Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Miercoles, 1 de Septiembre de 1999

Querido diario.

Esta es mi última semana de vacaciones, y para despedirme de ellas el próximo sábado subiré otra vez a Pardines, esta vez voy a ir solo, a reencontrarme a mi mismo y a prepararme para la vuelta al trabajo.

Tengo que tomar una decisión sobre mi participación en competición, voy a esperar a ver que cambios efectuará el comité de recorrido de bosque, según parece querían unificar el 3D con el 2D, la verdad es que no me hace pizca de gracia la idea, es más, dudo que sea algo que los arqueros hayan solicitado, al menos jamás he escuchado comentario acerca de esa pretendida unificación, por lo que empiezo a pensar hasta que punto los miembros del comité de recorrido de bosque son representantes o portavoces de los clubes, ojalá me equivoque pero no quisiera imaginarme que diez o doce arqueros decidieran el futuro del recorrido de bosque de los otros ciento y pico arqueros. Recuerdo que el año pasado hubo movida para poder disparar dos flechas por diana en los concursos de 3D, incluso se presentaron firmas al comité, quienes de entrada lo rechazaron, para posteriormente rectificar su negativa y solicitar la modificación a la federación pertinente. Todo apunta a una actitud algo absolutista. Posiblemente esté yo equivocado, no sabes querido diario cuanto me gustaría equivocarme esta vez.

De la misma forma que no veo bien esta unificación en la liga, veo mal que los campeonatos regionales sean de 2D o 3D, y el de España un año 2D y otro 3D. Pienso que para darle más relevancia a estos campeonatos deberían pretender destacar al arquero más completo, por esa razón si sería aconsejable hacer un campeonato mixto, es decir, en los regionales que se concursa en dos circuitos, hacer uno 2D y otro 3D, y por supuesto el de España que consta de cuatro exactamente lo mismo. De esa forma el campeón de España sería aquel arquero que resolviera lo mejor posible dianas con volumen o no.

También debería considerarse si la inclusión de los longbows 21st century en la categoría de arco clásico es del todo correcta, admito que juegan con ventaja ante los longbows más tradicionales, por utilizar materiales como el carbono en sus palas o el exagerado recurvamiento de las mismas, pero están teóricamente en desventaja junto a los que hacen string walking o utilizan arcos recurvados clásicos, no creo que sean equiparables, es más debería tenerse en cuenta que los poseedores de estos arcos pretendían tirar en la categoría de longbows, ¿no sería más justo juntarlos con los recurvos de caza? entonces nos encontramos con otro problema, la longitud del arco no es equiparable con los de caza, ¿no será que estamos separando en exceso? si observamos las puntuaciones obtenidas en la liga, veremos como longbows no evolucionados puntúan más que clásicos y recurvados, quizás tampoco sería descabellado unificarlos todos, o sino en lugar de separar por tipos de arcos, separar por flechas utilizadas, ya que realmente utilizar una de madera o una moderna flecha de grafito da un resultado sustancialmente diferente.

Una de las ideas que si comparto es la de componer las patrullas con distintos tipos de arcos, los que disparan con poleas necesitan mucho tiempo para efectuar un recorrido, no siendo así los que disparan con arcos tradicionales. Para evitar los típicos atascos que se producen en los recorridos, las patrullas al ser mixtas no serían ni tan lentas ni tan rápidas y en teoría conseguiríamos una velocidad de marcha más homogenea entre todas las patrullas durante el transcurso del recorrido. También posibilitaríamos el poder formar patrulla con más arqueros con lo que ampliaríamos las posibilidades de relacionarnos unos con otros.

Robin

Viernes, 3 de Septiembre de 1999

Querido diario.

Le he comprado zapatos nuevos a mi arco.

Llegó el momento de cambiar la cuerda. Aprovechando un encuentro con mi amigo Jordi, he jubilado la vieja cuerda fatigada tras año y medio de uso. La nueva cuerda es de color negro y rojo, Jordi una vez más ha tenido la amabilidad de hacerme el encoque con hilo rojo y teflon, ha quedado precioso, da la sensación de que estreno arco nuevo. He de confesar querido diario que cuando paso junto a mi arco, algo me detiene y mirándolo de reojo me entra un "virugi" especial, y no puedo resistirme a cogerlo y dar vuelo a un par de flechas en mi indoor casero. Creo que no voy a apurar tanto la cuerda, he comprobado con la nueva que da una sensación diferente disparando con ella, tanto que realmente parece que estrene arco. Durante unos días voy a estar controlando el fistmele para que no me baje, ya sabes que toda cuerda nueva cede un poco a los primeros tiros, por lo que será necesario ir dándole unas cuantas vueltas para acortarla y mantener la distancia de separación de cuerda a empuñadura en 21 cm.

