Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Sábado 19 de Septiembre de 2015

Querido diario.

Al fin juntos...



(Escuchando: "Half of My Heart (John Mayer)")

Tenía pensado encabezar esta entrada con un título que hiciera referencia a mi regreso al tiro con arco, mi regreso como arquero al bosque, pero aunque era relevante para mí no era nada comparado con quien lo he hecho. Hoy ha sido un regreso y un reencuentro a la vez, algo muy emotivo para este viejo arquero.

Lo que parecía imposible ha sido al fin una realidad, he podido compartir una jornada de tiro con Emma y Blai, ha sido para mí como un sueño, ya que a Blai le tenía perdida la pista desde hace muchísimo tiempo, constantemente fuera del país y bastante incomunicado, apenas sabía nada de cómo le iban las cosas, si conocéis un poco la evolución de este diario podréis encontrar bastantes años atrás la aparición de un chavalín que quería iniciarse en el tiro con arco, era Blai, un niño que se ganó muy rápidamente mi corazón, con Emma es distinto porque no hemos perdido contacto y hemos compartido muchas jornadas de tiro, si a esto le añadimos otros arqueros y amigos de lujo como Jordi Lorenz, su hijo Jordi, Marina y el padre de Emma, diría que hoy ha sido como disparar mis flechas muy cerca del arco iris.

Nervioso, con toda mi parafernalia en el viejo cuatro ruedas inicio el camino de ascenso para llegar al club, hoy tenía una cita, una cita que por nada de este mundo quería perderme. Una vez allí me dirijo al bar donde encuentro a Jordi Lorenz, a su hijo Jordi y a Marina, una amplia sonrisa sella de nuevo nuestra amistad y les acompaño despachándome un buen desayuno, antes, bromeando le digo al pequeño si su bocadillo era para mí y charlo con mis buenos amigos Jordi y Marina, al poco rato veo al pequeño Jordi que se levanta y me trae la mitad de su bocadillo, lo que hace que un viejo árbol andante de 58 años cruja por dentro y casi caiga derribado, le digo que muchas gracias que en seguida Oscar me traería uno para mí, me quedo mirando a su padre a quien le comento lo hermosa que ha sido la acción por voluntad propia de su hijo, algo así en un mundo de niños consentidos y ególatras es algo que consigue emocionarme siempre, empezamos bien, hoy será sin duda un buen día.

En el campo de entrenamiento me encuentro al viejo José, también a conocidos arqueros del club y a Blai, mi corazón se acelera y le doy un ansiado abrazo, sujeto con fuerza las bridas de mis emociones, son muchos años sin verle, sin saber de él, el mundo siempre ha sido pequeño para Blai, ahora en Australia, o en África, o Estados Unidos, no hay lugar lejano para él.

Primeras flechas de calentamiento, y las puñeteras van, vaya que si van, me siento bien, me siento en casa de nuevo. Al rato un viejo cuatro ruedas aparece conducido por Emma a la que acompaña su padre José Manuel, abrazo a la joven amazona y saludo a su padre, un hombre que nadie podrá ganar en tranquilidad y buen rollo.



Sigo disparando mis flechas, deteniéndome algunas veces para observar a esos dos jóvenes arqueros que ya son adultos, preparados para plantarle cara a la vida.

Después de hacer volar unas buena cantidad de flechas formamos una patrulla con Emma, Blai, el padre de Emma, Jordi Lorenz, su hijo Jordi y Marina, y nos dirigimos al bosque donde aguardaban las dianas 3D, que sensación volver a disparar entre los árboles, entre tan buenos amigos, son días para guardar con mucho cariño, para recordar, y como no… días para repetir.

Y no terminaré sin dejar constancia del fotógrafo que nos acompañaba, el pequeño Jordi con la cámara de su padre, si, esas que si aprietas el botón te ametralla a instantáneas, creo y no exagero para nada que esta mañana nos habrá hecho unas 500 fotografías, cuando las tenga haré una selección y abriré un álbum, creo que el día y el pequeño Jordi no merecen menos.



Y ahora, roto el hielo, encararemos el Otoño, han de volar miles de flechas, al tiempo que miles de setas estarán preparadas para asomarse en el suelo tapiz de un bosque que intuyo de nuevo húmedo, seductor, embriagador, hogar de un arquero.

Hasta pronto amigos.




Agosto 2015

Septiembre 2015

Octubre 2015

Calendario (diario de Robin)