Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Martes, 1 de Junio de 1999

Querido diario.

Calor y humedad durante el fin de semana, el Invierno empieza a quedar lejos y lentamente penetramos en el Verano, más horas de luz con lo que aprovechamos mucho más las jornadas arqueras, pero la temperatura combinada con la humedad hace agotadoras las sesiones de entrenamiento.

Personalmente prefiero el invierno es más íntimo y los bosques están mucho más seguros del terrible riesgo de incendios.

El próximo día 20 de Junio participaré en la última jornada de liga 3D, es mi última oportunidad para mejorar el computo total de puntos. El club que albergará esta competición será el Club d'Arquers Vallfosca, comúnmente llamado Pardines en el Pirineo Catalán, un paradisíaco lugar donde lanzar nuestras flechas.

El circuito que posiblemente encontraré en Pardines estará compuesto de bastantes disparos a largas distancias, entre 35 y 45 metros, esos tiros son mi talón de aquiles ya que es el punto crítico de la rasante de mi arco, es decir a partir de 35 metros la parábola que describe la flecha exige más precisión en la interpretación de la distancia. Por ello dedicaré estos fines de semana a entrenar básicamente los tiros largos. Tengo la posibilidad de ocupar el tercer puesto en la clasificación, y para ser mi primer año en competición está más que bien.

Robin


Domingo, 6 de Junio de 1999

Querido diario.

Estoy a unos 20 puntos del tercer clasificado en la liga 3D, y solo resta una oportunidad de arrebatar ese tercer lugar en la tabla, para ello he de puntuar un mínimo de 20 puntos más que en mi peor tirada de este año. Es asequible diario, pero a veces los nervios juegan malas pasadas, así que creo que lo mejor es no obsesionarse y sencillamente plantarse delante de las dianas y dispararlas sin pensar en otra cosa que no sea depurar todo aquello que interviene en un disparo correcto.

El primer y segundo puesto está reñido pero solo dos arqueros tienen opción a alcanzarlo, el tercer puesto nos lo disputamos cuatro arqueros, va a ser emocionante este final de liga.

Mejorarán las instalaciones de mi club, esta semana se ha remodelado el circuito 2D con soportes y dianas nuevas, y en el campo de entrenamiento se construye un cubierto en la linea de tiro para protegernos del fuerte Sol veraniego, habilitarán también unos reposa arcos y unos asientos. Cuando esté finalizado haré unas fotos para tí Diario.

Robin


Sabado, 12 de Junio de 1999

Querido diario.

Está anocheciendo diario, el día ha sido muy positivo. Esta mañana Jordi ha hecho acto de presencia en casa y junto con el enano hemos partido hacia Pardines nuestro paraíso arquero que tanto adoramos.

El próximo domingo como sabes se celebrará allí la última jornada de liga 3D y hemos creído conveniente hacer una escapada para entrenar un poco, una toma de contacto y una puesta a punto de nuestros arcos. Hemos almorzado en el bar y hemos tomado rumbo hacia el segundo recorrido de bosque, el rojo. Estabamos en la sexta diana cuando Jordi me ha llamado la atención, no estaba relajado y el resultado de mis disparos nada tenían que ver con la última jornada de liga, estaba tenso e inseguro y disparaba condicionado por la autopresión que me estaba ejerciendo para conseguir un resultado. La cosa no funcionaba, llegamos al final del recorrido, y de 20 apenas pude contabilizar dos o tres dianas desarrolladas satisfactoriamente, algo estaba ocurriendo o quizás algo no estaba ocurriendo.

Regresamos al bar y nos refrescamos con unas claras (cerveza con limonada). Decidimos retrasar la hora de sentarnos a la mesa para comer y como disparados por una catapulta recogimos todos nuestros utensilios arqueros para dirigirnos al primer recorrido de bosque, el azul. Cerré los ojos y busqué en mi interior, desperté al arquero, al de verdad, el gran ausente de la mañana, y le dije que lo necesitaba.

Disparé mis primeras flechas y mi cara se transformó, ya no estaba solo, mi alma arquera vibraba en mi interior, ella me guiaba y materializaba los consejos que estaba recibiendo de mi entrañable amigo. En ese instante mi enemigo interior se disipó y ¡conecté!. En mi interior las palabras de mi amigo se repetían: No añadas más obstáculos entre tú y la diana, las ramas de los árboles son obstáculos suficientes. Y le escuché.

Ahora soy consciente que lo verdaderamente importante no es ir en busca de un resultado, sino reencontrar al arquero interior e ir en busca de un estado de serenidad interior, los puntos solo son el resultado de esa serenidad y reencuentro de uno mismo.

Robin


Lunes, 14 de Junio de 1999

Querido diario.

Carta de Jordi:

Tal como estaba anunciado, hemos ido a Pardines, Josep, el enano, y servidor de usted: el sparring (nota: no tengo muy claro cual es el oficio del sparring pero sospecho que todos podemos ser sparrings es decir, que a todos nos pueden enviar a freír espárragos si la cosa se tercia y aquella mañana éramos tres.)

