recuerdo la voz dulce que le cantaba a un niño en su cuna "La Mare de Déu quan era xiqueta...", ella ahora llena mi corazón por los dos, ha tomado el relevo del que fue un padre admirable, una buena persona.

Me siento fuerte, y me siento orgulloso de mis raíces, ese niño me permite vivir lo que ya no está, en él radica la esencia de mi mismo, y gracias a él mis ojos siguen brillando... fascinándome con todo cuanto voy descubriendo día a día, es curioso, nadie imaginó que algún día ese niño sería arquero.



Desde el país de "nuncajamás", escribiendo con el alma.

Robin

Martes, 3 de Junio de 2008

Querido diario.

Nacidos en la década de los cincuenta.

Después de viajar un poco en el tiempo, y patearme a fondo la red de redes, he regresado al siglo XXI con algún que otro "souvenir"...



El famoso "Scoobydoo"

La cámara del monigote


¡Qué tiempos aquellos! y no es que fueran mejores o peores, eran los que se correspondían con aquella época, ni más ni menos. Pero como me acuné y crecí en esos tiempos, puedo, y muy bien, hacer un juicio desde los tiempos presentes. Dicen que no es rico el que más tiene, sino el que menos necesita, este dicho popular le viene muy bien a esos años de mi infancia. Antes de escribir estas líneas he navegado un poco por la red, increíble la cantidad de páginas sobre aquellos años, muchas imágenes prácticamente borradas por el tiempo han vuelto a mi memoria, una sonrisa de complicidad ha brotado de mis labios, los ojos... se han humedecido, en esta ocasión... de nostalgia y felicidad.



Los cromos de Vida y Color

Los tebeos de hazañas bélicas


Los chicles Bazoka


Fueron los 50/60 tiempos de imaginación. Carentes de bombardeos televisivos y mediáticos. Éramos nosotros, los niños, quienes creábamos mundos maravillosos, juguetes habían muy pocos, de los pocos... muchos de producción casera, servidor tuvo las santas narices de hacerse su propio teatro de títeres con sus distintos decorados. Los muros de los "fuertes" para los muñecos de plástico del séptimo de caballería estaban hechos con troncos de leña, lo mejor es que uno cabía dentro, no había limitación de espacio. Como dije anteriormente, la bata del colegio hacía la función de capa de un caballero medieval, las cañas de las tomateras de mi padre eran las lanzas con las que me medía en gesta contra otro caballero imaginario, fueron tantas cosas aparecidas de la nada... no tuvimos más remedio que crear, pero debería decir... tuvimos la suerte de poder ser creativos, en definitiva... de ser niños.

Hoy las cosas han cambiado, el niño se ha convertido en un mero espectador, ya no es el protagonista, ni el autor ni el director de la escena.

De aquella época recuerdo que no habían tantas diferencias sociales, vestíamos casi igual, solo hay que ver alguna foto de colegio de entonces. Cuando llovía... todos equipados con nuestras katiuskas negras y el chubasquero. Cuando íbamos a la montaña de excursión, todos con nuestras chirucas. Y los bolsillos... con alguna canica o alguna goma elástica para liarnos a ganchetazos, pero ni una peseta, no nos hacía falta el dinero.

Y yo me pregunto, hasta qué punto es buena la saturación actual de juguetes, la influencia negativa de la caja tonta, los videojuegos tan asquerosamente violentos, o la reclusión en su gueto doméstico del adolescente enganchado a la pantalla de la consola, del ordenador, de la televisión... ¿no nos estamos equivocando?



Los indios y vaqueros de plástico

El churro, mediamanga y mangotero


Fuimos imaginativos y fuertes. Cuando hacía frío nos daban con alcohol en las piernas y a la calle, por supuesto en pantalones cortos. No existían calefacciones, por la mañana nos ponían alcohol quemando en un cazo en el suelo del lavabo para calentarnos mientras nos vestíamos, conocíamos muy bien el significado de la palabra "frío". ¡I sobrevivimos!

