Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Lunes, 1 de Agosto de 2005

Querido diario.

Crónica de ayer domingo, a la caza de las volumétricas en el club.

7:45 AM Enano... ¡despierta!

Arcos, flechas, carcajs, caja de herramientas, cámara de fotos, litros de agua y unas insaciables ansias de tirar montados en el cuatro ruedas con rumbo hacia nuestro club de tiro.

Llego con el enano al bar restaurante para despacharnos un almuerzo decente, nos encontramos con Antony y el viejo José. Con los depósitos llenos nos dirigimos a la zona de entrenamiento para calentar motores... nos espera el circuito 3D con unas cuantas volumétricas nuevas.

Antony ha aparcado su longbow y nos muestra un recurvado de segunda mano de la extinguida firma Shakespeare, calcula que el arco tiene unos 30 años. Mientras Antony dispara unas cuantas flechas con su nuevo arco, compruebo como su porcentaje de acierto ha mejorado notablemente.

Mientras calentamos llega Robert con su esposa y su retoño Ricard que ya hace sus primeros pinitos con un arco para críos parecido al que tenía Marta al principio...



Robert nos indica que iniciemos el recorrido ya que acompañará a su familia que van a un ritmo mucho más lento. Así que Antony, José, el enano y un servidor nos colocamos ante la primera de las dianas, un muy conocido pavo gordo al que hay que atizarle en el pleno del lateral. Me encuentro algo frío en mis primeros tiros, lo de siempre, que caliento poco, pero no me preocupo... ya entrarán.

Recogemos flechas y vamos en busca de la segunda diana, el gato agazapado que comenté hace unos días, no es una diana fácil, pero clavamos los tubos...



Ascendemos en busca de un pecari, para seguir con una doble diana 3D, una especie de tejón para la primera flecha y el pavo que había anteriormente para la segunda flecha, excesivamente cerca el pavo.



Nos dirigimos hacia la diana del ciervo en la piedra, ahora con un rebeco de Aravac, Antony empieza a sorprendernos con unos disparos excelentes...



Seguimos ascendiendo unas largas escalinatas hasta toparnos con otra diana nueva, un urogallo de frente, no es difícil tocar la diana, pero si meterla en el centro del pleno, seguimos el sendero hasta alcanzar un generoso Búho colocado de frente donde anteriormente teníamos un pavo delgado, meto mi primera directamente al centro del pleno, es una diana fácil a esa distancia, mucho mejor si estuviera más lejos y hacia arriba...



Descendemos un poco y nos topamos con un puma donde antes había un oso negro, es prácticamente el mismo tiro. Antony sigue dando el do de pecho y no falla. José está un poco irregular, acusa algo de cansancio del recorrido del día anterior, el arco baila en el aire, unas veces sus flechas entran en la diana, otras se pierden por la espesura del bosque. El enano después de largo tiempo sin coger el arco me hace cosas raras, sigue soltando la cuerda sin parar ni un segundo el arco mientras lo está elevando, pero ahora ha cogido la manía de tensar elevando el arco al cielo, bajarlo apuntando al suelo dos metros delante y después volver a elevarlo sin esperar que el brazo estabilice bien y soltar, resultado.. unos tiros imposibles de controlar, por más que se lo advierto... ni puñetero caso.

En busca de la siguiente diana, el gato gordo que también comenté hace unos días, cubre bastante bien las rocas que aguardan detrás...

Antony mete las dos flechas magistralmente en el pleno (ver foto) yo solo me aproximo, se me han ido las dos algo hacia la derecha pero agrupadas...



Es el turno del enano que siguiendo en sus trece suelta mientras eleva el arco y da en la roca por debajo de la diana, la jodida nueva manía de arrancar la elevación del arco desde casi el suelo soltando sorpresivamente da como resultado una flecha a tomar viento y yo repitiéndole que cuando encare la diana antes de tensar, el brazo de sujeción del arco debe estar horizontal al suelo, el enano eleva, y suelta cuando no ha terminado de elevar, ocasionalmente alguna flecha da caza a la diana, pero no es regular.

