Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Domingo, 6 de Julio de 2008

Querido diario.

Escribiendo sin rumbo...


Empiezo a escribir sin tener nada claro que es lo que quiero decir. Acompañado de una buena música de fondo presiono las primeras teclas, una línea escrita y sigo buscando registros en mis últimas horas vividas que puedan inspirarme para emprender este pequeño trayecto de hoy, veo a lo lejos un puente, puede ser un puente de cambios, o puede ser uno mismo que al cruzarlo, se hace más sabio, más fuerte, más experimentado. Ya son unas cuantas líneas, sigo sin saber que escribir pero el sonido del teclado resuena en la habitación.

Lo confesaré, me gustó la imagen que encabeza el diario de hoy, y de alguna forma estoy cruzando ese puente, no tengo muy claro a donde me llevará, pero hoy quiero atreverme a cruzar puentes, de la misma forma que es necesario tenderlos hacia los demás, esto es en definitiva este diario, un puente hacia ti estimado lector.

Ya van dos párrafos, y sigo sin saber que escribir, pero casi que ya no me importa, la cuestión es que estoy escribiendo, y tu, amigo internauta, que tienes el hermoso don de la paciencia, sigues aquí conmigo a la espera de esa inspiración que hoy no va a llegar. Que hermosa es la música de fondo, que hermoso es también escribir sin saber que decir.

Tres, he conseguido escribir tres párrafos, algunas veces, es mejor no decir nada.

Escribir sin rumbo es parecido a andar por un bosque en el que no hay caminos, pero como dijo el poeta... "se hace camino al andar".

Que tengáis una buena semana.

Robin

Miércoles, 9 de Julio de 2008

Querido diario.

Carroñeros...



Han transcurrido tres meses desde la desaparición de mi padre, sabía que unos meses después tendríamos que sufrir la voracidad del carroñero de turno, ese día ya ha llegado, pero no imaginé que me causaría tanta repugnancia. Así que ahora mi madre tiene que entregar al gobierno autonómico de Catalunya parte de sus ahorros. Es este un impuesto que no pagaría si viviera en otra comunidad autónoma, me río yo de la igualdad, menuda pandilla de despropósitos con patas esos que pretenden gobernarnos.

Que mi madre pague por la casa, su casa, la que ha vivido durante tantos años, y además tenga que entregar a esa pandilla de mierdas una sustancial parte de unos ahorros generados con su trabajo y el de mi padre... me indigna, unos ahorros generados viviendo con cierta austeridad durante tantos y tantos años, ralla la inmoralidad. Una cosa es pagar por un dinero que ingresas por una herencia de un tercero, pero los ahorros de unos padres que estaban destinados a suplir el día de mañana (hoy) el abandono con el que esos primates que gobiernan mantienen a la tercera edad... no tiene calificativo. Y lo terrible es recordar el cacareo de algunos políticos en su carrera hacia la gran butaca, de que ese impuesto abominable desaparecería.

Hay comunidades como Madrid, Castilla León, Murcia, comunidad Valenciana, Baleares que han suprimido el impuesto sobre sucesiones. Otras comunidades como la Rioja, país Vasco, Cantabria y Navarra no lo pagaban desde hacía tiempo. Con la que se ha movido aquí en esta tierra con el estatuto de las narices, y digo yo que podrían haber aprovechado este estatuto para hacer un poco más libres a los catalanes de su propio gobierno, e ir acabando con este impuesto agobiante que acosa también a familias humildes, cuyo padre ha muerto y los hijos tienen que vender la casa apresuradamente para pagar el impuesto de las narices. Asquerosamente abominable. ¿Es que no se pagó impuesto cuando se compró la casa? ¿no se paga cada año el impuesto sobre inmuebles? ¿no se paga también cuando trabajas y percibes unos ingresos? generalmente insuficientes para sobrevivir, pero aunque parezca imposible, algunos consiguen ahorrar un poco, para el día de mañana, un día que nadie ha visto, y cuando llega ese día de mañana en el que pierdes a tu pareja, tienes que pagar por algo que ya era tuyo, bueno... de los dos según el regimen de separación de bienes aquí en Cataluña. Lo mismo pasa con las donaciones, si un padre entrega dinero para ayudar a un hijo, de la misma forma debe declararlo y pagar el derecho de pernada correspondiente a esos carroñeros de mie**a ¡si!... he dicho de mierda.

Vale, ya he soltado la papilla, ahora a pasar por taquilla esperando que algún día no muy lejano seamos tan iguales como los demás.

Hasta pronto.

Robin

Jueves, 31 de Julio de 2008

Querido diario.

Despertando...


Más de un mes, una eternidad sin disparar una flecha. Este próximo sábado finalizará esta abstinencia arquera obligada. Antonio que ha regresado de marruecos después de dos meses apartado también del tiro con arco por cuestiones de trabajo y José que cada mañana me ha acompañado a tomar un café antes de entrar en mi trabajo, estarán conmigo en este regreso al tiro con arco.

Falta relativamente poco para que pueda iniciar mis vacaciones de verano, el 15 de agosto, es decir a unos cuantos pasos de aquí, de momento dispongo de todas las tardes ya que la jornada laboral en esta época del año es intensiva y finaliza a las 14:00 h, así que esta tarde he revisado mis flechas y he desentumecido el arco, no estaba lleno de telas de araña, pero si parecía como medio adormecido, seguramente estaba como yo... soñando con una nueva salida al bosque en donde cobrar vida, deseando recibir en su cuerpo el calor de mi mano y la tensión de la cuerda. He tenido que encerar la cuerda a fondo y con una gamuza especial y un producto de Black Widow he repasado cada centímetro de su madera, creo que ahora ya puedo escuchar cuando lo sostengo el latido de su corazón, el mío seguramente.

Otras inquietudes y otras obligaciones me han tenido apartado del vuelo de mis flechas, hay que saber dosificarse, y hay que saber establecer prioridades, pero no negaré que he soñado, algunas veces despierto en mi regreso al arco y la flecha. No quería que Julio finalizara con un cabreo como el de los carroñeros, he de pasar página y seguir viviendo para escribir y también... seguir escribiendo para revivir.

Disfrutad de las vacaciones, llenad vuestros depósitos de energía, no todos los regresos son tan deseados como el que viviré este fin de semana, ojalá fueran todos tan satisfactorios.

Hasta pronto.

Robin



Junio 2008

Julio 2008

Agosto 2008

Calendario (diario de Robin)