Como olvidar nuestras primeras escaramuzas con el amor. Y el cine... sesiones de dos películas con el Nodo delante tal y como mandaba la dictadura. Imaginad que un extra en aquella época era una gaseosa o una famosa bebida de cola, y con tan poco... nos sentíamos en la gloria. Tuvimos libertad, fracaso, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello.

Nacimos algunos en la década de los cincuenta y vivimos ahora confortablemente en el siglo XXI, es ahora cuando podemos hacer algo que no hubiéramos podido ni imaginar entonces, algo tan sencillo hoy como contactar con personas en cualquier rincón del planeta. Vivimos en la era de las comunicaciones, y gracias a ella, mis viejos diarios de adolescente escritos en libretas de cuadrícula, han sido sustituidos por este ya decano diario de Robin.

Es bueno recordar el pasado, pero siempre con los pies en el presente y la mirada en el futuro.

Seguiremos escribiendo.

Robin

Domingo, 8 de Junio de 2008

Querido diario.

El arte del poder interno "Nei Kung".

Un miembro del foro "Arqueros en la Red" nos ha dado a conocer una muy interesante disciplina denominada "Nei Kung" a través de un artículo escrito por Alejandro Segovia, 1º Dan - Shidan - Nei Kung.

Como no tiene desperdicio y tiene mucho que ver con el tiro con arco "sensitivo" que yo practico, no me resisto a colgarlo en este diario.

Atentos sobre todo al último párrafo...


1. El Arco:

Elástico y explosivo al final, debe transmitir la tensión de sus fibras intimas al corazón del arquero, y éste solo logrará la comunicación si sabe hablar con él y lo considera como hermano de batalla.

2. Las flechas:

Preferentemente de madera, pues parece ser (aunque no tengo explicación posible) que responden mejor a los dictados del foco de nuestra atención, otros metales o fibras sintéticas son mejores para apuntar con mira, pero la madera se deja dirigir mejor por la mente.

3. El carcaj:

Solo debe contener las flechas y situarse en posición cómoda.

4. El guante y la protección del antebrazo:

En el período de comienzo, o si la práctica no es muy asidua como para permitir que el cuerpo desarrolle callosidades, es muy recomendable el uso de protectores.

5. El montado del arco, o cuando este cobra vida:

Después de un tiempo de familiarizarse con el arco propio se puede percibir como permanece este en un estado de letargo o ensueño cuando su cuerda no está colocada. Y en el momento de montarlo, cuando sus palas se curvan se llena de vida y canta, al tensar y soltar levemente la cuerda, con un sonido grave y vibrante.

6. La postura del arquero, la vista penetrante:

El arquero solo practica para ejercitar su conciencia, para relacionarse con su realidad, que es conocimiento de sí mismo. Debe sentirse uno con el blanco, por más lejano o poco visible que esté, lo tiene fijo en el centro de la conciencia y lo ve aquí delante de los ojos. La frente en alto, los pies bien afirmados, las rodillas algo flexionadas, la columna que se prolonga por debajo hacia el centro de la tierra y por arriba hacia el cielo.

7. La colocación de la flecha en la cuerda, o la clarividencia:

En este momento comienza la antiquísima ceremonia de colocar la flecha en la posición de ser lanzada. Este acto marca el comienzo de un estado de concentración que culminará cuando la flecha sea detenida por el blanco. Es el instante de verlo todo, aquí uno mismo sabe si acertará o fallará, esto responde a un sentido que se va desarrollando a través de la práctica.

8. La sujeción del arco, o firmeza de carácter:

Al levantar el arco con la mano, en dirección al blanco y fijando la vista en él, la disposición y actitud del arquero se evidenciará en la punta de las palas que marcaran símbolos en el aire, formas pendulares, circulares o erráticas. Se debe tener aquí un ánimo sereno pero resuelto, que esté dispuesto a enfrentarlo todo, así y no de otra manera se fijará el arco en la posición de tensado, un error aquí, que puede ser tan solo un pequeño desvío, hará perder el blanco y a sí mismo.

