Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Miércoles, 10 de Septiembre de 2003

Querido diario.

El bosque se ha recuperado.

Afortunadamente las recientes lluvias han reactivado el bosque, esta tarde he dado un paseo forestal y he comprobado como se ha recuperado de un verano jodidamente seco, amenazado continuamente de incendios.

El descenso de temperatura invita a reemprender mis caminatas por el bosque. Salgo de casa y me dirijo al viejo camino que conduce a una Hípica, minutos más tarde lo abandono para perderme por la espesura de un bosque de árboles enormes, una vez más tengo la sensación de que el bosque más que una agrupación de seres... es una verdadera entidad.

Susurran las hojas al viento, el bosque denso me traga literalmente, mi atención se extravía entre todos sus detalles, minutos más tarde el hervidero humano queda reducido a un remoto registro del inconsciente. Mientras tanto, el asombro me atrapa en cada espacio de este bosque preñado ahora si... de vida. Prosigo mi camino con sigilo, temo que el crujir de hojas o el chasquido de una rama rompa el sagrado silencio o quiebre la majestuosidad de este lugar que me engulle. Hundido en las entrañas de este bosque, los árboles guardan ahora mayor espacio entre ellos, enormes, cada vez más gruesos y viejos, como si viajara hacia una época remota, un mundo virgen.

Temiendo romper el silencio, los Basajaun (Señores de los bosques) vienen a mi memoria, se que me están contemplando, son seres antropomórficos, enormes, que habitan en la profundidad del bosque. En la mitología vasca los señores de los bosques, los Basajaun, habían poblado montes y selvas, estuvieron presentes hasta tiempos recientes en numerosas historias que los recordaban, al rescoldo de las largas noches de invierno junto a la lumbre. Estos héroes legendarios habitaron también las húmedas y umbrosas regiones de nuestra imaginación. Desde niño admiré la sabiduría, la inocencia, la fuerza, la agilidad y el insondable misterio que rezuma su antigua lengua, su estatura de gigantes y su pelaje de oso. Que descomunal la distancia que los diferenciaba de nosotros y nuestro desatinado mundo artificial.

El sol se está ocultando, la temperatura desciende, el susurro de los árboles es cada vez más evidente y un halo de magia fluye por todas partes envolviendo a quienes permanecemos gozando de la leve sonoridad armoniosa del bosque, esa sonoridad me pregunta y yo le respondo con el sentido de la audición desplegado, acto que a la vez despliega mi placer, porque la impresión que recibo no tiene intermediarios, esos que nos atacan y manipulan constantemente en nuestro mundo ruidoso.

Sigo caminando hasta ver a lo lejos un sendero conocido, la noche está al caer y es más que sensato seguir rail para salir del bosque. Regreso a casa inmensamente contento, el bosque palpita humedad, ha recuperado su sensualidad.

Robin

Sábado, 13 de Septiembre de 2003

Querido diario.

8:00 AM ¡¡ENANO DESPIERTA!!

Después de zarandear al enano que estaba medio zombi y cargar en el cuatro ruedas todo el equipo nos dirigimos a nuestro club de tiro. Sobre las 9 de la mañana llegamos y subimos la rampa de acceso al campo de entrenamiento donde vemos galopar a Blanca la perra del club, José no debe andar muy lejos, efectivamente, a pocos pasos con un sonrisa de metro y medio estaba José con unas ganas locas de atizarle a las nuevas dianas 2D.

El pasado día 11 se celebró el Campeonato de Cataluña 2D en mi club, motivo por el cual se renovaron todas las dianas del recorrido, en lugar del estramit (paja prensada) se han utilizado unos plafones de foam que nos van a durar muchísimo más y que facilitan la extracción de las flechas. Yo no asistí al campeonato pero nuestra pequeña Meri quedó segunda en su categoría, bueno realmente no podía quedar tercera por falta de arqueras pero estoy contento porque está mejorando sus puntuaciones.



Meri en el podium.



Todos los medallistas del Campeonato 2D.


