CRONICA PERSONAL DE MI PRIMER CAMPEONATO DE ESPAÑA

Robert Calderón

Segundo día


Dice un famoso dicho: "Ten cuidado con lo que deseas, no sea que acabes consiguiéndolo" y justamente esto es lo que me ha pasado durante el segundo día del campeonato.

Estoooo... no me refiero a poder hacer una media de 240 puntos por recorrido, no, no es eso. Veréis, siempre había dicho que me haría muchísima ilusión poder hacer un recorrido de bosque lloviendo, que tenía que ser algo inmenso, allí en el bosque sintiendo la lluvia en la cara, me lo imaginaba como una comunión entre el bosque, la montaña y yo.

Y hoy, día 17 ha sido ese día, pero... es que lo que nos ha caído encima de lluvia, es lo que no ha llovido en todo el año que lo llevábamos pidiendo, y la experiencia que al principio era realmente mágica, a terminado siendo una pesadilla para todos los arqueros y para su equipamiento.

Pero bueno, como siempre, lo mejor es empezar desde el principio. Les reconozco una puntualidad inglesa a todos los arqueros y en especial a la organización del campeonato, ha sido increíble ver como a las 8:20 horas y con un tiempo de mil demonios, allí estaba JuanMa, recibiendo a la gente y animándolos para el día que se aproximaba, chico, que pocos van a reconocerte el gran trabajo que haces y lo mucho que os lo habéis currado, sirva el presente para tirar una flecha al aire en tu nombre y reconocimiento como gran persona y arquero que eres.

Dejo el coche y cuando me dispongo a salir oigo el comentario de un arquero que mirando el cielo y la zona de aparcamiento me comenta: "Buuuf, creo que hoy solo van a poder salir de aquí los 4x4", miro el cielo y pienso, venga hombre que tampoco va a ser para tanto... menos mal que nunca me he dedicado a la meteorología.

Subo y primera sorpresa del día, todos los arqueros ya están distribuidos en las patrullas por la puntuación del día anterior y ya se están formando frente a los inicios de los recorridos, ¡ale! ya me he quedado sin calentar... si mi Chamán se entera de que he hecho tarde, creo que me dice de todo, bueno las primeras dianas me servirán de calentamiento.

Mi patrulla será la número 20 y... segunda sorpresa del día me han hecho Jefe de patrulla, que Dios coja confesados a mis pobres compañeros, les digo que no tengo ni idea y que voy a necesitar su ayuda, al principio no se lo creen... luego, durante el recorrido han acabado convirtiéndose en auténticos creyentes.

Hilario González, Francisco (conocido como el Bombero) y Jesús Aparicio (conocido por todos nosotros en el TEM)

No puedo transmitir en estas líneas lo bien que me lo han hecho pasar estos 3 pedazos de arqueros y a diferencia del ambiente de ayer ellos si estaban allí para pasárselo bien, toda vez que querían hacer una buena puntuación el ambiente de la patrulla era magnífico.

Deciros que Francisco podría muy bien estar compitiendo por los primeros puestos del campeonato, pero por culpa de una serie de situaciones personales/familiares han hecho que esta vez tenga la cabeza metida en otros objetivos, pero seguro que si todo va bien volverá a estar arriba del todo. En el primer circuito ha hecho 188 puntos.

Hilario no ha tenido un día fino, sin embargo me atrevo a decir que también ha disfrutado con el resto de la patrulla. Y cuando la metía (con perdón) lo hacía a conciencia, creo que hay un muy buen arquero dentro de él, solo que hoy no era su día.

Javier tira bien, muy bien y creo, solo creo, que un exceso de necesidad de puntuar ha sido lo que ha hecho que el segundo recorrido no le fuera tan bien como el primero, bueno, eso y el hecho de tener que tirar sin gafas, lloviendo, con niebla y las flechas mojadas. También ha hecho un buen primer circuito (aunque seguro que él no opina lo mismo) se ha metido en su carcaj 178 puntos.

En cuanto a mi, la verdad es que en el primer circuito me lo he pasado como en una nube (lógico si tenemos en cuenta que llovía), los colores de la montaña, el aroma de la tierra mojada, las gotas de lluvia sobre mi impermeable, el páramo con la niebla persiguiendo nuestros tiros, de verdad que me he llegado a sentir como un druida. He superado (increíble ¿verdad?) mi puntuación del día anterior y he conseguido 174 puntos.

