Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Querido diario.

Sin tregua...



Recuerdo otoños hermosos, otoños en los que miles de hojas caídas de los árboles cubrían mi alma. Bajo su manto, la introspección me ayudaba a conocerme un poco más y también a poner en orden tantos sucesos como hubieran ocurrido.

Ahora, cuando las primeras hojas caen, es cuando debería volver a mi interior y terminar de digerir la muerte de mi padre acontecida en Abril, pero por lo visto... este año no hay tregua, el otoño que yo tanto deseaba, se desvanece, en estos instantes tengo la sensación de vivir un duro invierno.

Hace unas pocas semanas mi madre experimentó un fuerte deterioro, depresión nos decíamos todos a coro, pero aparecieron problemas de motricidad, desafortunadamente este viernes mi madre cayó y se partió el fémur, el sábado la operaron y solventaron la rotura, pero después de una exploración neurológica con un tac para determinar la causa que motivó esa caída y otras pérdidas funcionales, supimos que un tumor cerebral era el responsable de su deterioro y la grave dependencia en la que vivía. Ayer por la mañana nos dijeron que si era maligno estábamos hablando de un par de meses de vida y que si fuera benigno igual no se podía intervenir con lo que la sentencia era más tiempo para seguir deteriorándose. Habían dos posibilidades, cierto, pero me sería difícil decir cuál de las dos es peor.

Ayer hablábamos de un intruso, pero faltaba verificar su naturaleza. Por la tarde un nuevo tac, esta vez con contraste. Esta mañana el neurólogo nos ha dado un respiro al decirnos que no le parecía maligno, que no había infiltraciones hacia el cerebro y que al parecer por alguna necrosis y por otros criterios que no vienen ahora al caso, cree que se trata de un tumor benigno que lleva creciendo desde hace al menos unos ocho años, que no invade el cerebro pero lo está comprimiendo. Nos ha dicho que con este nuevo tac le parece que sí es operable y estamos a la espera de lo que diga el neurocirujano que es quien realmente debe tomar la decisión, ahora hay que localizar las arterias que riegan esa masa opresora para que el cirujano pueda intervenir y extraer todo o gran parte de ella, si todo sale bien (que no es cosa fácil), esperamos que sin opresiones en el cerebro mi madre pueda recuperar gran parte de todo cuanto ha perdido durante estas últimas semanas. Y en este punto estamos, al menos con algo de esperanza ya que tenemos una puerta abierta a alguna parte, ayer todo estaba cerrado, ayer, el suelo se nos hundía bajo los pies.

He recuperado algo de esperanza, y con ella me siento capaz... aunque siguen acechándome mil temores, sé que la batalla es dura y compleja, pero no me importa, no me importa luchar siempre que tenga un ápice de esperanza.

Ahora está anocheciendo, puedo sentir el bramido del bosque, siento como resuena en mi corazón y como su fuerza fluye en mi interior, mañana empieza otra batalla... ¡estoy preparado! hay que ganar esta jodida guerra.

Hasta pronto amigos.

Robin

Jueves, 16 de Octubre de 2008

Querido diario.

Cuatro ruedas...


Esta mañana charlaba con un amigo sobre automóviles, al rato me preguntó por mi viejo cuatro ruedas, me decía que teniendo ya diez años debería cambiarlo, que si tal, que si cual... se quedó extrañado cuando visiblemente molesto le expliqué un poco por encima que significaba mi viejo cuatro ruedas para mí.

Mi viejo cuatro ruedas, es verde como verdes son las copas de los árboles, es mi incondicional, me ha llevado a muchos lugares y durante nuestros desplazamientos me ha protegido del frío, del calor, de la lluvia, también me ha escuchado cantar, reír, incluso llorar en alguna ocasión, y nunca, nunca durante estos diez años me ha dado problema alguno, y es que a mi viejo cuatro ruedas le quiero ya una enormidad, funciona correctamente y me siento muy a gusto en él, es como si fuera una extensión de mi mismo, ¿por qué razón debería cambiarlo? porque es relativamente... ¿viejo? ¿Porque carece de todas las "virguerías" que ahora colocan en los automóviles para intentar justificar un precio abusivo? ¿Porque ya toca? pues no, no toca, y no tocará hasta que deje de funcionar, es mi cuatro ruedas, son las suyas... mis ruedas, las que me han llevado y me seguirán llevando adonde yo quiera. Sabe tantas cosas de mí... me conoce bien, como yo a él, en mis manos se comporta dulce y juguetón, aunque... no sé en las de otros como lo haría. No concibo eliminarlo porque sea "viejo". Cada mañana me lleva al trabajo, y durante nuestro paseo diario escucho las noticias en su viejo radio-casete, si, ya lo sé, hay Cd y mp3 para los cuatro ruedas, pero yo soy de esos afortunados que no necesita tener lo último o lo que tiene el vecino.