Seguimos hacia una especie de cabra negra a una distancia asequible, la siguiente es un pavo delgado asequible también, después el fantástico tiro largo al muflón y rematamos la serie con el oso negro al que han corregido el ángulo de tiro, mucho más fácil ahora. Ascendemos hacia la parte más alta del circuito para resolver otro tiro sencillo, sencillo cuando el sol no te da en la cara claro. Seguimos un estrecho sendero para iniciar el descenso, lo primero que encontramos es un castor un poco más lejos de como estaba antes, hay que disparar algo agachado, es muy fácil rozar el lomo y ver como se pierde la flecha en el interior del bosque.

Cuando estamos recogiendo las flechas del castor escuchamos la voz de Xavi que nos advierte de su llegada, Carmen se ha quedado en el campo de entrenamiento para no agravar su lesión de rodilla, afortunadamente las mías están respondiendo al cien por cien. Con Xavi incorporado a la patrulla empezamos el descenso. Resolvemos un disparo hacia abajo algo pronunciado, han cambiado la diana, los tiros de todo el grupo quedan por encima de la zona de pleno...



Recogemos flechas y vamos en busca de un oso marrón muy conocido por todos, es un tiro largo con descenso pero que conocemos bastante bien, casi todos resolvemos la diana, José mete una flecha en zona de pleno, Antony sigue dando el do de pecho, yo no me quedo atrás, Xavi tampoco y el enano... a buscar flechas en la inmensidad del bosque.

Le sigue al oso marrón un coyote también conocido por el grupo, agrupamos todos magistralmente, y que conste que la diana no es precisamente grande. Vamos en busca de la penúltima diana del circuito... nuestro amigo el ciervo enorme.



Aprovecho para sacar unas fotos, especialmente a Xavi que se ha pelado la cabeza al cero... y ha quedado así de hermoso...



La patrulla de esta mañana: Antony, Josep, José, Xavi y el enano que no sale porque es el que hace la fotografía...



El recorrido está llegando a su fin, nos falta resolver la última diana, el oso de pie apoyado en un árbol que comenté también hace unos días. No es un disparo fácil, aunque la diana sea grande, está inclinada, según la altura de alcance de la flecha una mala deriva puede hacer que la flecha no encuentre al oso. Algunas flechas siguen pasando junto al pecho del animal y entonces no cabe otra opción que ir en busca de las flechas perdidas...


Y ahora un primer plano del que esta mañana ha mejorado sustancialmente su eficacia de tiro, a mi personalmente me ha hecho disfrutar con sus disparos, nuestro querido compañero de sangre inglesa...

Antony Poole:


Antony lleva relativamente poco tiempo tirando con arco, pero es tal su entusiasmo y sus ganas que se está convirtiendo en un arquero sólido y muy depurado, tiene un estilo muy propio y un "feeling" especial al soltar la cuerda, es lo que yo diría... un arquero con alma de arquero. Inició su andadura con el tipo de arco que menos le podía ayudar, un longbow de calidad media, pero su carácter peleón consiguió dominar al arco rebelde, quizás la combinación de longbow y arquero inglés nos ha estado dando un excelente aprendiz de arquero, como persona... es más que excelente.

Recordemos que en la batalla de Azincourt, cuatrocientos años después de Hasting, los ingleses "devolvieron el golpe" a los franceses, era el 25 de Octubre de 1415. Todo el ejército feudal francés, más numeroso pero menos efectivo que el inglés, era derrotado gracias a los arqueros de Enrique V. Los ingleses armados con sus arcos largos eran temibles...



Pero volvamos al siglo XXI, nuestro amigo Antony dice que la mejora es posiblemente debida al cambio de arco, y lleva algo de razón. No es que su nuevo arco recurvado dé unas grandes prestaciones, pero el comportamiento de un recurvado frente a un longbow y cinco libras más de potencia están permitiendo a nuestro querido arquero sacar todo lo que lleva dentro, y advierto que no es poco, el tiempo me dará la razón.

