Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Martes 1 de Junio de 2010

Querido diario.

Persiguiendo una liebre.



(Escuchando: "Who'll Stop The Rain (Creedence Clearwater Revival)")

Este fin de semana permanecerá en la memoria de tres arqueros de bosque. El sábado por la mañana en el club tiré con más motivación de la habitual. Me acompañaron en la patrulla Blai y Oriol, los tres disparamos con nuestros recurvados. Por un lado, Blai que está en un buen momento poco después de haber logrado el segundo puesto en el campeonato de Cataluña 3D, por el otro, Oriol que hace relativamente poco ha dado descanso a su longbow viviendo ahora una nueva experiencia con el arco recurvado. Y entre estos dos buenos arqueros, este que os escribe, alguien que hace mucho, mucho tiempo, sin dejar de disfrutar del tiro con arco, ha vivido bastante apartado de esas motivaciones que hacen que el tiro con arco supere determinado grado de exigencia.

Todo empezó con Blai escapándose desde la primera diana, Oriol quiso seguirlo y Yo no me quise quedar atrás. De esta forma, uno detrás de otro fuimos elevando nuestro control de tiro hasta niveles de arco libre (poleas), exigiéndonos correcciones de uno o dos centímetros en la diana, y lo bueno es que lo conseguíamos. Blai, al que parece que no le afecta nada iba tirando de nosotros, el convencimiento y la serenidad hizo el resto hasta completar los tres un recorrido nada fácil con un promedio de 240 a 250 puntos. Pero una jornada destacable no la refleja una puntuación, sino como cada uno de los tres arqueros convertía una intención en un convencimiento, controlábamos nuestras flechas porque creíamos que podíamos hacerlo, y porque el afán de no descolgarse nos exigía ese grado de concentración indispensable.

Blai hace fácil lo difícil, y verlo tirar acertando sus dianas transmite confianza al resto de arqueros que le acompañan, esa es la lectura que hicimos Oriol y Yo, consiguiendo alcanzar una pequeña cumbre los tres juntos, uno hacía mejor al otro y viceversa, algo que no siempre se produce, y por esa razón lo valoro como se merece, una mañana para recordar, una mañana para acentuar la credulidad en uno mismo, porque solo creyéndonos capaces podemos alcanzar el centro de la diana, como habréis experimentado más de una vez... una duda siempre es el preámbulo de un fallo.

Cuando el día es redondo, también son redondas las fotos, aquí va una muestra...







al día siguiente regresé al club, en esa nueva ocasión participé en una patrulla de 6 arqueros con arco recurvado, Oriol, Fani, Dani, Raúl, Blai y Yo. El reto fue poner a prueba nuestra fortaleza psíquica, es decir... intentar aislarse de los comentarios humorísticos del resto, siempre con muy buen rollo, otro tipo de entrenamiento, algo a lo que debe uno saber aislarse sobre todo cuando viene de alguien que no va de buen rollo. Oriol fue el objetivo de Dani y en cierto grado lo acusó, todos de alguna forma lo acusamos, pero disfrutamos por partida doble, las flechas alternaban las risas, pero eso no impidió que intentáramos hacer de liebres, Raúl y Blai fueron los que mejor resultado obtuvieron.

Unas fotos...



Presión psicológica



Fani ajena a un pelotón de cachondos



Y por último un mensaje a mi amigo de Asturias Fernandín: Como has podido comprobar he llevado y con mucho orgullo la camiseta que me regalaste, lo que no pensé es en la cara que pondría un compañero del club, Juanjo, que es asturiano, por poco se le saltan los ojos al verme con ella, te adjunto foto para que veas a mi buen amigo, y ya puestos a pedirte algo... necesito una camiseta para Juanjo, si no consigues ninguna le daría la mía, pero me dolería por la estimación que le tengo al que me la ofreció... o sea... tú. Gracias machote, vamos a hacer feliz a Juanjo... por cierto la talla XL. (Perdonen los demás, pero pensé que era una forma original de pedírsela)



Con mi amigo Juanjo, asturiano todo él!!


Y ahora sí, un fuerte abrazo para todos, estéis donde estéis, seáis de la raza que os haya tocado y creáis en lo que os dé la gana, siempre perfecto si eso os hace mejores personas.

Robin

Sábado 12 de Junio de 2010

Querido diario.

A la caza del huevo frito.



(Escuchando: "Proud Mary (Creedence Clearwater Revival)")

Hoy he aparcado las volumétricas para poder experimentar un recorrido con dianas de campo, esas que suelo llamar amigablemente "huevos fritos" una modalidad distinta pero muy interesante. Pero antes de comentar el recorrido, he de mandar un mensaje y una foto a mi buen amigo Fernandín.

GRACIAS FERNANDIN !!!



Juanjo te manda un afectuoso saludo!!!


Estimados lectores, no sé cómo va a afectar esto a mi colesterol, pero esta mañana me he puesto de huevos fritos hasta el gorro. Aprovechando el recorrido de campo instalado en la parte baja del bosque del club, una preciosidad por cierto, he cambiado de objetivos, las dianas volumétricas van a quedar aparcadas unas semanas hasta que se modifique su recorrido.