9. El mágico acto de tensar sin tensión:

Al llevar la cuerda hacia atrás no es el brazo el que arrastra a los dedos que están enganchados, sino que el movimiento proviene de expandir el pecho y juntar los omoplatos en la espalda. Y más aún, esta posición es forzada por un caudal de energía que entra por los pies y va llenando el eterofísico de abajo hacia arriba de modo que los miembros, a través de las articulaciones, adoptan unas posiciones acordes con este fluir energético. Así se tensiona un arco sin que los músculos intervengan más que con una adecuada tonicidad.

10. El perseverante acto de sostener:

Esta es una posición de espera. La imagen de la montaña es la más propia. La cuerda está tensa, la flecha quiere escapar y el arquero espera el momento. Si durante el tensado la inspiración llenaba abdomen y pecho, aquí se sostiene el aire, no se piensa ni se mira, el tiempo se detiene y se espera a percibir el momento que está en la naturaleza y que se debe descubrir.

11. La captación del momento en el que todo fluye:

Es aprender a ser como el mar, la bandada o la estrella, actúan por mandato superior, que es percepción del momento propicio para esperar o para lanzarse. Solo se acierta cuando se apunta a sí mismo, de modo que hay que ser el que acierta y el que es acertado. La flecha recorrerá el camino que va desde el centro de uno mismo al centro de uno mismo.

12. El difícil arte de saber dejar partir... la flecha:

Aquí los dedos se relajan, el brazo sale despedido hacia atrás. El aliento que se escapa con dificultad, como frenado por los dientes, acompaña a la flecha que se aleja del arco y del arquero. Lo más difícil, después de percibir el momento de soltarla, es dejar partir la flecha, ella se resbala de los dedos quedando en manos del destino que le hemos forjado. Aunque esto parezca muy metafórico, es realmente así, se siente que un trozo de uno mismo se aleja rumbo a su blanco, y entonces se manifiesta el temor de no haberlo hecho todo correctamente para que ella acierte. Es entonces cuando la mente tiene que estar fija "allá y aquí" en el objetivo, y permitir que la flecha se lance hacia el destino que le hemos fijado, siguiendo con la vista su camino como quien observa una hoja que cae o el sendero de unas hormigas, sabiendo que recorrerá el trayecto que la naturaleza ya le marcó.

Esto se repite desde hace incontable tiempo. El arco siempre ha acompañado al hombre a lo largo de toda su historia. A veces con fines bélicos, para cazar, o como en la actualidad en la que para muchos es un pasatiempo y para unos pocos un medio de auto-superación. Pero como sea que este ritual de lanzar flechas hacia un blanco tiene connotaciones mágicas y genera reminiscencias de todos los tiempos pasados. Nos comunica con un mundo mítico de héroes y dioses, y nos da la oportunidad de ser protagonistas de ese fantástico mundo que existe en la medida que nos atrevamos a vivirlo. El arco es solo un medio, un puente, hacia una fuente que nos refresca y de donde podemos extraer parte de esa firme y aguerrida serenidad interior, necesaria para poder dar en el centro del corazón de este gran monstruo de indiferencia y ateísmo que vive en nuestro siglo.


Arte Marcial y Filosofía de Vida. El Nei Kung corresponde históricamente a una escuela de Artes Marciales Filosóficas Interna, que existió en la China hasta el siglo III y que a partir de esa época desaparece públicamente, sin dejar rastros ni sucesión. Sin embargo, como toda escuela interna, su espíritu y conocimiento continuó en desarrollo hasta nuestros días, por una vía semi-pública, restringida a un número reducido de instructores y discípulos.

El Nei Kung consiste en una técnica marcial amplia que integra muchos sistemas y tiene un carácter simbólico; o sea: cada técnica, movimiento, entrenamiento, etc., representa algo más profundo de la naturaleza del Hombre y del Universo. Su propuesta consiste en descubrir y desarrollar un poder interior que lleve al discípulo a la Sabiduría.

Sus objetivos son: superación del miedo a través de la técnica, superación del dolor a través del conocimiento de la fuerza interior, y superación de la ignorancia a través del espíritu de la Sabiduría del Poder Interno. Se inspira en el texto de las Mutaciones, conocido como Yi King, aplicando los 64 hexagramas en su estructura marcial.