Y ahora a esperar un par de semanas para iniciar mis deseadas vacaciones de verano.

Hasta pronto.

Robin

Sábado, 7 de Agosto de 2005

Querido diario.

Pardines... "Mon amour"



7:30 AM salimos desde Mataró rumbo a Pardines, Antony, Carmen, Xavi, José, Miqui y yo. Una hora y media más tarde llegamos a destino donde nos esperan nuestros amigos de Madrid: Fernando, Olga y Joaquín, más tarde se unirán al grupo Jordi, Gemma, Marta, Alfonso de Mallorca, esposa e hija. Un nutrido grupo de arqueros dispuestos a disfrutar de la frescura del pirineo, el verde de sus prados y la seducción de 40 dianas volumétricas.

Preparando el material...




Antes de soltar las primeras flechas nos despachamos un deseado almuerzo con embutidos y pan con tomate en el bar restaurante del camping de Pardines, este tipo de "material" es muy importante antes de una jornada de montaña y flechas. El día espectacular, cielo totalmente despejado y unos prados verdes preciosos, aquí el bosque, la montaña entera... huele, muy al contrario que en la costa que esta todo reseco...



Estas que ves no son dianas volumétricas, ¡estas se mueven!...



Pues bien, después de soltar unas cuantas flechas en una zona de calentamiento, el grupo de 15 arqueros nos dividimos en tres patrullas de cinco para disfrutar del primer recorrido del día, el recorrido rojo.

El recorrido es largo, de diana a diana hay que recorrer alguna distancia, y aunque las dianas están en buen estado de conservación, el recorrido está muy mal señalizado, de tal forma que en alguna ocasión no hemos encontrado la ruta correcta para localizar la siguiente diana. En bastantes dianas no están colocadas las piquetas, pero le echamos imaginación y disfrutamos de algunos tiros muy interesantes.

Carmen resolviendo un difícil leopardo..



Antony en acción, un haz de luz atraviesa su flecha...



Fernando y José dirigiéndose hacia la siguiente diana...



Fernando con su nuevo longbow Century, ha mejorado su suelta, pero la ansiedad hace que se precipite en algunos tiros...



Olga, con su nuevo Blackwidow, otra arquera que tiene "duende" es muy efectiva ante las volumétricas...



Y ahora una instantánea de los miembros de mi patrulla, Miqui, Olga, José, Fernando, Yo y Marta que nos ha alcanzado desde la siguiente patrulla...



Carmen y el viejo José que ha disfrutado como un niño, creo que habrá que repetir la excursión cualquier día de estos...



Y esta última con mi buen amigo Fernando alias "Caballero Negro", mi co-administrador del foro "Arqueros en la Red" ...



Miqui ha recibido algunos consejos de Fernando, no es que le haya contado nada que no le hubiéramos dicho anteriormente los miembros de la tribu, pero para mi que la perilla de Fernando que le da un aire de "Ala triste" ha conseguido que el enano por una puñetera vez... cambie su secuencia de tiro. Primero elevar el arco, encarar la diana, tensar la cuerda y al llegar al anclaje... soltar, sencillo ¿eh? esperemos que a él le haga caso.

Poco más que contar, risas, flechas, más risas y más flechas en un entorno de una belleza impresionante.

Habrá que repetir.

Robin

Martes, 16 de Agosto de 2005

Querido diario.

Primer día de vacaciones.

Por fin llegaron las ansiadas vacaciones, Robin se va a dar un merecido descanso hasta el mes de Septiembre, así que esto queda temporalmente...


CERRADO POR VACACIONES



Tengo mucho por leer y mucha rutina que desbaratar, nos vemos en Septiembre.

Sed felices.

Robin



Julio 2005

Agosto 2005

Septiembre 2005

Calendario (diario de Robin)