Sigo a la espera de alguna noticia por parte del neurocirujano, mañana por la mañana mi incondicional cuatro ruedas me llevará junto a mi madre que está en un hospital de Barcelona, mañana a primera hora escucharé las noticias en su viejo radio-casete, mañana por la mañana estaré de nuevo junto a mi madre, y mi viejo incondicional descansará en un garaje una buena cantidad de horas hasta que de noche, ambos regresemos a casa, ojalá regresemos con buenas noticias.

Hasta pronto.

Robin

Sábado, 18 de Octubre de 2008

Querido diario.

Descanso.



Día de descanso, mi hermano Miquel está en el frente, mañana al mediodía le sustituiré. Debo descansar, me espera una semana intensa y decisiva, no podré contar con mi hermano durante la próxima semana por motivos de viajes de trabajo. El lunes más pruebas, una resonancia de cráneo y posiblemente una angiografía, de modo que o el lunes o el martes el neurocirujano tomará una decisión. Solo deseo que esa decisión comporte seguir hacia adelante, no soporto quedarme quieto ahogándome en la impotencia del no hacer nada.



Una fina lluvia nos cubre esta mañana, me encuentro en la terraza observando un ejército de árboles silenciosos que rodean mi casa, al fondo el mar, un mar que siempre ha estado presente en mi vida, hoy a pesar del día gris el mar está en calma. La línea del horizonte se confunde con un cielo que no oculta su intención de seguir bañando nuestras diminutas cabezas. A nivel de tierra miles de seres vivimos nuestra vida, sorteando vicisitudes, tomando decisiones, empujando a otros que quedan atorados en su propio fango, hay que avanzar, sufriendo, pero hay que avanzar, incluso cuando caen los que tienes más cerca, hay que seguir avanzando.

Y antes de finalizar, una joyita que mi padre adoraba...



Hasta pronto.

Robin

Miércoles, 22 de Octubre de 2008

Querido diario.

Desolación y derrota.



Esta mañana hemos conocido la auténtica naturaleza de la enfermedad de mi madre, la resonancia ha despejado la niebla que no nos permitía ver la cara del invasor. El enemigo se ha infiltrado, ha invadido el cerebro y ya nada puede hacerse salvo paliar un proceso terminal e irreversible, descartada la intervención, la sentencia está dictada, perderé en unos meses a mi madre.



Me invade la tristeza, esta posibilidad existía y aunque acariciaba con mucho deseo otras posibilidades en ningún momento he querido darle la espalda definitivamente. Cuando el doctor me ha dado la noticia me he mantenido sereno. Es necesario mantenerse en pie, firme, hay que abordar la situación con entereza.

Robin

Viernes, 24 de Octubre de 2008

Querido diario.

Ojos silenciosos.

Puedes accionar este video, es una canción que siempre me ha gustado, y es la que me acompaña mientras escribo estas líneas...



Iniciamos una nueva etapa, los días en el hospital de agudos finalizan, pero ya tenemos centro socio sanitario para mi madre, se trata de otro hospital con médicos las 24 horas. Mama va perdiendo funciones, pero sigue consciente de todo cuanto sucede, apenas puede hablar. No le hemos dicho lo que está sucediendo, solo que tiene un edema y van a tratarlo con medicamentos en otro hospital, pero su mirada... su profunda mirada se clava en mis ojos, siento como penetran haciéndome un centenar de preguntas, y yo que desde niño no he podido nunca mentirle no he de permitir que lea en ellos. Cuando sus ojos se clavan en mi, busco el contacto físico y noto como se relaja, es entonces cuando la potente luz de su mirada pierde fuerza... abandonándose toda ella a mis caricias.

Es duro, es muy duro mantenerse entero, ella no debe notar cambios, ni excesivo afecto ni un ápice de tristeza, ¿a quién preparan para algo así? he de mantenerme firme hasta el día que llegue la sedación. Vi caer a un viejo roble, ahora veo marchitarse una hermosa flor, cuando el desanimo y la tristeza me inundan, vuelvo la cabeza hacia atrás y observo toda una legión de personas a las que amo con todo mi corazón, ellos están muy pendientes de mí, no puedo ceder, no puedo caer, he de seguir en pie, algunos de ellos me ven ya como otro viejo roble, cuando en realidad solo soy un niño mayor que vive la desaparición de sus padres.

Sueño con bosques húmedos y verdes, con flechas de plumas blancas que vuelan entre los árboles, mi mente las acompaña sorteando sus viejos troncos, deseo tanto sentir el mullido tapiz del bosque bajo mis pies...



Que cerca que siento el bosque, sin embargo... que lejos está ahora.

Robin



Septiembre 2008

Octubre 2008

Noviembre 2008

Calendario (diario de Robin)