El Nei Kung es un Arte Marcial que elimina la confrontación por medio de la aplicación del Poder de la Inteligencia. Es una disciplina no violenta, sin embargo de intensa actividad. Esto es posible debido a que en el Nei Kung el concepto del combate es interno, o sea una lucha interior del discípulo consigo mismo.

Recordad... el enemigo interior, el enemigo del arquero.

Hasta pronto.

Robin

Martes, 24 de Junio de 2008

Querido diario.

Raíces...

Hace mucho tiempo que he estado tentado de contar esta historia, pero siempre me he frenado pensando que lo que puede ser una búsqueda interesante para mí, podría ser un verdadero coñazo para el sufrido internauta que cayera en este diario, pero esta historia ha evolucionado de tal forma que debe y merece un lugar en estas viejas páginas.

Es esta una historia que se inició el 21 de Julio del año 2001. Desde siempre he sentido mucha curiosidad por saber anécdotas de mis antepasados, principalmente la línea de ascendientes que han llevado mi apellido Barceló. Sabía desde pequeño que los Barceló procedían de Rosas (Girona), anteriormente de Mallorca, y posiblemente antes... del sur de Francia en base a estudios de genealogía y heráldica. En pleno siglo XXI mi apellido es bastante común en las islas, no tanto en la península.

La familia de mi padre, poco numerosa por cierto, siempre ha sido bastante hermética en relación a su procedencia, somos pocos y con escaso contacto. No obstante, desde pequeño siempre bombardeaba a mi padre con preguntas sobre nuestros orígenes, y aunque solo pude extraer algunos recuerdos vagos del pasado, conseguí reconstruir mi ascendencia hasta mi tatarabuelo. Una de esas anécdotas que siempre había escuchado de mi padre es que un hermano o familiar de mi tatarabuelo fue uno de tantos que emigraron a América, concretamente a Cuba desde el pueblo de Rosas donde residían mis tatarabuelos a finales del siglo XIX, es todo lo que sabía de ese Barceló que hizo las Américas.

Pues bien, como os decía, en Julio de 2001 recibí un email procedente de Texas EEUU de un tal Reynaldo Barceló que había visitado mi página, este es su contenido...



Estimado Josep: Me ha dado mucho gusto ver tu página. Nosotros somos los Barceló de Texas que inmigramos hace 110 años a Cuba desde Rosas (Girona - España).

Debido a la situación en Cuba estamos en EEUU desde hace 40 años, en Texas desde hace 10 años. Mi yerno y mi hija tienen el rancho más hermoso del mundo aquí y se dedican mayormente a la caza de TROFEOS de animales exóticos, primordialmente white tale (genetically raced). Es un proceso muy largo y requiere de enormes capitales. El rancho está en Salado, Texas y es de casi 3.000 acres. Estamos a escasas 20 millas del rancho del Sr. Bush.

Un fuerte abrazo familiar ya que posiblemente estemos emparentados. Dime si hay alguna conexión de parentesco y si captas alguno de los datos que te he dicho.

A lo mejor algún día te me apareces por aquí en el rancho Mustang Creek. Mustangcreek.com

Saludos

Reynaldo Barceló y Estany



No sabía ni por asomo mi entrañable Reynaldo la mecha que acababa de encender. Mi cabeza empezó a recolectar cuantos registros tenía guardados a lo largo de mi vida... como he dicho antes, conocía de recuerdos de mi padre que un Barceló cercano a mi tatarabuelo emigró a Cuba desde el pueblecito de Rosas, de la misma forma que el bisabuelo de Reynaldo... un tal Jaime Barceló Cufí nacido en Rosas el 1859 que se casó con una tal Marina Berta Buscarons también de Rosas. Rosas en aquel entonces era un pueblo pequeño de pescadores con no más de 60 familias, lo que Reynaldo no sabía es que mi tatarabuelo se llamaba Domingo Barceló y se había casado con una Ana María Berta de Rosas también, demasiadas coincidencias, en mi pecho redoblaban tambores, la búsqueda de la conexión se había iniciado.