Robin

Domingo, 5 de Septiembre de 1999

Querido diario.

Ayer a primera hora de la mañana escapé hacia Pardines, quería de alguna manera reencontrarme a mi mismo, solo, el arquero y su bosque.

De vez en cuando es reconfortante tensar el arco en soledad, y más en tan hermoso lugar, con un aire fresco que ensanchaba los pulmones. Disparé maravillosamente bien, aprovechando la ocasión para probar unas nuevas flechas de grafito que recibió nuestro proveedor esta misma semana. Vuelan divinamente y además no se doblan y para colmo el precio sustancialmente mejor que las de carbono, yo generalmente disparo con mis aluminios XX78 superslam 2115, pero como buen arquero me gusta experimentar los diferentes materiales que aparecen en el mercado, una cosa es el romanticismo, otra la efectividad.

Al mediodía cuando regresaba de completar el segundo recorrido, llegó mi amigo Jordi, nos dirigimos hacia el gran ciervo, una diana 3D de considerable tamaño a la que podemos disparar desde unos 50 metros.


Jordi estaba entusiasmado con el vuelo de las nuevas flechas. Ultimamente concursa en la modalidad de arco clásico, a consecuencia de la nueva normativa del comité catalán de recorrido de bosque que aparta a muchos 21th Centurys de la categoría de longbows, desde entonces cuando dispara con su century rojo, utiliza cualquier tipo de flecha, y creo que estas Gold tip le van a ir a la perfección.

Después de una copiosa comida, nos equipamos y por la tarde realizamos el recorrido azul, mi tercer recorrido del día, y solo puedo decirte querido diario, que por la noche caí en redondo en la cama, estaba agotado, pero con las baterías recargadas, listo para regresar al mundo del dinero, al estúpido mundo donde consigo el papel moneda suficiente para pagar mis flechas, y otras cosas.

Robin

Lunes, 6 de Septiembre de 1999

Querido diario.

Hoy no era mi intención llenarte con palabras, pero los hechos se presentan cuando menos los esperamos, y te pido por favor que extiendas tus páginas, en ellas quisiera transcribir una carta que mi amigo Jordi acaba de enviarme:

Querido robin:

Te escribo porque estoy desolado, destrozado por dentro, me han robado un pedacito de mi mundo, me lo han destrozado las excavadoras, estoy furioso, estoy muy triste, ya no existe aquel pedacito de mundo que yo amaba, ya no existe.

De mañana temprano, eran las siete, me fui a La Molina a visitar aquellos hermosos lugares en los que viví durante tres años, en verano. Allí estaba el campo de tiro con arco, a la derecha un árbol del que me hice amigo. Cada día, al llegar le hablaba, en él apoyaba mi arco, y a su sombra se refugiaba mi perro y yo mismo más de una vez dormí sereno y confiado apoyando mi cabeza en una de sus raíces. ¡cuantas veces me refugié debajo de él en las tormentas de lluvia que casi cada tarde caían en la molina! por suerte, a este no lo habían arrancado, estaba vigoroso y espléndido, pero estando tan solo aun lo hacia todo más dramático.