El bosque estaba en su pujanza primaveral, por el cielo corrían los vencejos, por el suelo riachuelos, y por la cabeza de cada cual pensamientos deseos y esperanzas. Por mi cabeza no corría nada de nada estaba en silencio. El sparring ese, decidió imprimir de buen comienzo, una intensa y buena marcha, mientras a nuestra izquierda tres yeguas con sus tres potrillos pastaban en los verdes e inclinados prados del lugar. El sparring intentaba imprimir ritmo, intensidad, concentración, a ver si se contagiaban, pero al parecer estaban vacunados y llevaban impermeable. Tres yeguas más tarde, Josep, no contento con los troncos y ramas que allí había por doquier se enramaba y enzarzaba con sus deseos e intenciones que más que ayudar estorbaban y al sparring se le olvidó decir mira como fluye el riachuelo, hay piedras duras, las salta, hay troncos que le detienen, se hincha, coge volumen y las desborda por encima, nada lo detiene todo lo salva y fluye, fluye. Pero el sparring ese, estaba tan extasiado encima del pequeño puente de troncos que se le olvidó decirlo en aquel momento.

¿Que es entrenar?, ¿y si Josep y el enano han sacado más provecho y partido y yo solo más puntos?. Entrenar es darse cuenta, probar, ensayar, repetir, lograr. Se tira en silencio, con el alma alerta, con los sentidos despiertos, captándolo todo, con la piel el calor del sol, la humedad, el frescor del bosque, la caricia del viento, con los pies el relieve del suelo, con los ojos todo lo que hay y hay mucho que ver y oír, pero los ojos, los otros ojos, los que saben mirar dentro de uno, ven, que hay que tirar sin tensiones ni obsesiones, queriendo sin querer. Al final, Josep ha inventado una medalla comestible, Toma, -me ha dicho- la medalla de campeón, y me ha dado unas fresas salvajes cogidas del suelo, y me las he comido ¡ Siempre que voy con Josep con o sin el enano, suceden cosas que me nutren que me renuevan que mueven mis energías que encienden rincones de mi ser que todavía no había visitado. Así que un día de estos lo volveré a llamar.

Bueno, y ahora a por el día 20, tiene que ser como una fiesta de fin de curso.

Jordi

Efectivamente, es la recta final, en estos momentos solo puedo decir: gracias amigo, por ser, por estar y por compartir.

Robin


Domingo, 20 de Junio de 1999

Querido diario.

Es difícil escribir cuando no tienes mucho ánimo, pero hay que hacer un repaso de lo que ha sido mi último día de competición en la presente temporada.

Hoy ha sido un día afortunado en cuanto a los arqueros y arqueras que formaban mi patrulla, me he sentido muy bien con ellos, y sabe el gran Arbol que deseaba de corazón que las cosas les funcionaran, y les funcionó, sobre todo a las dos excelentes arqueras que nos acompañaban Montse y Roser, al principio dudaban de sus posibilidades pero animadas por el resto de la patrulla fueron adquiriendo mayor confianza acabando con un excelente resultado.

Mi primera diana fue satisfactoria y empecé a ilusionarme con arrebatar el tercer puesto en la clasificación, ese fue mi primer gran error, las cuatro siguientes dianas fueron un desastre, me vine abajo, mi cabeza empezó a hacer cálculos para tener una idea de los puntos que necesitaba, ese fue mi segundo gran error, me obsesioné y perdí el control, el enemigo interior me estaba derrotando. A mitad del recorrido y debido a un colapso de patrullas tuve que esperar una media hora para seguir disparando, un contratiempo cuando las cosas se desarrollan bien, pero esta vez fue una bendición.

Me aparté un poco del grupo de arqueros, unas 4 o 5 patrullas en espera y tomé asiento junto a un árbol, mis ojos entristecidos se perdieron por la inmensidad del bosque que nos daba cobijo, intenté borrar de mi mente todo lo sucedido hasta ese momento, pensaba en mi amigo Jordi, que tanto me había animado y que en esos momentos le estaba fallando y me sentí mal. De repente un fogonazo tuvo lugar en lo más profundo de mi ser, me estaba equivocando una vez más, y recordé las sabias palabras que tantas veces me había repetido mi amigo, no pongas más obstáculos entre tu y las dianas, deja que las cosas sucedan, me acordé también de un día en el que un arquero realizó su pequeña hazaña frente a un hilo que parecía imposible de alcanzar con una flecha.

Nos toca, dijo una de mis compañeras de patrulla y tomando una fresca bocanada de aire me incorporé al grupo, algo había cambiado en mi interior, ya no era el mismo, ya no me acordaba de los puntos, no quise saber en ningún momento el total que llevaba acumulado, y en cada diana iba recuperando puntos, iba recuperando al arquero.

