Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Domingo 25 de Noviembre de 2012

Querido diario.

Laia, nuestra arquera...


Josep Barcelo y Laia la arquera


(Escuchando: " Tell me now - BSO King Arthur (Moya Brennan)")

Han transcurrido 14 años desde la inauguración de la colosal estatua "Laia l'Arquera" de Mataró, Laia es a día de hoy un símbolo de identidad de la capital de la Layetania... Mataró, la antigua Iluro romana destino de los pobladores íberos de la antigua Ilturo.

Recuerdo catorce años atrás la noticia de la futura inauguración de una impresionante estatua, una arquera. Fuimos un grupo de arqueros de mi club quienes participamos en la ceremonia de inauguración, un Miqui muy niño fue uno de los que llevaban la enorme flecha de Laia que desde entonces dormita en nuestro club. Fue una ceremonia impresionante, los arqueros hicimos una demostración sobre unas dianas volumétricas, abarrotado de público, muchos niños con los ojos abiertos fascinados por unos desconocidos Robin Hood, recuerdo perfectamente a una niña a los hombros de su padre, me detuve a su lado y al verla fascinada por las flechas de mi carcaj tomé una, rompí la punta y entregué el resto de flecha a la niña.


Con motivo de la inauguración de "Laia" nuestra arquera, el equipo infantil del T.E.M. ofreció a los asistentes una exhibición de tiro con arco sobre dianas volumétricas.


Exhibición de recorrido de bosque 3D


Seguidamente se procedió a la ceremonia de inauguración de la inmensa arquera "Laia", unos escaladores retiraron una enorme flecha oculta y la entregaron a nuestro equipo infantil quienes la transportaron hasta la tribuna de autoridades que presidían el acto.


Laia totalmente rodeada de público

Momento de la entregaA los pies de Laia

Ante las autoridades


Fue a partir de ese maravilloso día cuando la ciudad iba a seguir creciendo con un nuevo icono que la identificaría, una arquera, un sueño para todos los arqueros de Mataró, un sueño para quien os lo está contando.



Esta gran escultura de hierro, que recuerda las imágenes de las pinturas rupestres, es obra de Josep Maria Rovira Brull. Está situada en la Puerta Layetana, en medio de una gran rotonda en la entrada de Mataró, viniendo de Barcelona. Se ha convertido en el nuevo icono de la ciudad. Tiene una altura de 34 metros y pesa 38 toneladas.

La primera impresión que tuvo la gente fue de cierta extrañeza por la figura de Laia, no era romana, no era ibera, la fuente de inspiración de Laia radica en pinturas rupestres en las que se representó a algunas mujeres, viendo la foto de estas pinturas uno reconoce a Laia en ella, así pues Laia es una mujer prehistórica.



Según el autor, Rovira-Brull, Laia L´Arquera recoge el espíritu de las culturas prehistóricas y representa la unión del hombre con la tierra. Tierra i naturaleza fértil, maternal y al tiempo terrible cuando se siente agredida. Es la diosa madre capaz de engendrar y generar vida y garantizar, así, la pervivencia de la tribu. Laia, diosa del cosmos y los cinco elementos; Laia tierra, agua, fuego, aire y Laia quintaesencia.

Su atributo, el arco, hace referencia a la diosa griega Artemisa, hija de Zeus y Leto y hermana gemela de Apolo. Cuenta el mito que ayudó a su madre en el parto de su hermano gemelo, Apolo. En la mitología romana se asimila a Diana, diosa de la caza y protectora de la naturaleza, y a Selene, la luna.

Orientada hacia Burriac, ¿por qué?

Por voluntad expresa del autor Laia L´Arquera mira directamente a Burriac, montaña mágica, donde se asentaba el poblado ibérico de Burriac (Ilturo). Ilturo fue la capital política y administrativa del territorio layetano, que comprendía las actuales comarcas del Maresme, Barcelonés, El Baix Llobregat, Vallés Oriental y Occidental. A mediados del s. II a.C. En el núcleo urbano de la actual Cabrera de Mar se crea una ciudad romana de nueva planta, conocida con el mismo nombre. Los altos cargos y funcionarios de la administración romana que residían en Ilturo ostentaban la autoridad y el poder de Roma sobre los íberos layetanos.

A principios del siglo I a.C. Se abandona Ilturo( Cabrera de Mar ) y se funda la ciudad romana de Iluro (Mataró). Al apuntar hacia Burriac, Laia rinde homenaje a los orígenes de la ciudad y une simbólicamente Mataró (Iluro) con Burriac (Ilturo), Cabrera de Mar. Es el nexo o la unión del presente con el pasado para proyectarse hacia el futuro.



Laia y los cinco elementos:

Los cinco elementos de la tradición son la tierra, el agua, el aire, el fuego y la quintaesencia. Representan en la filosofía y la ciencia la comprensión del cosmos y todo lo que en él existe y convive. Los cinco elementos son terrenales y corruptibles; se asocian a los cuatro estados de la materia: tierra-sólido, agua-líquido, aire-gaseoso, fuego-plasma; y también a los signos del zodíaco: tauro, virgo y capricornio son signos de tierra; son cáncer, escorpión y piscis son signos de agua; géminis, libra y acuario son signos de aire y, finalmente, aries, leo y sagitario son signos de fuego. Aristóteles añade el quinto elemento o quintaesencia, observando que los cuatro primeros elementos son terrenales y corruptibles a diferencia de los astros y cuerpos celestiales formados de una materia o sustancia celestial invariable e incorruptible.

Josep Maria Rovira-Brull, pintor, escultor, y padre de nuestra emblemática "Laia L'Arquera" nació en el barrio de Gracia (Barcelona), el 1 de Septiembre de 1926. Con una estrecha vinculación con la ciudad de Mataró, donde vivió desde el año 1961 hasta su muerte el año 2000, su dilatada trayectoria profesional abarca las distintas facetas artísticas, dibujo, pintura i escultura.

Entre sus muchas obras podemos destacar, los murales alegóricos de la historia del tinte (1957) procedentes de la antigua fábrica Tintex, que se pueden contemplar actualmente en la Biblioteca Pública Pompeu Fabra, y la escultura Laia l’arquera. También creó distintos carteles de fiestas de Mataró o el logotipo de la Caixa d’estalvis Laietana (1969).


Josep Maria Rovira Brull, padre de Laia la arquera


"Volver a los orígenes: mirar, como un niño que descubre pequeños-grandes tesoros y acoge admirado unas ramas, hojas, cuentas de colores, piedras i quién sabe si un trozo de sílex ocre-rosado, del color de la ternura. El sílex, como los dinosaurios, tarde o temprano sale a la luz"

Rovira Brull.



Gracias Josep Maria, la flecha que disparaste hace ya tantos años sigue impactando a todos los que elevan la cabeza a los pies de Laia, nuestra amada arquera.

Hasta pronto amigos.

Robin



Octubre 2012

Noviembre 2012

Diciembre 2012

Calendario (diario de Robin)