Empezó todo cuando puse en orden mi árbol genealógico conocido. Han pasado siete años desde ese primer correo, solo he dedicado tiempo a esta investigación durante mis vacaciones de verano, y pese a las coincidencias iniciales quedé encallado ante un difícil problema, tenía dos puzles prácticamente completados, pero no había forma de unirlos, no podía ser que el Barceló que emigró a Cuba bisabuelo de Reynaldo se casará con una mujer apellidada Berta y mi tatarabuelo también Barceló también de Rosas y también casado con una Berta... ¿como era posible? no eran la misma persona, no encajaban por tener constancia de las desdendencias de ambos, fue entonces cuando otra anécdota que recuerdo haber escuchado en mi adolescencia me daba una posibilidad que haría encajarlo todo, algo que en aquel entonces se producía en algunas familias, dos hermanos Barceló podían haberse casado con dos hermanas Berta es decir, mi tatarabuelo Domingo Barceló casado con Ana María Berta era hermano del Jaime Barceló casado con una tal Marina Berta que emigró a Cuba... os habéis liado ¿verdad? al final os transcribo el árbol de mi familia hasta mi línea de sucesión y el árbol del que marchó a Cuba hasta la línea de Reynaldo. Otra constante que se produce en ambas familias Barceló son los nombres, incluidos los de bautismo... Pedro, Sebastián y Domingo se repiten hasta la saciedad, es más, el nombre de bautismo que está compuesto del nombre y dos más siguen la constante en ambas ramas familiares, todo encaja menos los puntos de partida salvo que encuentre la conexión entre mi tatarabuelo y el que emigró que suponemos fue un hermano. Así como conozco los apellidos maternos del Barceló que viajó a Cuba e inició la familia Barceló de América, me faltan los apellidos maternos del Barceló y la Berta que eran mis tatarabuelos, si los apellidos son los mismos... prácticamente tengo encajados los dos árboles de familia. Pero cabe la posibilidad que no se tratara de hermanos ni los dos Barceló ni las dos Berta, en fin que existen diferentes posibilidades, sea como fuera hubieron dos enlaces entre la familia Barceló de Rosas y la familia Berta también de Rosas.

Por un lado me gustaría poder certificar la procedencia de esta posible familia americana, de esa forma Reynaldo sabría de descendientes en vida aquí en España, y por otro, si consigo la conexión, automáticamente completo mi árbol genealógico hasta el año 1717 que es lo que Reynaldo ha logrado averiguar, si eso fuera así, mi familia sería descendiente del famoso Antonio Barceló de Mallorca, el Teniente General de la Armada conocido como "Capitán Toni" protagonista en la historia del sitio de Gibraltar. Lo que si ya sabía es que mi familia paterna procedía de Rosas y unas tres generaciones antes de Mallorca, curiosamente los ascendentes del bisabuelo de Reynaldo hasta el Capitan Toni se llamaban Pedro, Sebastian y Domingo en sus triples nombres de bautismo, muy curioso.



Escudo de Armas de los descendientes
de Antonio Barceló, procedentes de Mallorca


El registro Civil se creó el año 1870, así que para datos sobre nacimientos, defunciones y matrimonios anteriores a esa fecha hay que recurrir a los archivos eclesiásticos. Este fin de semana reuní los pocos Barceló de la familia residentes en Mataró que quedan (en rojo en el árbol), el problema es que son mayores y desconocen el segundo apellido de mi tatarabuelo y su esposa Berta, pero afortunadamente uno de ellos conoce al párroco de la Iglesia de Rosas ya que en verano reside allí, así que este mes de Agosto tocará viajar a Rosas a consultar el archivo de la Iglesia y si es necesario buscar lápida por lápida en el cementerio de Rosas, necesito saber los apellidos maternos de mis tatarabuelos... que Dios me tenga en su gloria si salgo de esta.

Este es mi árbol hasta mi tatarabuelo Domingo Barceló, no he puesto la descendencia posterior a la mía ya que no viene al caso.