La zona en la que transcurre el recorrido de campo es muchísimo más hermosa, más húmeda y con una vegetación más tupida que la de la parte alta, este recorrido es como un agradable paseo por las selvas de Pandora, un verdadero lujo que tenemos a nuestra disposición los arqueros del club. La modalidad es sustancialmente distinta, le disparamos a dianas de campo series de tres flechas, disparamos dos arqueros a la vez y algunas distancias son conocidas, aunque eso no es un recurso que me sirva de mucho.

Blai ha seguido en su línea de acierto, pero yo he puesto la quinta marcha concentrándome mucho más en los disparos y poniéndome a su nivel de tiro, eso de disparar a una diana circular negra con un centro amarillo ha hecho que depurara más los disparos. Estoy muy satisfecho del resultado y mañana regreso para repetir puntuando este recorrido de campo.

El bosque estaba muy sugerente, bañado por las lluvias de ayer emanaba un exuberante halo embriagador. En esta época la actividad del bosque es muy alta, muchas aves han nidificado. Esta mañana hemos localizado una serie de nidos de pájaros picapinos o carpinteros, es muy peculiar el sonido que emiten cuando construyen sus cavidades en los árboles, es como un martilleo en series de 12 impactos que resuenan a lo lejos.

Una vista de la zona de nidos, Andreu localizando el sonido de unas crías que reclamaban alimento a sus padres...



Un primer plano de dos entradas de nidos...



Y por último los protagonistas de esta mañana...



En cuanto al recorrido de campo, admito que es una modalidad a tener muy en cuenta, creo que es buena para optimizar el tiro con arco de bosque, a mi me ha dado un aliciente distinto. Hay disparos largos de unos 40 metros donde mis gold tip vuelan a placer con un buen alcance, en cambio hemos tenido algún problema en una diana de las denominadas "relojes" que se le disparaba a muy poca distancia y hacia abajo, la flecha se nos iba hacia arriba, Blai y yo hemos tenido que bajarle el morro a nuestros arcos, a veces el muy cerca no es precisamente lo más fácil, pero ha sido interesante para conocer más a fondo el comportamiento de nuestras flechas en esas condiciones y distancias.

Unas pocas fotos...



Y eso es todo por hoy, mañana más.

Robin

Domingo 13 de Junio de 2010

Querido diario.

Puntuando en campo.



(Escuchando: "Fortunate Son (Creedence Clearwater Revival)")

Había que probar. Esta mañana he repetido el recorrido de campo pero anotando puntuación, me acompañaban Xuri, Jevi y Blai, los dos primeros con sus arcos clásicos utilizando el característico string walking, Blai y Yo con nuestros recurvados Blackwidow y anclaje mediterráneo. Tiraban los dos clásicos a la vez, al igual que yo con Blai. Hoy ha sido la segunda vez que resolvíamos un recorrido de campo, y la primera ocasión en la que que anotábamos nuestras puntuaciones.

Jevi y Xuri han hecho su tirada, finalizándola con una tarjeta modesta, aproximadamente unos 220 puntos más o menos. Blai y yo hemos afinado bastante, posiblemente la novedad nos ha motivado especialmente, yo tiraba de él y viceversa, como siempre, ha sido un cuerpo a cuerpo muy positivo, a mitad de recorrido mantenía a Blai a una distancia de seguridad detrás de mí, sabía que su rendimiento no bajaría durante el transcurso de las 24 dianas, así que en previsión de que me diera alguna pájara hacia el final del recorrido, diana a diana iba aumentando la diferencia en un punto, de vez en cuando una flecha salía totalmente a su bola perdiendo de vista el amarillo y clavándose en el 2, entonces Blai se me acercaba de nuevo, y con este efecto acordeón llegamos hasta la diana 18. En el último tramo sacábamos ambos una media de 12 o 13 puntos por diana, hasta alcanzar la penúltima, la 23, en la que la prevista pájara apareció, un 4, un 2 y un 1 me dieron un total de 7 puntos permitiendo a Blai acercarse peligrosamente, su constancia y regularidad era demoledora, pero ante la última diana muchos años de arquería me dieron la serenidad suficiente para volver a mi media de 12 puntos manteniendo a Blai 6 puntos por debajo de mi total acumulado. Mi tarjeta ha sido de 277 puntos, la de Blai de 271.

Analizando en casa el resultado de todas las dianas llego al convencimiento de que entrenando, tanto Blai como yo podemos alcanzar los 300 puntos, eso sí, depurando y soltando cada una de las flechas como si fuera la única de toda la mañana. Campo es precisión, es disparar tres veces desde la misma piqueta a la misma diana, dos ocasiones en cada diana para mejorar la primera flecha.

Que vuestras flechas vuelen bien y lejos.

Robin



Mayo 2010

Junio 2010

Julio 2010

Calendario (diario de Robin)