Sin embargo no todo ha sido felicidad absoluta, no, no...veréis, todos los arqueros que ya hayáis tirado con un poco de lluvia sabréis que el material poco o mucho se acaba resintiendo y los que hayáis tirado con mucha lluvia, espero que hayáis sido lo suficientemente cautos e inteligentes para haberos ido del bosque y metido en un lugar seco y calentito.

Con tanta lluvia mi entorchado se ha partido, la alfombrilla de la ventana del reposaflechas se ha desenganchado y las plumas de mis flechas, que no había protegido en absoluto, se habían pegado completamente al tubo, sin embargo como decía Ken Beck si un arco es bueno y esta bien regulado el tirar una flecha sin plumas no es sinónimo de derivas o fallos, bueno, pues después del día de hoy tengo claro que yo no soy Ken Beck. Yo fallo, derivo y pierdo flechas, en fin en mi línea.

Hemos acabado el primer recorrido relativamente rápidos, y mi patrulla me ha propuesto iniciar el segundo, estaba un poco cansado y con ganas de arreglar mi arco, he tenido la ayuda de Toni Roca, presidente del club, que me ha dejado parte de su material para arreglar el arco. Y rápidamente nos hemos puesto en camino, hacia el recorrido amarillo.

Tan rápidamente hemos ido que nos hemos plantado en la diana numero 2. ¡Ostras! Y ¿donde esta la primera diana? ¡Ale!, media vuelta y a preguntar que es de sabios, ahora si, primera diana y empezamos con un jabalí.

El recorrido amarillo del día de hoy pasará a los anales de la historia de los campeonatos de España, y es que creo que todos los arqueros que lo hemos hecho tendremos pesadillas durante algún tiempo, la verdad es que este segundo recorrido no lo he disfrutado, y no es por que fuera difícil o complicado, no, es por tener la sensación de estar haciendo algo por obligación, por que tocaba, como impuesto, no hemos disfrutado como en el primero. La lluvia, tan necesaria durante tanto tiempo ha caído en un mal momento, y es que ya se sabe: nunca llueve al gusto de todos... por muy necesaria que esta sea.

La ropa estaba empapada, las botas tenían tanta agua dentro que los dedos de los pies me pedían botellas de oxigeno, cuando iba a tirar notaba como regueros de agua fría me corrían por la espalda, mi impermeable ya no daba para más. El arco resbalaba de las manos y los ojos nos escocían de tanta agua que nos caía encima.

Creo que todos teníamos ganas de llegar al final, y para rematarlo ¿a que no sabéis cual era el animal de la ultima diana?, premio!!!!!! otro cocodrilo. De todas formas, tengo que reconocer que este recorrido era precioso, muy bien pensado teniendo en cuenta la completa carencia de árboles que había. Los cuatro últimos tiros (bueno tres... si no contamos el maldito cocodrilo) han sido de película, un leopardo, un muflón a unos 30 metros que teníamos que tirar desde el borde de un pequeño precipicio y luego el tiro desde una piedra enorme a una cabra blanca situada en el límite del límite de la normativa de las distancias, de verdad un final precioso para un recorrido que en condiciones normales era para disfrutar como enanos.

Ya terminado el circuito mencionar que solo Francisco ha sabido estar a la altura de las circunstancias entregando una cartulina con 190 puntos, el resto hemos sido bastante más discretos, Hilario ha pasado de los 100 puntos, Javier 147 (creo recordar, tampoco me fío mucho de mi memoria, en ese momento la tenía pasada por agua) y yo he hecho unos discretos 159 puntos.

Me he dirigido hacia el aparcamiento, pues novato como soy no había llevado ropa de recambio y he pensado que si me quedaba tal y como estaba, ni mañana podría acabar el campeonato y que tenía todos los números para pillar un resfriado. Una vez allí, he visto como 2 coches 4x4 se habían hundido en el barro y he pensado en el arquero de esta mañana cuando me decía que al final solo podrían salir los 4x4, pues bien mi buen amigo arquero desconocido, que sepas que al final ni los 4x4.

Ahora que estoy tranquilamente sentado delante del teclado y repasando el día de hoy, ya me lo miro desde otra perspectiva, lamento realmente no haber podido disfrutar de un recorrido que de verdad era muy bueno, pero... que demonios!!!!!!!, ahora seco y calentito pienso que ha sido un gran día.

Gracias naturaleza por enseñarme estas curas de humildad tan sutilmente y recordarme que estamos siempre a tu merced y nunca al revés... por más que nos lo creamos nosotros.

Mañana... más.

Robert



Primer día

Segundo día

Tercer día

Regresar al Diario