I - DOMINGO BARCELÓ casado con ANA MARIA BERTA (mis tatarabuelos) (Roses)

II - PEDRO BARCELÓ BERTA casado con ROSA JUNYER FERRER (mis bisabuelos) (Roses)

III - SEBASTIAN BARCELÓ JUNYER casado con CARMEN BOSCH ESTARRIOLA (mis abuelos)

IV - Rosa Barceló Bosch (no se casó) (mi tia)
IV - Miquel Barceló Bosch casado con Mª Dolores Garcia Grimalt (mis padres)

V - Miquel Barceló Garcia casado con Teresa Torns Martin
V - Josep Barceló Garcia casado con Montserrat Pladevall Ruiz

III- TERESA BARCELÓ JUNYER (no se casó)

III - ANITA BARCELÓ JUNYER (no se casó)

III - MARIA BARCELÓ JUNYER casada con FRANCISCO CORONAS

IV - Maria Rosa Coronas Barceló (no se casó)
IV - Anita Coronas Barceló (no se casó)

III - PEDRO BARCELÓ JUNYER casado con MAGDALENA GIRALT

IV - Pedro Barceló Giralt casado con Margarita Ferrer

V - Maria Barceló Ferrer casada con Josep Fradera
V - Magda Barceló Ferrer casada con Ricard López

III - DOMINGO BARCELÓ JUNYER casado con MARIA PLANAS MASÓ

IV - Rosa Barceló Planas (no se casó)
IV - Mn. Joan Barceló Planas (fue cura)
IV - Pedro Barceló Planas casado con Cinta Tria Fornells

V - Enrique Barceló Tria casado con Maria Teresa Artés Montoro

Y este que sigue es el árbol resumido de la familia americana hasta la línea de Reynaldo, he omitido los hijos y resto de descendencia a partir de la línea de Reynaldo, la clave está en los que encabezan ambos árboles, si mi tatarabuelo de segundo apellido se llamara CUFI y mi tatarabuela BUSCARONS, confirmaría la hipótesis de los dos hermanos y las dos hermanas, aunque... caben otras posibilidades, ¿primos de ambas familias? ¿con una generación de diferencia para cuadrar años de nacimiento? Es evidente que hay una relación parental, el problema es donde y con quienes enlazamos los dos árboles, o mejor... ramas de un árbol principal. Al fin y al cabo si pudiéramos ir remontando generaciones acabaríamos muchos Barceló siendo familia, pero no liemos más la madeja que ya hay suficiente lío.

I - JAIME BARCELO CUFI (1859) casado con MARINA BERTA BUSCARONS (emigró con sus hijos de Rosas a Cuba sobre el 1900)

II - CATALINA BARCELÓ BERTA (1884)

II - JUAN BARCELÓ BERTA (1889) casado con DIEGA MEREL (casados en Panamá)

III - Juan Gabriel Barceló Merel casado con Gumersinda Cornejo

IV - Jaime Gabriel Barceló Cornejo casado con Vera Mazzuco (Panamá)
IV - Gabriela Barceló Cornejo casada con Lemuel Brian (Dallas EEUU)
IV - Juan Gabriel Barceló Cornejo casado con Laus Chon (ascen. Chino)

II - PEDRO BARCELÓ BERTA (1886) casado con BENITA GARCIA RODRIGUEZ

III - Pedro Barceló García (1916) y Guillermina Estany Palacios

IV - Reynaldo Barceló Estany (1939) casado con Teresita Tello Mier
IV - Francisco Barceló Estany (1947) casado con Marina Vargas (L.A.)

III - Mario Barceló García
III - Maria Barceló García
III - Ana Barceló García
III - Concha Barceló García
III - Marta Barceló García
III - Digna Barceló García

Pues así están las cosas, hay que seguir investigando, por suerte la Iglesia de Rosas no fue bombardeada durante la guerra y se conservan los registros.

Robin

Sábado, 28 de Junio de 2008

Querido diario.

Volando libre...