Han acortado el campo, es triste, porque antes era más grande y espléndido, al otro lado, justo enfrente de mi árbol, que me hizo compañía durante tres años, había otro, ahora ya no estaba, un poco más allá había un pequeño prado, al que atravesaba un camino que iba a la hípica, y más allá empezaba un hermoso y extenso prado con una leve pendiente, a la izquierda un hermoso bosque, en el que me encontré por vez primera con los jabalíes, todo esto ha desaparecido, en su lugar la desolación más grande y agresiva que te puedas imaginar, troncos caídos, piedras, tierra roja, he visto morir al bosque que amaban mis ojos, parecía como si hubieran tirado una bomba, la tierra, el bosque desventrado, con sus entrañas al aire, y algo dentro de mi, me ha empezado a apretar, ¡no puede ser! gritaba, y sin darme cuenta me he puesto a correr, a visitar aquello que mis ojos recordaban y que eran incapaces de volver a ver, en mi interior mis entrañas se iban volviendo de plomo y un increíble desasosiego me impedía respirar y de tanta furia, no podía llorar. Subí corriendo a ver el lugar donde enterré a mi perro, por pocos metros, las excavadoras no lo habían sacado de allí. No sabia que hacer ni a donde ir, luego me he enterado, que aun he visto poco, que aun hay más destrozos, mi amigo josep, me dice al contárselo, que estoy en la misma tesitura que los indios del amazonas, creo y siento que si. Me fui de allí, antes pasé de nuevo a ver a mi árbol, parecerá raro lo que voy a decir, pero lo he visto hacerse grande y fuerte yo lo he notado, a los otros les parece que siempre está del mismo modo, y se me ha escapado un grito y le he dicho ¡vive! vive tu por los otros, si se puede, ¡vive! y algo de calma ha venido a mi. No me he ido, he salido huyendo, era espantoso y no podía soportarlo más.

Unas horas más tarde, estaba en Llivia, allí uno que tiene un apartamento en la molina me ha explicado el proyecto causante de tamaña barbaridad, van a instalar un telecabina para subir turistas a lo alto de la montaña y si para ello es necesario reventar lo que sea, lo harán, que lo demás no importa.

Unos minutos más tarde un setter irlandés, rojo castaño, alegre y vivaracho nos ha seguido durante toda la mañana, desde las nueve, hasta las dos, no ha parado de correr por todo el circuito visitando a todos los arqueros que participaban en la competición. Ha habido un momento, en que he pensado que debía de estar muerto de sed, le he mirado a los ojos y le he dicho: ¿quieres agua? y se ha ido, al cabo de un rato ha aparecido chorreando agua por todos lados. ¿porque me preocupo por él, si es capaz de conseguir lo que le hace falta? me he dicho, mientras, el perro era la viva estampa de la felicidad y la libertad, corría por un prado recién segado, era una mancha roja, alegre y bulliciosa, que disfrutaba de todo, y al verlo yo pensaba que algo semejante a eso tal vez sería, disfrutar de la libertad. Al finalizar el concurso, me lo he encontrado tumbado a la sombra en la parte trasera de mi coche. Estaba rendido. Le he dado un masaje, de eso me ha servido ser quiromasajista, los humanos no quieren mis servicios, pero bien sabe dios, que hay por ahí, gatos, perros, pájaros y lagartijas a los que les he enseñado lo bueno que es que te den un masaje. He querido darle un masaje en las patas, pensando que no me iba a dejar y que incluso igual me daba un mordisco. No debía ser mi buen día para pensar. Se ha dejado, y me he empleado a fondo al ver que me dejaba. Se ha quedado tieso más de media hora, con los ojos cerrados. A mi no me ha importado esperar, hasta que se ha levantado. Ha aparecido en el comedor, a unos 3 Km. montaña abajo, y le he llevado comida, los restos de los platos que he pillado. Tenia por delante 170 km. en no se cual de ellos, ha nacido un pensamiento en mi cabeza: No te aflijas porque destrocen un trozo del inmenso jardín que es la Tierra, haz como el perro, disfruta de todo lo que tienes a tu alrededor, no te agarres a nada. Pero algo dentro de mi no lo quería aceptar. Pero, si lo enfrentaba a la sabia lección que me había dado el perro, entraba en una extraña sensación de calma y serenidad. Pero la guerra por dentro continua. ¿Que dirías tu de todo esto Robin?

Jordi Durall

¿Que puedo decir?, sé lo importante que era para tí aquel pedacito de tierra, santuario en el que quisiste que "Baba" tu perro y fiel compañero tomara el gran descanso. Creiste que allí permanecería seguro, tranquilo, rodeado de aquellos prados maravillosos que los dos habíais aprendido a querer.

Recuperar la calma, y mantener vivo el recuerdo de aquel maravilloso lugar, hacer que permanezca en tí, será una forma de inmortalizarlo. Baba seguirá feliz, descansando, en el fondo de tu noble corazón, de esta forma él perdurará, al igual que los arboles, los prados y la multitud de instantes que conforman el recuerdo de aquella montaña. Mantenlos vivos, en tu recuerdo, allí no penetrarán las excavadoras.