Nos equipamos y nos dirigimos a la primera diana del recorrido, como música de fondo... el enano reclamando su ración de comida, a veces me pregunto si viene realmente a tirar o a comer. Los nuevos soportes de las dianas se ven magníficos y cuando arrancamos las primeras flechas... un gustazo. El recorrido muy interesante con unas cuantas dianas dobles a escasos metros, en estas dianas es donde se pierden muchos puntos, a veces observo como algunos arqueros se obsesionan con los tiros largos, si aseguraramos los cortos y cumplieramos con los medianos alucinariamos con las puntuaciones, asegurar las dianas cortas requiere más atención de la que se les dispensa, mis flechas no son muy veloces y están equipadas con un buen peso en la punta suelen cumplir bastante bien, pero es necesario depurar las sueltas y entrenar mucho esas distancias.

Nos hacemos las 21 dianas del recorrido, no creo que sea un recorrido físicamente duro más bien es un agradable paseo por el bosque, las dianas muy bien colocadas fruto del estudio previo que siempre hace Josep Xuriach en los recorridos que diseña y monta, nada se hace de cualquier manera y eso se agradece.

Nos recuperamos en el bar y al enano lo llenamos con patatas fritas y refresco, es importante cambiar la música de fondo, en las últimas dianas toda la patrulla tatareaba lo de... "tengo hambreeeeee". Con la tripa más o menos llena el enano nos dice..."¿sabéis? con el estómago vacío se hace el recorrido mucho mejor". Nunca he visto a un enano correr tanto con dos arqueros posesos detrás pisándole los talones.



Anochece, mañana por la mañana reunión numismática en Barcelona, como siempre... discutiremos hasta la saciedad sobre acuñaciones ibéricas y romanas, y quien sabe... igual regreso a casa con algún pequeño metal cargado de historia en el bolsillo.

Sed felices.

Robin

Lunes, 22 de Septiembre de 2003

Querido diario.

Un fin de semana muy intenso. El sábado Montse y yo viajamos a Madrid con ocasión del campeonato de España de recorrido de bosque que se iba a celebrar en Monte el Viso. A primera hora Fernando (Caballero Negro) y Olga nos recogieron en la terminal del aeropuerto, de allí al Hotel en el centro histórico de Alcalá de Henares, ciudad preciosa donde nació Miguel de Cervantes, horas más tarde con Matho, Weeko y Apawin visitamos la casa natal del escritor donde fuimos perseguidos por un vigilante de la casa museo que no quiso que hiciéramos ninguna foto, Fernando se lo pasó de miedo jugando al escondite. Anécdotas aparte, disfrutamos una cálida acogida, comimos arroz con bogavante como nos prometió Fernando y lo rematamos con una queimada... adjunto fotos para dar fe.


Arroz con Bogavante La Queimada


En Monte el Viso pude estrechar muchas manos, encontré a arqueros que conocía a través de la lista de correo "Arqueros en la Red", tuve el placer de verlos en vivo y en directo. El segundo día después de una final de campeonato muy reñida se repartieron medallas a los ganadores, una de ellas me fue entregada como reconocimiento a la labor de difusión y promoción del tiro con arco hecha a través de esta página web, en ese instante supe que recibir medallas no es santo de mi devoción, no obstante agradezco a la Federación Española de Tiro con Arco ese reconocimiento.


Entrega de la medalla La medalla de la RFETA


También soltamos unas cuantas flechas, tuve ocasión de probar el recurvado de Olga, un precioso arco fabricado por Jesús Verde que me dejó muy buenas sensaciones. Fernando disparó unas flechas con un arco húngaro que también pude probar, reconozco que es harina de otro costal, aunque también me sorprendió lo económico que era, apenas 100 euros y su rendimiento a 30 metros.


Servidor disparando Fernando con su arco Hungaro


José Luis Hervas Campeón de España en arco recto y Super-Begoña Sub-Campeona de España en recurvado que empató a puntos y a plenos con Pilar Alcubierre la campeona, el desempate se efectuó en función de las puntuaciones de las dianas, para mi campeonas las dos...

Hervás, Campeón de España Longbow Begoña, Sub-campeona España Recurvado


En compañía de Fernando y Juanjo Hernandez vicepresidente de la Real Federación Española de Tiro con Arco, un gran amigo...

Fernando de espaldas, Juanjo Hernandez y Servidor


Ayer por la noche regresábamos a casa, el mar siempre nos reclama cuando nos alejamos de él, pero en esta ocasión algo tiraba de nosotros para regresar muy pronto a Madrid, la compañía de Fernando, Olga, Matho, Weeko, la pequeña apawin, Ángel y Bego un verdadero lujo para mi y para Montse.

Robin



Agosto 2003

Septiembre 2003

Octubre 2003

Calendario (diario de Robin)