Después de un largo descanso mis flechas han volado de nuevo. Esta mañana otra tirada social sobre volumétricas, y vaya si han volado, he finalizado con una tarjeta de 230 puntos y una grata satisfacción, solo el cansancio por la falta de entrenamiento ha impedido que esta mañana batiera todos mis registros en este recorrido, a falta de 5 dianas he bajado mi rendimiento limitándome a cazar dianas a bulto. Esta mañana he disparado con convicción, apenas un par de segundos con la cuerda tensada y ellas... mis incondicionales, han dado con bastante acierto en su objetivo. Hoy he sabido jugar con mis flechas, y ellas me han correspondido jugando con sus dianas.

Mientras las flechas volaban, el bosque me acogía con toda su inmensidad, sentía como su profundidad me absorbía, penetrando paso a paso en su misteriosa y majestuosa entidad. Restos de humedad de recientes lluvias han mantenido el suelo mullido, de esta forma el sonido de mis pasos era silenciado por el propio bosque. Cuando menos lo esperaba estallaba el silencio, si... ¡estallaba! los pájaros callaban repentinamente permitiéndome escuchar el crujir de la madera de los árboles cuando danzaban en el aire. Bajo esta atmosfera mágica mis flechas han arrancado el vuelo esta mañana, y yo, una vez más, he sabido cabalgar en ellas.

Y despedimos Junio con una cita...

"La felicidad es una mariposa que sale volando cuando la persigues pero que puede posarse a tu lado, si te sientas tranquilamente a mirar". (Nathaniel Hawthorne)

Hasta pronto.

Robin

Domingo, 29 de Junio de 2008

Querido diario.

Me leen, pero también me escriben...

Lleva Robin años escribiendo este "libro de escribir", y con el tiempo va recibiendo noticias de otros arqueros que siguen sus historias, también comparten sensaciones. Hoy, de alguna forma, quisiera agradecer su correspondencia, y para ello incluiré unos párrafos que acabo de recibir, párrafos que me hubiera gustado encontrar en la red hace unos once años. Para ello, voy a insertar a modo de otra página de diario su contenido en este diario de Robin. Se trata de una misma forma de experimentar ese tiro con arco sensitivo que yo intento relatar algunas veces. En esta ocasión no existe bosque alrededor de la arquera, en realidad no existe nada, pues como nos relata la protagonista, en la liturgia de la secuencia de tiro, el mundo no existe.
Gracias Marian por compartirlo.





Domingo, 29 de Junio de 2008

Querido Robin, querido diario...

Hermosas "imágenes" las del Diario de Robin... intensas, leo un alma desnuda de cara al sol, comparto esa sensación de pisar ramas y hojas, siento el ruido de las pisadas, el ruido del silencio y el ruido de la flecha en el blanco.

¿Sabes?... cada vez que suelto espero el "toc", no es ansiedad no, es el cierre del ciclo, es la música que cierra el círculo, inspirar, apuntar, tensar, relajar, soltar y "toc", congelar y espirar. Es esa música maravillosa, ese instante mágico en que todo se detiene, hay silencio en el mundo y silencio en mi mente, el mundo ya no cuenta, mi mente se libera, ¡Yo soy libre!, siento que solo en ese momento realmente ¡soy libre! soy el arco, soy la flecha, y soy el blanco, soy el blanco porque ese instante me retroalimenta, me da placer, y esa flecha hace blanco en mi corazón.

Así me he sentido hoy, y eso que tiro en un gimnasio, por eso te entiendo, por eso te interpreto e imagino cómo se potencian estas sensaciones en el bosque. Lástima que las 2 horas en el gimnasio pasan tan pronto. Cuando vuelvo a casa, a la vida real, miro alrededor y con la mirada aun brillante, con los ojos glaucos, intento explicar: "¡Uyyyy... como tiré hoy! ¡Qué equilibrio interior! ¡Un ángel guió mis flechas!" y mis amigos y mi familia ponen cara de... "¿Es para tanto? ¿Qué le pasa a esta? y escucho un... "¡Qué bien!" y siguen hablando de otra cosa. Y mejor me callo, porque nadie me entiende, y la vida sigue, a veces en soledad, y vuelta a mirarse hacia adentro para cargar pilas...

Marian



Y hasta aquí alcanzó Junio, nos vemos en el caluroso mes de Julio.

Robin



Mayo 2008

Junio 2008

Julio 2008

Calendario (diario de Robin)