Diario de Robin

Aprendiz de Arquero
Aprendiz de Hombre

Domingo, 8 de Noviembre de 1998

Querido diario.

El pasado domingo día 1 de Noviembre tuvo lugar un gran acontecimiento en mi ciudad natal, se ignauguró una gigantesca escultura, Laia la Arquera nuevo símbolo de la ciudad. Una escultura excelente de una embergadura de 34 metros, la cual representa a una Diosa de la antiguedad, una arquera símbolo de la fertilidad.

Con motivo de la celebración se incluyó en los actos de ese día una exhibición de tiro con arco por parte de un grupo de jovenes arqueros de mi club (T.E.M). Para dar un poco de espectáculo montamos una especie de pesebre con 5 figuras volumétricas y simulamos un pequeño recorrido de bosque, el cual tuvo una gran aceptación por parte de los asistentes a la fiesta, se calcula que fueron un total de 8.000 personas.

Imaginate querido diario, a este arquero rodeado de jovenes Robin Hoods cargados de ilusión, y con una expresión en la cara de solemnidad, realmente era para ponerse nervioso, una cosa es estar rodeado de arboles, otra es ser el centro de miles de ojos curiosos. Por fortuna, cobijados por Laia la monumental arquera y protegidos por nuestros arcos vencimos el nerviosismo inicial y arrancamos aplausos a los asistentes.

Una de las escenas que desde aquí quisiera agradecer al ayuntamiento de la ciudad, es la sorpresa que tenian preparada, una vez descubierta la figura de la arquera, unos escaladores bajaron una flecha de 4 metros que permanecía oculta, siendo entregada a los componentes del joven equipo de mi club, quienes una vez más fueron el objetivo de numerosas miradas, la tomaron entre sus manos y formando una hilera, 8 diminutos arqueros transportaron la inmensa saeta hasta un soporte adecuado.

A partir de ese día todos los componentes de mi club, hemos adoptado como emblema en nuestro escudo la figura de Laia, nuestra arquera. Muchos días cuando salgo del trabajo y me dirijo en automovil de regreso a casa, elevo un poco la vista y a lo lejos por encima de los tejados de las casas puedo ver perfectamente la parte superior de un arco, ¿que más le puede pedir un arquero a un inmueble urbano?.

Hemos aprendido a quererte, Laia.

Robin

Jueves, 26 de Noviembre de 1998

Querido diario.

Hoy me han confirmado la noticia, mi longbow está cruzando el atlántico, posiblemente el próximo lunes repose en mis brazos, como un recien nacido.

Estos últimos dias he estado probando diferentes vástagos para las nuevas flechas de madera del longbow, finalmente me he decidido por las de cedro las cuales una vez emplumadas y acabadas pesan casi lo mismo que las de aluminio, comportandose de una forma bastante parecida a estas últimas, al menos con el recurvado, esperemos a ver como se comportan con el longbow.

La temporada de tiro pirenaico entra en una época dificil, el frio trae consigo grandes nevadas y ello dificultará las continuas escapadas que hasta estos días hemos venido realizando toda mi tribu hacia Pardines.

Hace unos 15 días participamos en una tirada social del club de arqueros Vall Fosca en Pardines, se trataba de un recorrido 3d de 40 dianas volumétricas, la novedad era que se tiraban dos flechas por diana. Yo querido diario quedé segundo en mi categoria y mi eterna compañera de ronquidos segunda en la suya, y así todos contentos. Disfrutamos del recorrido y porque no decirlo, tuvimos un día muy acertado.

Por cierto, el premio había que darselo a un pavo que parecía que se movía, pienso comprar uno para practicar un indoor casero con él.

Robin



Octubre 1998

Noviembre 1998

Diciembre 1998

Calendario (diario de Robin)