CRONICA PERSONAL DE MI PRIMER CAMPEONATO DE ESPAÑA

Robert Calderon

Primer día


Llego, veo... y por poco me marcho. No os podéis imaginar lo que es ver como casi 200 arqueros juntos... y todos con ganas de tirar flechas como locos. Pero bueno, empecemos por el principio.

Lo primero y debo felicitar a la organización, es el haber habilitado la zona de parking del restaurante tal y como lo han hecho, tenía yo mis dudas acerca de cómo podrían caber todos los coches en el aparcamiento habitual, ya que hubiera sido un caos.

El día se presentaba bueno, aunque tratándose de Can Pique, podríamos decir que había demasiado sol. Ya desde el parking, noté que se respiraba un muy buen ambiente, pude saludar a Oriol de Cerra y a un viejo conocido por todos a Jordi Durall que una vez más daba la sensación de conejo blanco de Alicia en el país de la maravillas, (llego tarde... llego tarde).

Paso por recepción donde me entregan mi dorsal y una bolsa con recuerdos del campeonato, debo decir que todo esta muy acertado, una gorra muy bonita, la camiseta del campeonato, el póster, un bolígrafo para apuntar la cantidad indecente de puntos que iba hacer (jua jua jua jua),un parasol para el coche, un llavero y algunas cosas más que mi pitufo ya ha requisado, quedándome con las ganas de saber que eran.

Montamos el arco, y ¡hala! para arriba... y entonces es cuando tengo la agradable sorpresa de encontrarme con nuestro compañero de tribu Antony, por cosas del destino que ahora no vienen al caso finalmente ha podido participar, así que después de ponernos al día en asuntos personales subimos a la explanada de calentamiento, ya que la habitual durante el resto del año la han cerrado.

Y entonces si... entonces es cuando veo lo que de verdad es un campeonato de España, como dice la canción de Sabina: Estaban todos menos tu!.

La explanada donde habitualmente tiran al plato con carabina, nos servía de zona de calentamiento, y debo decir que lo habían montado bastante bien, solo que... bueno, quizás éramos demasiados tirando al mismo tiempo.

Tengo unas ganas locas de empezar a soltar flechas, sin embargo resuenan en mi cabeza los consejos de nuestro querido Chaman de la tribu: "No te machaques en el campo de entrenamiento, tira solo media docena de flechas para calentar, y no lo hagas a saco, haz lo que te he dicho, aguanta el arco, viendo el tiro antes de soltar la flecha, cogiendo aire antes de tensar la cuerda y soltarlo cuando la flecha salga". Palabras muy sabias que en ese momento me han ayudado de verdad. Finalmente solo he tirado unas 10 flechas para calentar y tomar confianza, sé que parecerá una tontería, pero no he necesitado ninguna más, claro que mis flechas no han ido todas a la zona del pleno..., pero tampoco pretendía eso, tan solo el ver si mi arco respondía como siempre, y realmente así ha sido.

De pronto... se oye un altavoz donde nos indican que el campeonato de España queda inaugurado. Nos indican las zonas de inicio del recorrido y que Dios reparta suerte. Y allí me dirijo, sé que soy la patrulla 14 y que empiezo el recorrido azul, así que seremos los primeros, ¡pero!... de mi patrulla solo somos 3, faltan 2 arqueros que todavía no han llegado, la patrulla 15 nos adelanta (empezamos ¡bien!, pensé).

De pronto, cuando ya nos tocaba a nosotros, llega un arquero sudando y corriendo desesperadamente - hola, hola, perdonad, pero nos hemos perdido por Mataró -, era Mikel, un arquero que haría que pasásemos una tarde muy agradable.

Y luego otro... - perdón pero ¿la patrulla 14 ya ha empezado? -. Era Juan que también llegaba tarde, en fin, finalmente ya estabamos todos los de la patrulla juntos y listos:

Mikel, Javier, Ramón, Juan y Robert.

No os comentaré lo que es empezar un recorrido con mas de 60 arqueros mirando como tiras, eso es presión y no lo de la gaseosa. Evidentemente en mi primera diana hago una bicicleta, doble cero (evidentemente...). Pasada la primera diana todos nos miramos nerviosos, nadie conoce a nadie y la primera diana nos es que haya sido para tirar cohetes, pero decimos: ¡que! ¿empezamos de nuevo?