Finalicé mi recorrido, no alcancé los puntos que necesitaba, pero fui consciente que el arquero solo estuvo presente en 10 de las 20 dianas que formaban el recorrido, y que de haber estado presente en todas ellas, hubiera sobrepasado con creces su objetivo.

Querido Diario, de regreso estaba triste, porque podía haber sido y no fue, pero también es cierto que es solo mi primer año en competición y puedo estar más que satisfecho, he aprendido más perdiendo que ganando.

Mi amigo Jordi a primera hora de la mañana nos sorprendió a todos apareciendo vestido como un piel roja, con lanza, escudo, hacha, arco y flechas, menudo trabajo el realizado por este excelente artesano, confeccionar tan exquisita vestimenta y hermosos complementos debe haberle llevado un montón de arduo trabajo. No pude resistir la tentación y descargué mi cámara de fotos en tan singular personaje, prometo escanear algunas fotos y mostrartelas Diario, vas a alucinar en colores.

Robin


Martes, 22 de Junio de 1999

Querido diario.

Como lo prometido es deuda, aquí tienes las fotos de mi amigo Jordi en estado de sublimación absoluta, solo puedo decir que los 120 arqueros que asistieron al campeonato quedaron gratamente sorprendidos. Pero lo que no saben ellos es que Jordi amenaza con volver a las andadas.

Jordi "El Indio"

Por delante
Por detrás

Haciendo el Indio

Hay cosas las cuales intentar explicarlas son un verdadero problema, por eso esta vez, esta única vez, las fotos hablarán por si solas.

Ahora querido diario, carta de Jordi como final de este episodio:

Desolation in Pardines country!!

Dear brother Josep:

Sabes que te deseo lo mejor, y cuando me pregunto ¿que es lo mejor? me sale como respuesta: Todo cuanto te ocurre, porque es tu vida y porque todo cuanto te acontece sabes saborearlo. Me leo tu diario. Hay frases ciertamente bien logradas, bellísimas, pero han de ser verdad, porque las comprensiones son de dos tipos, unas, no son más que arengas, para darse ánimos, son grandes arranques de emoción y nada más. Las otras son, haciéndolas acción. Hay que poner la vida en el tapete. Las frases y las elocuencias más sublimes chocan con una resistencia dura, impenetrable, desesperante y es que "el cielo se toma por asalto". Te veo en tu desaliento (tu conoces los míos) con el culo en el suelo, despatarrado, apoyado en tus manos atrás, con las gafas colgando de una oreja y con cara de sorpresa inaudita, frente a la Gran Muralla, y me da un no se que y me descojono de risa porque haces que me acuerde de mi. Dices en tu diario, que escuchabas a tu amigo. Yo digo cosas, pero es el retumbo de las palabras dentro de ti, lo que te impulsa, luego no soy yo, eres tu, tu las haces tuyas, luego es tu propia voz. Quizás solo he sido capaz de formularlas bien y eso te convenció. Ahora me quejo. Si me hubieras escuchado ...... decía, que el día 20 era un fin de fiesta, pero tu no has querido probarlo hasta no haber llegado al Gran Arbol. Quiero que algún día pruebes a hacerte una fiesta, tirar divirtiéndote aunque sea en un campeonato, deja un poco (cuanto más mejor) el furor guerrero y saca al Josep juguetón, divertido, desenfadado y dale plantón a tu rígida seriedad, que esto lo sabe hacer un leo.

Has hecho un gran esfuerzo, has luchado, has intentado, has descubierto algunas de tus herramientas y las estas aprendiendo a utilizar, como yo las agujas e hilos, y ¿sabes que? pues .... ¡que salen callos¡ Has de ser más sabio, mirar más ampliamente, acordarte de ti, desapegarte un poco de lo último de lo más inmediato, has de evaluar y revisar toda tu actividad de este año y una pifia, un no conseguir algo, no puede derribar ni descalificar todo lo hecho, que es mucho, esta muy bien y es brillante. Tu cosecha, es la primera y es además la de fin de siglo. Tienes, si quieres, todo el siglo que viene por delante. Me gustaría que continuaras, estoy seguro y convencido, que llegaras a ser un maestro arquero, porque ...... ¿cuando dejaras de ser "aprendiz"? ¡AH ¡ ¡Que pregunta¡ La competición es ir al encuentro con lo desconocido, es jugar con tus facultades y recursos, afinarlos, pulirlos, ser capaz de resolver todo cuanto se te presente con los medios que tienes así que ... ¡ENHORABUENA! por todo lo que has hecho ¡CREO QUE HAY UN MONTON DE COSAS BUENAS ESPERANDOTE!

Jordi

Y este fin de semana, la Triangular en mi club. Arqueros de Navarra, Madrid y Cataluña. Yo me tomaré un descanso y estaré en la parte organizativa, pero al enano lo mando a las cruzadas a ver que tal lo resuelve.

Robin



Mayo 1999

Junio 1999

Julio 1999

Calendario (diario de Robin)