Robin

Viernes, 17 de Septiembre de 1999

Querido diario.

Este fin de semana se celebra el Campeonato de España de recorrido de bosque 2D, este año le ha tocado a Purullena (Granada) organizarlo, y adivina quien está en estos momentos frito a nervios allí, pues mi amigo Jordi que va a ponerse a prueba, este año ha sufrido una, digamos crisis de rendimiento y últimamente parece recuperarse de ella, y como era de esperar está muy ilusionado en obtener un buen resultado. Ya sabes que a Jordi no le falta ardor guerrero, es pura carne de competición, y le deseo que vuelva de estas cruzadas arqueras lo más satisfecho posible, aunque no gane.

Mañana por la mañana, mientras mi amigo se bate en una batalla despiadada en los montes Granadinos, voy a subir a mi club, allí hemos quedado con José para hacer nuestro campeonato privado y al mismo tiempo remarcar el circuito 2D con nuevas señales y despejar ramas y vegetación acumuladas durante el verano.

Robin

Domingo, 19 de Septiembre de 1999

Querido diario.

Está atardeciendo, y no cesa de llover intensamente.

Ayer sábado como estaba previsto me encontré con José en nuestro club, dimos un repaso a todo el circuito del recorrido de bosque, acondicionando un poco su trazado y remarcando con tiras plásticas azules todo su recorrido. Fue en la última diana cuando José al tensar su arco para dar vuelo a una flecha, es sorprendido por un fuerte chasquido producido en su arco. Me acerco y comprobamos como el cable de su arco de poleas se ha partido. José sufre una transformación facial notable y exclama: ¡El cable solo tenía dos semanas! rápidamente empiezo a pensar en su arco, sus reparaciones, su forma de disparar ... y de repente lo veo muy claro, le pregunto: ¿Porque disparas con un arco de poleas?, si tu tiras instintivo, a dedos y sin miras de ningún tipo, mañana sube al campo de tiro, te traeré un recurvado de 55 libras que hace 10 años que duerme en casa. La expresión de la cara cambia de nuevo y emerge una sonrisa, me dice: ¿Tienes otro arco? ¿un recurvado?, y le contesto: si, mañana dispararás con el arco que hace diez años tenías que haber estado utilizando. Recogimos el equipo y regresamos a casa.

José con el viejo arco de hierro
Nuevo arco, nueva cara

Esta mañana cuando estaba equipándome en el campo de tiro junto a mi automóvil, oigo llegar a José con su viejo auto, y desde lo lejos lo veo salir y dirigirse como un rayo hacia mi, le miro y veo unos ojos que están buscando... en un abrir y cerrar de ojos saco el recurvado de mi auto y se lo ofrezco. Creo que fueron unos veinte jope que bonito y otros quince tengo que probarlo.

No habían transcurrido 30 minutos en el campo de entrenamiento y José con su nuevo recurvado de caza estaba obteniendo unas agrupaciones excelentes, y comprendí que ese arco ya no reposaría más bajo mi techo, el arco y el arquero habían establecido una nueva alianza.

Esta tarde he estado recordando esa multitud de instantes que han conformado un fin de semana, y estoy satisfecho, un arco que difícilmente volvería a fundirse en el bosque, iniciaba una nueva andadura junto a su nuevo propietario. Han sido ya demasiadas las ocasiones en las que el viejo arco de hierro de José le ha dejado en la estacada esperando en dique seco un recambio u otro. Hoy he entregado a un amigo mío un poco de felicidad, y me siento bien querido diario, enormemente bien.

Robin

Jueves, 23 de Septiembre de 1999

Querido diario.

Mi amigo Jordi ha regresado del XI Campeonato de España de Recorrido de Bosque celebrado en Purullena (Granada), ha vuelto victorioso, ya es campeón de España en la categoría de arco clásico. Está enormemente satisfecho y me ha entregado una crónica de lo acontecido, según me ha contado prácticamente se decidió el primer puesto en la última diana.

Aquí tienes el relato de puño y letra de Jordi:

Crónica del XI Campeonato de España de Bosque

No te lo vayas a perder, descubrirás la salsa que adereza a una competición, lo mejor de un campeonato.

Robin



Agosto 1999

Septiembre 1999

Octubre 1999

Calendario (diario de Robin)