Me gustaría poder explicaros diana a diana todo el recorrido, sin embargo ni soy capaz, ni creo que vosotros seáis capaces de aguantar dicho tocho. Mis primeras dianas han sido un auténtico fracaso, sin embargo y por increíble que parezca no estaba nervioso, yo no tenía que demostrar nada, no había ido a competir, solo a pasármelo bien, y de momento, mi patrulla y el recorrido estaban cumpliendo con creces mis expectativas.

Tiro a un oso que según mis compañeros de patrulla estaba: A casa Cristo, y... la primera fuera y la segunda en la pata. En la tercera un pavo delgaducho, pierdo una flecha (malditos organizadores por no poner un Stramit detrás). Sin embargo sé que ya vendrá mi tiro, no tengo que ponerme nervioso, supongo que cuando me centre un poco mis flechas irán a donde deben... y así ha sido a partir de la quinta o sexta diana (lo siento, no lo recuerdo muy bien), he hecho un pleno, ¡vaya! pensé, que casualidad..., luego mis flechas lentamente han ido clavándose en las dianas, otras las fallaba por mal cálculo de la distancia, sin embargo puedo decir que ninguna ha sido fallada por precipitación en el tiro.

Todos estábamos haciendo un recorrido más que discreto (más bien mediocre, la verdad), en la diana 10 llevaba 60 puntos, sin embargo algo me ha pasado a partir de la 13, no lo sé, solo sé que mis flechas han empezado a clavarse como por arte de magia en las zonas de puntuación. En la diana 17 quería que se acabase ¡ya!, porque ese nivel que estaba teniendo, no me podía durar mucho más... no se si alguna vez os habrá pasado, esa sensación de que como lo estás haciendo de coña quieres acabar ya por miedo a empezar a hacerlo mal.

Deciros que de mi patrulla el mejor ha sido Javier con 190 puntos. Sin embargo este arquero es capaz de acabar con la paciencia de un santo, y no es que sea mal chaval, pero, entre la presión que se auto imponía, los tacos, las exclamaciones, y su maldito teléfono móvil (por cierto, espero que lo de la Roberta, te haya salido bien y que nos debes una ronda por la paciencia que hemos tenido... ;o) han sacado de quicio a algún compañero de patrulla.

Ramón daba la sensación de o bien estar algo nervioso o de tirar con un arco por encima de sus posibilidades, sin embargo me gustaría poder volver a hacer una patrulla con él otro día y más relajados, estoy seguro que su tiro será muchísimo mejor.

Juan es un valenciano, serio, discreto, me han gustado sus tiros, tiraba con un arco de 35 libras y en algunas distancias esa "falta" de potencia se ha acusado, sin embargo a hecho algunos tiros muy meritorios.

Mikel, Mikel era la ilusión de la patrulla, lo veías con ese brillo que tienen los arqueros noveles por tirar, esa impaciencia, y sin embargo, cuando llegaba a la piqueta se concentraba como un auténtico veterano, ha hecho tiros sensacionales, pero no sé si ha ido al campeonato con ganas de demostrar o de demostrarse algo a sí mismo, y eso ha hecho que a las ¾ partes del recorrido se viniera abajo, una auténtica lástima, por que de haber ido con la intención de pasárselo bien de verdad, creo que habría hecho como 50 puntos más. Al final ha acabado con 146 puntos, en un recorrido que no conocía lo veo muy bien.

En cuanto a mi, la verdad es que no puedo quejarme, lo he pasado muy bien, he disfrutado de un recorrido muy bonito y me he ido a casa con 162 puntos, que podrían haber sido 8 más sino fuera por que a los de la organización se les ha ocurrido terminar el recorrido azul con un... cocodrilo y ya sabéis que a mi los cocodrilos se me atragantan a lo ancho.

Luego reencuentro con todos los arqueros en el Bar y comentar la jugada, a unos les ha ido bien, a otros no tanto, unos se quejaban por auténticas tonterías y otros pensábamos que ojalá sea ya mañana para volver a disfrutar de este deporte que realmente nos llena tanto.

Bosque, espérame... mañana otra vez.

Robert



Primer día

Segundo día

Tercer día

Regresar al Diario