Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Martes, 1 de Septiembre de 1998

Querido diario.

Agosto ya es historia, y posiblemente el verano empezará a abandonarnos, recuperaremos unas temperaturas más soportables y algo que deseo sentir nuevamente, ese olor de humedad característica de nuestros bosques.

Hasta pronto

Robin


Miercoles, 2 de Septiembre de 1998

Querido diario.

Acabo de releer un pequeño libro de Karlfried Dürckheim sobre el rendimiento deportivo y quisiera transcribirte unos parrafos:

Hay momentos en nuestras vidas en los que nos sentimos feliz y sorprendentemente tocados y llamados desde dentro por algo muy profundo o que nos pone en contacto con lo prodigioso. Pero no le prestamos atención. Esto también ocurre a veces en medio de la realización de una prueba deportiva, cuya técnica dominamos completamente. Son momentos en los que, gracias a nuestro perfecto saber hacer, podemos olvidarnos hasta tal punto de nuestro pequeño Yo asustado ante el fracaso que, completamente sueltos y totalmente libres desde la profundidad de nuestro Ser esencial, nos abandonamos sencilla y completamente al movimiento. No pensamos ya en la meta ni en la distancia, no pensamos más en ganar o perder. Ahí no existe ya ambición ni miedo alguno. Nos encontramos sencillamente unidos por completo a nuestro movimiento. Entonces puede ocurrir que de repente seamos capaces de percibir algo que mana de un centro desconocido, una riqueza interior, una armonía y un equilibrio que no pertenece ya a este mundo.

Estos momentos están dotados del más profundo significado. ¿Quien no los conoce? Pero, sin embargo, estamos educados para tomar en serio tan sólo los resultados externos y no el sonido interior, y así la mayoría de las veces no nos sirve para nada el regalo que supone este tipo de momentos. Nadie nos ha dicho que estas vivencias constituyen precisamente luces en el camino interior, que iluminan también el verdadero sentido del ejercicio físico en el hombre, luces-señales de otra dimensión en las que tenemos la gozosa experiencia de tomar conciencia de nuestro Ser esencial.

De esta manera, pasamos sin darnos cuenta por este tipo de momentos. El verdadero educador físico, que no es solamente un maestro instructor que tan sólo proporciona una técnica y un saber hacer y que tampoco es el buen amigo que prepara un -buen rato- para sus niños, sino que es un verdadero maestro que pretende formar seres humanos a través de todo ejercicio técnico, enseñará a sus alumnos a sentir también -hacia dentro- y a prestar atención a este tipo de momentos. No sólo les enseñará el rendimiento externo, sino también a percibir y a considerar la propia vivencia interna en sus -calidades- específicas. Y entonces aprenderán a apreciar la importancia de esos momentos especialmente dichosos, de esos momentos que, en medio del hacer -hacia el exterior-, descubren lo que habita en nuestro interior y que puede surgir durante nuestro hacer cotidiano en la medida que éste sea impecable. Hemos de aprender a liberarnos del demonio de la razón que, aunque es capaz de admitir que cuando nos quemamos un dedo esto se debe a que hay algo -caliente-, no puede reconocer, sin embargo, que cuando experimentamos algo de una belleza sobrenatural o divina en nuestro interior, está en juego algo -sobrenatural-.

Querido diario, saca tus propias conclusiones, es evidente que hemos de empezar a mirar hacia dentro, hacia nuestro interior, allí reside nuestra veradera fuerza, nuestra esencia.

Robin


Jueves, 24 de Septiembre de 1998

Querido diario.

Han pasado unos cuantos días, he tenido que aparcar la pluma por motivos de trabajo, pero hoy una vez recuperada la normalidad me gustaria contarte algunas cosas.

En primer lugar querido diario una noticia, al fin me he decidido y ya está en proceso de fabricación mi futuro Longbow, como adivinarás puesto que me conoces sobradamente, mi futuro Longbow está tomando forma en la factoria Black Widow Custom Bows, despues de meditarlo profundamente, casi unos 3 minutos, formulé el pedido a mi amigo Roger Fulton, que es quien está al otro lado del charco tecleando las respuestas a mis emails.

Durante este mes de Septiembre han acontecido multitud de anecdotas entre el colectivo de arqueros de mi federación, Jordi me ha tenido informado periódicamente. Después de meditarlo (esta vez más de 3 minutos), he tomado una decisión, y no es ni más ni menos que abandonar la competición, de todas formas nunca me ha quitado el sueño el participar en estos eventos, pero quisiera alejarme de los cotilleos, envidias, grupitos y demás penosos comportamientos humanos que últimamente se repiten de una forma alarmante. Cuando quiera tirar en compañia de otros arqueros sencillamente seleccionaré con quienes.

Hablemos del enano, después de una puesta a punto de su arco de poleas, últimamente está obteniendo buenos resultados, y el próximo día 3 de Octubre participará en el Campeonato de Cataluña de recorrido de bosque 3D. El seguirá participando en competiciones, de momento el ambiente entre los chavales es muy positivo, quizas porque los adultos no han tenido tiempo o no han considerado la idea de utilizar a sus enanos para seguir las polemicas y disputas que les son propias.

Querido diario, no he dejado el arco descansar ni un solo día. Un fin de semana le propuse al enano subir al pirineo, bien, precisemos.. a Pardines, y lo pasamos como tantas otras veces, divinamente. Los otros fines de semana coincidiamos con José, unos días realizabamos el recorrido según las normas oficiales, es decir apuntando las puntuaciones tirando desde las piquetas y el número de flechas establecido. Otros días tirabamos a las dianas escogiendo nosotros las zonas de tiro y tantas flechas como ganas teniamos. O bien realizabamos alguna simulación de caza.

Una vez realizado el campeonato de Cataluña 3d, que por cierto se desarrollará en Pardines (Pirineo), quedarán instaladas 20 dianas más, por tanto a partir de pocos días, dispondremos de dos circuitos de 20 dianas cada uno. Uno para la mañana, y otro circuito para la tarde despues de una buena comida en la cabaña restaurante que dispone el lugar, no podemos pedir más.

Robin



Agosto 1998

Septiembre 1998

Octubre 1998

Calendario (diario de Robin)